jueves, 20 junio, 2024
InicioDeportesLa investigación científica que reveló un dato clave sobre cómo se podría...

La investigación científica que reveló un dato clave sobre cómo se podría revertir el envejecimiento

Tras trece años de investigaciones, la revista Cell publicó en enero de 2023 un revolucionario estudio científico a cargo de la universidad de Harvard en el que se indica que se halló la forma en la que se podría revertir el envejecimiento.

Científicos de Harvard dieron a conocer cuál sería la causa del envejecimiento (Foto Pexels)

Cuando se habla de envejecimiento, rápidamente se lo asocia con la presencia de arrugas, pero lo cierto es que el paso del tiempo se ve reflejado tanto interna como externamente. Por ello, el documento publicado por investigadores de la Universidad de Harvard en 2023 es considerado un avance muy significativo.

Puntualmente, los resultados de la investigación -que se extendió por más de una década- cambian por completo la teoría vigente -hasta ahora- de que el envejecimiento de un organismo es la consecuencia de una acumulación de cambios en el ADN, lo que impediría que los genes funcionen correctamente.

La investigación indica que el envejecimiento puede revertirse (Foto Pexels)

Después de una serie de experimentos, científicos de la Universidad de Harvard pudieron duplicar la vida de ratones viejos y de allí surgieron los resultados de su trabajo.

“Creemos que el nuestro es el primer estudio que muestra el cambio epigenético como el principal impulsor del envejecimiento en los mamíferos”, precisó David Sinclair, co-autor del artículo profesor de genética en el Instituto Blavatnik de la Escuela de Medicina de Harvard y codirector del Instituto Paul F. Centro Glenn para la Investigación de la Biología del Envejecimiento.

Un estudio reveló cómo se podría revertir el envejecimiento (Foto Pexels)

La investigación llevada adelante demuestra por primera vez que la degradación en la forma en que se organiza y regula el ADN, (epigenética), puede provocar el envejecimiento en un organismo, independientemente de los cambios en el código genético en sí.

Para comprobar la teoría, estos científicos imitaron los efectos del envejecimiento en el epigenoma al inyectar rupturas en el ADN de ratones jóvenes. Los experimentos confirmaron que los cambios en el ADN no son la única causa del envejecimiento. De hecho, demostraron que los cambios químicos y estructurales en la cromatina, el complejo de ADN y proteínas que forman los cromosomas, alimentan el envejecimiento sin alterar el código genético en sí.

La evolución de la investigación (Foto investigación Harvard)

“Esperamos que los hallazgos transformen la forma en que vemos el proceso de envejecimiento y la forma en que abordamos el tratamiento de las enfermedades asociadas con el envejecimiento”, expresó esperanzado Jae-Hyun Yang, otro de los co-autores de la investigación.

Según adelantaron, ahora deben replicar los resultados en mamíferos más grandes y en humanos. “Esperamos que estos resultados se vean como un punto de inflexión en nuestra capacidad para controlar el envejecimiento. Este es el primer estudio que muestra que podemos tener un control preciso de la edad biológica de un animal complejo; que podemos impulsarlo hacia adelante y hacia atrás a voluntad”, precisó Sinclair.

Algunos investigadores encontraron que algunas personas y ratones con altas tasas de mutación no muestran signos de envejecimiento prematuro. Otros observaron que muchos tipos de células envejecidas tienen pocas mutaciones o ninguna. Frente a esto, quisieron saber qué más funciona en lugar de los cambios en el ADN para causar el envejecimiento.

Una investigación científica que reveló un dato clave sobre cómo se podría revertir el envejecimiento (Foto ilustrativa Unplash)

“Un componente de la epigenética son las estructuras físicas, como las histonas, que agrupan el ADN en cromatina fuertemente compactada y desenrollan porciones de ese ADN cuando es necesario. Los genes son inaccesibles cuando están agrupados, pero están disponibles para ser copiados y utilizados para producir proteínas cuando están desenrollados. Por lo tanto, los factores epigenéticos regulan qué genes están activos o inactivos en una célula determinada en un momento dado”, detallaron desde la publicación de Harvard.

“Dado que cada célula en un organismo tiene básicamente el mismo ADN, es el encendido y apagado de genes particulares, lo que diferencia una célula nerviosa de una célula muscular de una célula pulmonar”, ampliaron.

“La epigenética es como el sistema operativo de una célula, que le dice cómo usar el mismo material genético de manera diferente”, concluyó Yang,

LA NACION

Más Noticias