domingo, 23 junio, 2024
InicioSin categoríaQué es y cómo funciona Starlink, el servicio de internet de Elon...

Qué es y cómo funciona Starlink, el servicio de internet de Elon Musk

Starlink es una empresa satelital que nació como proyecto de SpaceX, la compañía espacial del empresario tecnológico Elon Musk, para brindar cobertura de Internet en todo el mundo, incluso en lugares remotos y de difícil acceso.

Para ello, los cohetes Falcon 9 de SpaceX realizan hoy un promedio de un lanzamiento de 60 satélites cada dos semanas, a fin de crear una constelación satelital de Internet para brindar el servicio de banda ancha, baja latencia y cobertura mundial a bajo costo.

Anoche, el presidente Javier Milei anunció la desregulación de los servicios de internet satelital. “Para permitir el ingreso de empresa como Starlink”, agregó. La nueva modificación a la ley Argentina Digital (Ley N° 27.078) indica que “la provisión de facilidades de los sistemas satelitales de comunicaciones será libre”.

La investigación y desarrollo del proyecto satelital de Elon Musk tiene lugar en las instalaciones de SpaceX ubicadas en Redmond, Washington, Estados Unidos.

Ideados los satélites y el servicio en 2015, el lanzamiento de los primeros 60 satélites en serie en órbita terrestre baja (LEO) se llevó a cabo el 23 de mayo de 2019. Desde entonces y hasta el mes pasado, la empresa había lanzado 5420 satélites, de los cuales más de 4400 está operativos.

La empresa logró en 2017 completar los requisitos regulatorios para lanzar cerca de 12.000 satélites para mediados de la década de 2020. Pero los planes no se detienen allí, porque Musk buscaría ampliar la red hasta 30.000 satélites de órbita baja.

“Starlink ofrece un servicio de Internet desde esta gran constelación de satélites que lanza periódicamente SpaceX a través de los Falcon 9, que es el mismo cohete que lleva los astronautas de la Crew Dragon a la Estación Espacial Internacional”, explicó a Infobae Diego Córdova, historiador argentino e investigador de las misiones espaciales.

“Starlink, capta Internet a través de una antena satelital provista por ellos mismos. Y puede obtener señal de Internet a través de esta constelación de satélites. Tal vez para quienes vivimos en ciudades no es tan conveniente por ahora el servicio. Pero sí es muy interesante que pueda llevar Internet hacia lugares rurales, por ejemplo, o sitios en los cuales la accesibilidad a Internet es imposible por las características geográficas y físicas. O sea que realmente sería muy beneficioso para ese tipo de poblaciones que siempre tienen que estar conectados de alguna u otra manera”, agregó el autor del libro Huellas en la Luna.

Según Córdova, el servicio costaría aproximadamente 100 dólares, precio similar en varios países de Latinoamérica, como Perú o Paraguay.

“Obviamente podría llegar a ser un precio prohibitivo para nosotros, pero insisto, a veces uno dice que es caro, pero ¿caro con respecto a qué? Porque realmente un servicio como ese, en un lugar que esté en el medio del campo o cualquier punto del país, realmente valdría la pena. A ese tipo de público, a ese tipo de usuarios apunta Starlink y un país como el nuestro, que tiene grandes regiones rurales, por ejemplo la Provincia de Buenos Aires, o en la región patagónica, pienso que realmente sería de mucha utilidad y de mucha necesidad”, sostuvo el experto en temas espaciales.

“Estoy seguro de que Starlink ya tenía pensado implementar el servicio aquí en Argentina, y bueno, yo creo que con este DNU va a facilitar el desembarco de esta empresa en nuestro país”, agregó Córdova.

Las conexiones de Internet por Starlink consiguen velocidades entre 50 Mbps y 150 Mbps, con una latencia de entre 20 y 40 milisegundos. Por lo tanto, es más una red pensada para aquellas zonas de la geografía donde no llega la fibra, y las conexiones 4G o 5G se quedan cortas.

