miércoles, 17 julio, 2024
InicioSociedadEn alerta por un posible Último Primer Día después de las vacaciones...

En alerta por un posible Último Primer Día después de las vacaciones de invierno en Neuquén

La celebración del Último Primer Día, conocido entre los jóvenes como UPD, se hizo común entre los estudiantes del último año de las escuelas secundarias y consiste en reunirse la noche anterior al primer día del ciclo lectivo, para festejar el regreso a clases en el último año de cursado. Ahora, según expresaron desde una Organización No Gubernamental (ONG) de la ciudad, temen que se realice al regreso del receso de invierno.

Varios docentes e integrantes de diferentes comunidades educativas de Neuquén temen por la posibilidad que en el primer día, luego de las vacaciones invernales, los alumnos del último año de las escuelas secundarias regresen a clases cumpliendo los rituales que se desprenden del UPD, una celebración que incluye el ingreso a los establecimientos con música, batucadas, banderas, disfraces, etc.

La celebración del UPD suele incluir la ingesta de alcohol entre los jóvenes. Fuente: (Mejor Informado)

La alarma entre los docentes se generó luego de que Sandra Torres, integrante de la ONG Bien Argentino, afirmó que en distintas visitas que realizaron a distintas escuelas advirtieron que los alumnos “ya están organizando el UPD para el regreso de las vacaciones de invierno”. El temor está fundado en que la celebración entre los alumnos, en algunos casos, incluye situaciones de ingesta de alcohol u otras sustancias.

La integrantes de la ONG Bien Argentino remarcó que es necesario reflexionar “y elaborar estrategias en relación con el rol de la escuela en estas celebraciones”, ya que entiende que en muchos casos, “se viven situaciones que interpelan y generan preocupación en la comunidad educativa”. Además, señaló que esas situaciones pueden generar temor, perplejidad e impotencia en la comunidad.

Los jóvenes del último año de las escuelas secundarias festejan el UPD. Fuente: (Neuquén Post)

En muchos casos, las conductas que se desprenden de estas nuevas modalidades de expresión por parte de los estudiantes generan tensión en los dispositivos que utilizan las escuelas para desarrollar sus tareas cotidianas. Por eso, Torres consideró que se requiere “generar nuevas respuestas de las instituciones”.

Más Noticias