jueves, 20 junio, 2024
InicioSociedadEl cuerpo de Constancio Vigil será sometido a una autopsia en Miami...

El cuerpo de Constancio Vigil será sometido a una autopsia en Miami y esperan repatriarlo el miércoles

Los restos de Constancio Vigil serían repatriados este miércoles. El empresario murió a los 86 años mientras viajaba en avión desde Montevideo a Miami para ver el próximo partido del Inter de Miami y encontrarse con Lionel Messi. Su cuerpo fue trasladado al Jackson Memorial Hospital de Miami, donde le realizarán una autopsia. 

Según pudo saber Clarín, la esposa del editor y empresario de medios, Liliana Pata, y Víctor González, colaborador y socio en diferentes negocios, viajarán a los Estados Unidos para organizar la repatriación de sus restos. También volarán sus cuatro hijos mayores: Constancio, Pilar, María y Pablo.

La muerte de Vigil había sido confirmada por su hijo Consti en su cuenta de Instagram: “Hasta que nos volvamos a ver”, escribió.

El empresario había abordado el avión de American Airlines a las 21 del viernes. Al llegar a destino, a las 5.07 del sábado, el personal de la aerolínea constató que Vigil había fallecido durante el trayecto aéreo. Si bien se había despertado poco antes de llegar al aeropuerto de Miami, volvió a cerrar los ojos después del desayuno y, cuando quisieron despertarlo para descender, no reaccionó. 

De inmediato se dio intervención al cuerpo médico del aeropuerto y el empresario fue trasladado al hospital Jackson Memorial de Miami, donde se constató su fallecimiento. Según trascendió, el empresario iba con su chofer, Vladimir.

Tenía agendada una reunión con Jorge Messi, padre y representante del astro del fútbol.

¿Quién fue Constancio Vigil?

Constancio C. Vigil nació el 22 de diciembre de 1936. Llevaba el mismo nombre que su abuelo, el creador en 1918 de Editorial Atlántida y prolífico escritor de libros infantiles. Fue propietario de Editorial Atlántida, Telefé y Radio Continental.

Vigil era un hombre muy activo a sus 86 años. Semanas atrás había jugado un torneo de golf, contó su hijo Constancio. Hace 20 años fue intervenido quirúrgicamente con un bypass y en 2022 tuvo un problema de arritmia.

Expansivo, siempre tostado, muy trabajador, playboy, deportista, espontáneo y con un gran sentido del humor. Adoraba el fútbol y el golf. Hizo deportes y gimnasia hasta el final de sus días, con un personal trainer en Uruguay. Desde 2020, vivía entre Punta del Este y Miami, donde tenía un departamento.

Entre los motivos por los cuales se instaló en el país vecino, citaba la inseguridad y la presión impositiva. Además, se declaraba “defensor brutal del campo, porque en la Argentina es lo único que realmente funciona bien, no hay nadie que nos gane”.

Pese a su visión negativa del panorama nacional, su hijo asegura que tenía deseos de volver a la Argentina, cuando terminase “el desorden político”, porque extrañaba. En su casa en el country Buenos Aires, tenía varias casas más chicas para cada uno de sus hijos.

Constancio, como todos lo llamaban, tuvo seis hijos de dos matrimonios y diez nietos. Constancia, Pilar, Mary y Pablo nacieron de su casamiento con Ana. Con Liliana Pata, su segunda esposa, había sido padre por subrogación. Así nacieron Emma Celeste, de 2 años, y Carlos, de 7 meses.

Le encantaba veranear en Saint Tropez. Alquilaba un barco y a la noche iba a bailar a la boite La Cave du Roi en el hotel Byblos, como si tuviera 20 años. También le gustaba vivir en el hotel La Mesardiére e​n la Costa Azul.

En París, se alojaba en el lujoso hotel George V y disfrutaba alquilando espectaculares autos deportivos: desde Ferrari a Maserati y Mercedes. A diferencia del muy conservador Aníbal, a Constancio le gustaba mostrar el lujo, el dinero y la diversión, pero como una picardía de niño. Festejaba sus travesuras con una gran carcajada.

Empresario emblemático de los 90

Era nieto del fundador de Editorial Atlántida, e integró esa empresa familiar dedicada a la publicación de libros y revistas. Fue director ejecutivo de varias publicaciones, entre ellas El Gráfico, y dueño de Telefé y Radio Continental.

En la década del ’70 adquirió el Canal 13, donde fue director ejecutivo de programación, técnica y operaciones. Pero el peronismo expropió el canal en 1974 y él regresó a la editorial Atlántida.

En el año 1971, fue nombrado director ejecutivo Canal 13 de Televisión; en junio de 1994 fue nombrado por su amigo Joao Havelange “miembro del Media Committee de la FIFA”.

Aunque en los ’90 su amistad con el presidente Carlos Menem lo transformó en un personaje muy conocido, Constancio fue un empresario exitoso que participó activamente en la Editorial Atlántica, la empresa familiar, y estaba a cargo de El Gráfico, la revista deportiva en sus días mas gloriosos. También se ocupaba de La Chacra y Billiken.

Compartía junto a su primo Aníbal un ala en el tercer piso de la Editorial Atlántida, en la calle Azopardo, donde dirigían su emporio editorial fundado por su abuelo, que llevaba su mismo nombre.

En su escritorio citaba a los editores cada día y seguía los temas con entusiasmo y dedicación. Enviaba al exterior a los periodistas a formarse en las redacciones del mundo entero. No había un solo acontecimiento global donde los periodistas de Editorial Atlántida no estuvieran de testigos, muchas veces con él de acompañante.

MG

Más Noticias