En un negocio u hogar, la persona que contrata el servicio deber comprar una antena que cuesta aproximadamente 600 dólares. La antena se tiene que enchufar y apuntar al cielo, y esta trabajará con el router que viene incluido en el kit, y con él se tendrá la conexión en la ubicación exacta.

Tal y como indica la web de Starlink, la antena del kit debe colocarse en una zona elevada y/o libre de obstáculos, como pueden ser un árbol, una chimenea o un poste de la luz. Cualquiera de estos obstáculos puede interferir en la conexión y dejar sin internet.

Según aparece en un mapa publicado en el sitio oficial de Starlink, el servicio de conectividad de Musk comenzará a operar en nuestro país el próximo año.

“Estamos en eso”, reconoció la diputada electa Diana Mondino, referente en política exterior de Milei, en respuesta a un usuario de la red social X que consultaba por el desembarco en el país de la empresa de Elon Musk.

La confirmación de la entrada del internet satelital de Starlink en Argentina se dio días después de la victoria del libertario en las elecciones presidenciales del país latinoamericano. El mismo día del balotaje, el empresario y magnate sudafricano expresó su alegría por la victoria de Milei en un breve mensaje publicado en su red social en respuesta a otro usuario.

“La prosperidad está por llegar a Argentina”, consideró Musk, que hace unas semanas entró de lleno en la campaña electoral argentina cuando promocionó una entrevista del periodista Tucker Carlson a Milei.

“Sería un gran cambio”, apuntó entonces Musk ante la posible victoria del libertario, que finalmente se concretó.

Con la entrada en la red de Guyana, Surinam, Bolivia, Paraguay, Uruguay y Argentina, todos los países de Suramérica, excepto Venezuela, contarán con los servicios de Starlink a finales del próximo año.

En un ambicioso paso adelante, Starlink de Elon Musk afirma estar lista para llevar internet a celulares.

A fin de noviembre último, SpaceX solicitó a la Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos (FCC) una autorización para iniciar pruebas de 840 satélites de la constelación de Starlink con el objetivo de llevar conectividad a 2.000 dispositivos móviles en dicho país.

Si el ente regulador estadounidense da vía libre, el experimento iniciaría el próximo 10 de diciembre y tendría una duración de 180 días, según se indicó desde SpaceX.

Del total de satélites que dispondría la prueba, alrededor de 60 estarían continuamente brindando acceso al internet de Starlink en los aparatos que se utilicen durante el testeo. La compañía pretende utilizar las bandas de 1910-1915 MHz y 1990-1995 MHz. Las mismas las opera exclusivamente T-Mobile en Estados Unidos.

Las zonas donde se probaría la funcionalidad del internet serían: Mountain View, San Diego y Los Ángeles (California); Dallas y Houston (Texas); Virginia Beach y Reston (Virginia); Kansas City (Kansas); Redmond (Washington); Columbus (Ohio) y Bethel (Oklahoma).

“La concesión de esta licencia experimental permitirá a SpaceX comenzar a probar su transformadora tecnología Direct to Cell, que brindará conectividad en áreas donde las redes móviles terrestres están ausentes o han sido afectadas por desastres naturales”, indicó la empresa aeroespacial en la solicitud.

Los dirigidos por Musk también señalaron que están convencidos que esta serie de pruebas son de interés público dado ofrecerían soluciones de conectividad.

La empresa busca ofrecer conectividad móvil con “acceso perfecto a mensajes de texto, voz y datos para teléfonos LTE en todo el mundo” sin tener que cambiar el ‘hardware’, según especifica en su página web.

Starlink también busca asociarse con otros proveedores de servicios celulares en todo el mundo, lo que permitirá una expansión global de este servicio de telefonía móvil por satélite. Entre sus socios actuales se encuentran Rogers en Canadá, KDDI en Japón, Optus en Australia, One NZ en Nueva Zelanda y Salt en Suiza.

Más Noticias