martes, 18 junio, 2024
InicioPolíticaMáxima tensión y gritos en Diputados durante la conformación de las comisiones...

Máxima tensión y gritos en Diputados durante la conformación de las comisiones que tratarán la ley ómnibus de Milei

La conformación de las comisiones de Diputados que deben comenzar a tratar el proyecto de ley ómnibus que envió el presidente Javier Milei comenzó en medio de un escándalo, con legisladores a los gritos y con un fuerte cuestionamiento del kirchnerismo y la izquierda a la forma en que fue designado José Luis Espert como presidente de la comisión de Presupuesto.

En la previa del acto formal de designación de las autoridades de las comisiones de Diputados ya se aventuraba un clima de tensión entre el oficialismo y los bloques dialoguistas y Unión por la Patria que se quejó porque en la distribución de los lugares en la comisiones abiertas para el tratamiento del proyecto enviado por el Ejecutivo no se respetó la aplicación del sistema D’hondt.

El debate comenzó con relativa normalidad con el diputado Carlos Zapata proponiendo al liberal José Luis Espert para presidir la comisión de Presupuesto y Germán Martínez, jefe del bloque de UP, pidiendo la palabra para quejarse porque el presidente de la Cámara, Martín Menem, había decidido constituir informalmente las comisiones con los bloques aliados sin darle aviso a la bancada peronista.

«No respetaron la conformación de las comisiones bajo el sistema D’hondt y resolvieron unilateralmente el giro a tres comisiones», dijo el santafesino mientras el secretario administrativo le pedía que cerrara su discurso, y desde el oficialismo se presionaba para que Espert asuma formalmente el cargo. Así se pasó rápido a la votación impidiendo que hablaran otros legisladores que habían pedido la palabra.

Entre los reclamos de los diputados de la oposición, Espert ocupó la presidencia acompañado por el resto de las autoridades elegidas para conducir una de las comisiones clave de la Cámara. Así se sentaron junto al economista, la diputada Germana Figueroa Casa (PRO) y los secretarios Bertie Benegas Lynch y Lisandro Nieri. No estuvieron en la mesa el cordobés Ignacio García Aresca ni la salteña Pamela Calletti, que habían sido designados también como secretarios.

Desde el fondo, Christian Castillo, el representante de la izquierda en la comisión, pidió sin éxito la palabra para impugnar la designación de Espert porque en un momento había pedido «cárcel o bala» para sus compañeros de bancada Myriam Bregman y Nicolás del Caño. Frente a la tensa situación, el economista clausuró la reunión anunciando que en los próximos días iba a dar el cronograma de la comisión.

En medio del griterío intervino Benegas Lynch. «Siendo que vengo por fuera de la política, mi primera inmersión en esto, me parece impresentable lo que estoy viendo». «El impresentable sos vos» le devolvieron desde el bloque de UP. «Esto es insólito», agregó el libertario, quien advirtió a los legisladores que «hay gente comiendo de la basura en la avenida Entre Ríos, les pido colaboración para sacar este país adelante de la decadencia kirchnerista».

Figueroa Casas vivió un momento de tensión cuando la camporista Paula Penacca le reprochó que no la habían votado. En rigor, la santafesina se enteró cuando llegó al Congreso porque no estaba la propuesta para ocupar el cargo ya que en realidad iba a ser para Luciano Laspina, que se bajó de la comisión. Tampoco dejaron hablar al radical Lisandro Nieri.

Ya cuando la tensión crecía, Espert cerró la sesión y anunció que ib a estar avisando cómo se va a trabajar el proyecto de ley ómnibus. De fondo se escucharon los insultos contra el aliado de Milei como «milico» o «dictador». La reunión terminó en bochorno y las autoridades de las comisiones fueron ratificadas por el secretario administrativo.

Más Noticias