lunes, 22 julio, 2024
InicioSociedadUna encuesta mundial evaluó el estado de ánimo de los argentinos y...

Una encuesta mundial evaluó el estado de ánimo de los argentinos y el resultado es impactante

El dólar a mil pesos. La inflación sin freno. La inestabilidad económica. La incertidumbre política. La inseguridad cotidiana. La enumeración de causas puede anticipar el efecto que confirma una reciente encuesta internacional: el estado de ánimo de los argentinos es el peor de Latinoamérica.

Es el resultado que arroja un estudio global realizado por la consultora Voices y la Worldwide Independent Network of Market Research (WIN), difundido en el Día Internacional de la Salud Mental, que se celebra este martes.

En la encuesta analizaron las respuestas de casi 30.000 personas en 39 países. En Argentina, al igual que en Perú, sólo el 68% evaluó que su estado anímico es bastante bueno o muy bueno, una cifra que está muy por debajo del promedio global pero también de lo que contestaron en otros países de la región: en Paraguay el 95% dijo que su estado de ánimo es positivo, mientras que el 87% lo contestaron en Brasil, México y Chile. En Ecuador fue el 69%, sólo un punto porcentual por encima de Argentina.

Los paraguayos encabezan el ranking a nivel global junto con Vietnam. Los países con menor porcentaje de evaluación positiva son Polonia (65%) y Turquía (66%).

El porcentaje de ánimo positivo en Argentina “registra una baja muy notoria y preocupante”, señalan los responsables del estudio, en relación a uno anterior de 2018 donde el 86% de los argentinos evaluó de forma positiva su estado de ánimo.

Desde Voices remarcan que en el análisis de las distintas ediciones que vienen haciendo de este informe, los indicadores en nuestro país vienen deteriorándose, lo que demuestra que “el estrés es, lamentablemente, un fenómeno cada vez más común entre los argentinos”.

“En 2020, el 31% de los argentinos declararon padecer estrés siempre o regularmente, porcentaje que creció significativamente en el 2021 (42%). En esta edición, si bien no se preguntó por la frecuencia de padecimiento de estrés sino por cómo evalúa este aspecto, encontramos que llegaron a la mitad los que hacen una evaluación negativa”, explican en la consultora.

Los resultados muestran que el 42% de los argentinos evalúa su nivel de estrés de forma positiva, versus el 50% que lo hace de forma negativa: “Es el aspecto de la salud cuya evaluación positiva se encuentra más alejada del promedio global”, dicen. Los países que tienen una evaluación similar a la Argentina en el estrés se encuentran Filipinas y Ecuador, con el 44%. El promedio mundial de evaluación positiva del estrés es 57%.

Cabe recordar, en este punto, que el estrés es una respuesta natural del ser humano ante una situación que lo afecta, para disparar una respuesta en consecuencia. El problema ocurre cuando el estrés se vuelve crónico, generando serios problemas para la salud.

Las diferencias de género

“Debería ser un llamado a la acción el hecho de que la mitad de la población argentina evalúe negativamente su nivel de estrés”, sentencian.

Y también advierten por las diferencias de género en la percepción del estado de ánimo. El porcentaje de evaluación negativa se dispara entre las mujeres, ya que el 57% autopercibe su nivel de estrés como bastante malo o muy malo versus el 43% de los hombres. También es inferior el porcentaje de mujeres que evalúa su estado de ánimo como positivo: 66%, contra el 71% de los varones.

Respecto de los cortes por edad, los más jóvenes están muy afectados por el estrés: el 24% de los mayores de 65 años evalúa este aspecto de su salud de forma negativa, porcentaje que sube al 59% entre 35 a 49 años, al 58% entre los de 25 a 34 y a un alarmante 56% en varones y mujeres de 16 a 24 años.

Otros datos significativos del informe es que los argentinos de nivel socioeconómico medio son los que peor evalúan su nivel de estrés: 56% lo califica como malo o muy malo versus el 42% en el nivel alto y 47% en el bajo. Y los porteños son más críticos que los del interior: 64% están estresados contra el 40% de los que viven en el GBA y el 53% de los que residen en otras jurisdicciones.

“Los resultados muestran que Argentina se encuentra entre los países con los niveles más altos de estrés declarado. Al analizar los grupos en nuestro país vemos que las mujeres tienen opiniones notoriamente más críticas, con la importante sobrecarga de tareas domésticas y de cuidado en ellas. Las mujeres se encuentran, en múltiples ámbitos, más perjudicadas que los hombres. Y esto no debería pasar desapercibido”, analizó Constanza Cilley, directora ejecutiva de Voices.

En tanto, Vilma Scarpino, presidenta de WIN International, puso estos datos en un contexto global: “Mientras seguimos afrontando las repercusiones actuales de la pandemia, es crucial que abordemos estas disparidades y prestemos apoyo a quienes pueden ser más vulnerables a los riesgos para la salud».

Más Noticias

Descarrilamiento en un tren bala

Los trenes bala, conocidos como "shinkansen", fueron suspendidos entre...

Experto informático: «No se trató de un hackeo el fallo planetario»

Axel Gualda, director de la UTN, explicó las...