martes, 18 junio, 2024
InicioPolíticaLa reforma electoral que impulsa el Gobierno: Es anti casta o a...

La reforma electoral que impulsa el Gobierno: Es anti casta o a favor de la casta?

Por Federico Vázquez

En el proyecto de Ley Ómnibus que comenzó a tratar la Cámara de Diputados, el gobierno de Javier Milei incluyó el cambio del sistema proporcional de elección de los diputados nacionales para reemplazarlo por uno de circunscripciones uninominales. Ese sistema, que elimina las lístas sábana para dividir las provincias en circunscripciones en las que se elegirá un diputado, es muy cuestionado por gran parte de los analistas políticos, en gran medida porque favorece las reelecciones y hace más difícil la llegada de nuevos legisladores al Congreso.

El sistema de circunscripciones uninominales, entonces, pondría en contradicción al Presidente de la Nación con su discurso anti “casta”. Según el politólogo y profesor universitario Miguel de Luca, si se implementan las circunscripciones uninominales “se estaría formando una casta en serio, donde habría legisladores que permanezcan 20, 30 o hasta 40 años en el cargo». «Si combinamos este proyecto con otros, como el del financiamiento privado de los partidos, pasaríamos de tener una tasa muy baja de continuismo a tener niveles mucho más elevados de reelección”, asegura De Luca.

El politólogo asegura que en Argentina, con el actual sistema de representación proporcional, la tasa de reelección de diputados nacionales no supera el 20 %. Mientras que en países donde funciona el sistema de circunscripciones uninominales, muchos de ellos de tradición anglosajona, la tasa de reelección de los legisladores es mucho más alta. Esa tendencia puede observarse claramente en tres países: Canadá, con un promedio de reelección del 66%; Reino Unido con promedio del 78%; y Estados Unidos, donde la tasa de reelección en la Cámara de Representantes supera el 90%.

Bajo el actual modelo D’Hondt, que se utiliza en Argentina para elegir a los diputados nacionales, cada partido presenta una lista cerrada de candidatos por distrito electoral y las bancas se distribuyen proporcionalmente en función de la cantidad de votos por partido. Con este sistema la gente no vota por candidato a diputado, si no a la lista que presenta cada partido, que varía su composición en cada elección. Eso garantiza, segú los especialistas, que haya recambio de diputados y una pluralidad de partidos en la cámara baja.

En cambio, con el sistema que propone el gobierno nacional, no habría listas por partido sino candidatos individuales por cada jurisdicción. Como la Constitución Nacional permite la reelección indefinida de los diputados, podría ocurrir que un mismo candidato resulte ganador repetidas veces en su jurisdicción, ocupando la misma banca en la cámara baja.

Entonces, si los datos indican que en Argentina, con el actual sistema de representación proporcional, hay un porcentaje muy bajo de diputados que se perpetúan en sus cargos: ¿Por qué el gobierno nacional quiere implementar un sistema de circunscripciones uninominales que, como lo indican los datos, promueve la reproducción de lo que Milei llama “casta”?

De Luca afirma que, en principio hay un error de diagnóstico por parte del gobierno: “No se condice la realidad con el diagnóstico en el discurso del gobierno de que aquí en Argentina hay una casta. Por lo menos a nivel legislativo eso no sucede. Entonces, si queremos poner un remedio o un cambio partamos de un diagnóstico preciso y aquí lo que está fallando, en principio, es el diagnóstico”.

¿Qué puede ser entonces lo que motivó gobierno nacional a enviar al Congreso el proyecto de circunscripciones uninominales?

Para Ignacio Labaqui, analista político y profesor en la Universidad Católica Argentina (UCA), los motivos pueden ser diversos. “Para intentar debilitar la actual estructura partidaria, por una cuestión de convicción, o porque para el gobierno es una parte sacrificable del paquete de proyectos de ley, es decir, lo incluyeron para tener algo en que ceder en las negociaciones con los opositores”, postula.

Otro motivo, según le dijo a Clarín el politólogo y Director de la consultora Synopsis, Lucas Romero, puede ser que “el gobierno envió el proyecto sólo para decir que están en contra de las listas sábana, porque argumentan que en las listas sábana, cuando son distritos muy grandes, la gente termina eligiendo a legisladores que ni conoce. En definitiva, a eso lo incluyeron en el proyecto sólo para manifestar una voluntad de cambio y después poder decir que se opusieron a las listas sábana”.

Por su parte, De Luca considera que detrás de este proyecto puede haber una cuestión de populismo institucional que existe en el gobierno: “Este proyecto, desde el punto de vista del sentido común, cae mejor, concita apoyos. Porque la idea que presentan a la gente es la de que con ese sistema la gente va a poder votar a un candidato que lo conoce bien, lo van a poder controlar…”

¿Es conveniente cambiar el sistema de representación proporcional por el que propone el gobierno nacional?

Para Labaqui, “no sería preferible al actual, las minorías quedarían sub representadas y el tema con las listas sábana es un problema para tres o cuatro provincias grandes. Pero no es una cuestión que justifique cambiar el actual sistema.”

En el mismo sentido, Romero considera que “un modelo de elección por circunscripciones uninominales provocaría un sesgo localista en los diputados, y esa no es la idea de la función de un diputado, para eso están los senadores». «Podría entonces ocurrir que los legisladores empiecen a enfocarse en proyectos para sus distritos y dejen de pensar en términos de proyectos y legislación nacional”, considera.

Para De Luca el proyecto del Ejecutivo tiene muy pocas chances de ser aprobado, entre otras cosas, porque cuenta con un problema de base política y otro de estilo, “Los mismos que deberían votar esa redistribución de las bancas son los mismos que están allí sentados. Esta es una inconsistencia grande a la cual se suma una cuestión de estilo, el Gobierno eligió confrontar con el Congreso y una reforma de este tipo jamás se logra chocando o acusando a los legisladores de aceptar coimas” asegura.

Más Noticias

Sin mansiones ni joyas: cómo vive la mujer más rica del mundo

Heredera de la empresa de cosméticos L’Oréal, la francesa...

Efemérides de hoy: qué pasó un 18 de junio

En las efemérides del 18 de junio sobresalen estos...