domingo, 23 junio, 2024
InicioSociedadTres adolescentes fueron detenidos tras arrojar una bomba molotov a un colectivo...

Tres adolescentes fueron detenidos tras arrojar una bomba molotov a un colectivo en Rosario: llevaban amenazas al ministro de Seguridad

Tres adolescentes, dos de ellos de 13 y 15 años, fueron detenidos este sábado en Rosario después de que le arrojaran una bomba molotov a un colectivo. Los jóvenes, que dijeron vivir en un hogar de niños de la ciudad, tenían en su poder notas con amenazas al ministro de Seguridad de Santa Fe, Pablo Cococcioni. La Justicia investiga si fueron contratados por una banda narco.

Los dos adolescentes de 13 y 15 años quedaron a disposición del Juzgado de Menores, mientras que el otro, de 18, será sometido a audiencia imputativa en el Ministerio Público de la Acusación (MPA).

El hecho ocurrió cerca de las 2 de la madrugada de este sábado en bulevar Rondeau al 300, en la zona norte de Rosario. De acuerdo a la información policial, los adolescentes le hicieron señas al chofer de un colectivo de la línea 143 y el conductor detuvo la marcha. En ese momento le arrojaron al micro una botella de vidrio con combustible, en un armado tipo molotov. Por fortuna, el ataque no dejó heridos.

Más tarde, personal del Comando Radioeléctrico se cruzó con tres jóvenes en la avenida de la Travesía y Génova, a pocas cuadras del lugar del ataque al colectivo, quienes al ver el patrullero se fugaron. Minutos después fueron capturados por personal policial en Reconquista y República Dominicana.

«Se les secuestraron notas intimidatorias, una botella de plástico con dos litros de nafta y dos botellas de vidrio», informó la fuerza de seguridad en un comunicado. Los tres fueron trasladados hasta la seccional 10ma.

Los adolescentes dijeron que viven en un centro para menores de edad y agregaron que fueron contactados por personas que le propusieron concretar el ataque al colectivo y dejar las notas intimidatorias, indicaron fuentes de la investigación. En su poder tenían dos notas con amenazas.

Una de ellas decía: «Cococio (sic, por el apellido del ministro de Seguridad santafesino) dejá de verduguear las visitas a los alto perfil«, en relación a los presos así clasificados por el Servicio Penitenciario.

La Fiscalía en turno investiga los detalles del episodio, que tiene antecedentes recientes.

Amenazas, intimidación y balaceras en Rosario

La Policía detuvo hace 10 días a dos personas en moto, una de ellas armada, que también llevaban una nota con amenazas. En ese caso, dirigidas al gobernador de Santa Fe, Maximiliano Pullaro.

Por ese hecho fue imputado con prisión preventiva uno de los ocupantes de la moto, que es mayor de edad.

Antes, en los primeros días de la nueva gestión, se registraron tres balaceras a una escuela, un hospital de Rosario y el cajero automático de una sucursal local del banco Macro.

En dos de esos episodios los atacantes dejaron también notas intimidatorias hacia el gobernador. Estaban firmadas en nombre de presos de la Unidad Penitenciaria 11, ubicada en la localidad de Piñero, cerca de Rosario.

Video

Según se explicó oficialmente, “se trata de acciones que se suman a los operativos realizados el martes en la cárcel de Piñero”, que derivaron en la intimidación hacia Pullaro.

Tanto el Gobierno provincial como el fiscal Franco Carbone, que investiga esos hechos, coincidieron en adjudicar la motivación de las balaceras a una «reacción» de los presos de los pabellones de alto perfil por el endurecimiento de las condiciones de detención.

Esas medidas oficiales incluyeron el traslado de 86 detenidos que estaban alojados en distintas comisarías de Rosario hacia dependencias del Servicio Penitenciario.

En las horas previas, en plena madrugada, las autoridades habían iniciado movimientos en la Unidad Penitenciaria N° 11 de Piñero para llevar a cabo la «restitución de los pabellones de alto perfil para jefes narcos y sicarios en las unidades penitenciarias provinciales», según la información oficial del Gobierno de Santa Fe.

Con información de Télam

AGE

Más Noticias