domingo, 14 abril, 2024
InicioSociedadFin de semana largo del balotaje: pocas reservas y malestar del sector...

Fin de semana largo del balotaje: pocas reservas y malestar del sector turístico porque el Gobierno no pasó el feriado

Pese al pedido de la Cámara Nacional Electoral de cambiar la fecha del fin de semana largo del balotaje para favorecer la participación en las elecciones, el Gobierno decidió mantenerla. La decisión, que tiene un trasfondo político, provocó un fuerte malestar en el sector turístico, desde donde ya advirtieron que las reservas se mantienen bajas e incluso hubo cancelaciones.

Mar del Plata, Córdoba, Santa Fe, Mendoza, Bariloche y Salta son algunos de los clásicos destinos donde ya se empezó a notar que el panorama no pinta tan alentador en relación a la visita de los turistas, lo que significa un duro golpe para el sector que pierde así una importante oportunidad de buenos ingresos frente al descalabro económico.

A una semana del feriado por el Día de la Soberanía, desde la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica (Aehg) de Mar del Plata alertaron que el teléfono para recibir consultas de alquiler sonó poco y nada.

«Cuando se vienen los feriados, la gente de Buenos Aires comienza a reservar de 10 a 15 días antes y estalla el teléfono. Pero no pasa ahora y el panorama es flojo, porque no suena el teléfono. Hace un año las reservas a esta altura estaban en un 40 o 50%», advirtió esta semana Jesús Osorno, presidente de la Aehg de la ciudad balnearia.

El impacto es fuerte. Incluso afecta a los balnearios. Es que se trata de una fecha donde se ven los primeros servicios de playa habilitados de cara a la temporada de verano.

Un panorama similar se sentía en Rosario donde desde la Asociación Rosarina de Agencias de Viajes (Arav) informaron que «venía bien el tema de las consultas, pero con las elecciones se frenó un poco; algunos desistieron y otros siguen en pie, sobre todos los bus charter».

En ese sentido, María Eugenia Díaz -referente de Arav- comentó en diálogo con El Tres TV que quienes optaron por posponer la escapada tuvieron en cuenta el próximo fin de semana largo de diciembre.

Lía Rivella, presidenta de la Asociación Salteña de Agencias de Turismo, admitió que ya hubo cancelaciones y que la decisión del Gobierno de no introducir modificaciones en el calendario «ha afectado enormemente a las agencias». En ese aspecto, remarcó también la dificultad para muchos de reprogramar viajes cuando no hay disponibilidad áerea.

Aunque todavía se mantienen expectantes, en Bariloche se sienten «rezagados». «Años atrás, entre octubre y noviembre ya teníamos un volumen de venta de verano», compara Martín Lago, presidente de la Asociación Hotelera Gastronómica de Bariloche.

Frente a la poca demanda, en el sur argentino apuestan a la visita de brasileños, uruguayos, chilenos y visitantes del Hemisferio Norte.

Córdoba y Mendoza, dos de las provincias que reciben más visitantes desde el AMBA, tampoco son la excepción y hay quienes vislumbran pérdidas ligadas al turismo, la gastronomía y el comercio.

Una perspectiva similar ya se percibe en San Juan. «Hemos tenido muchas consultas para cambios de reservas y anulaciones de las mismas. Algunos están anulando, no es mucho, pero se están anulando reservas para esa fecha debido a las elecciones«, aseguró el presidente de la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica de la provincia, Rubén Miadosqui, en Tiempo de San Juan.

El máximo tribunal en cuestiones electorales había solicitado la revisión del calendario ante el balotaje que se desarrollará el domingo 19, para definir el futuro presidente entre Sergio Massa y Javier Milei. Pero desde el oficialismo nunca existió esa intención. En ese sentido, el secretario de la Presidencia remitió una nota a los camaristas para explicarles por qué no se trasladará el feriado que conmemora el Día de la Soberanía.

En la misiva, Juilo Vitobello argumentó que el feriado del día 20 de noviembre «no es un ‘feriado puente’ de los que puede determinar el Poder Ejecutivo».

Para los analistas políticos, la decisión tiene un trasfondo electoral, ya que quienes tienen más capacidad de viajar (y que en este caso no votarían) son las personas de niveles socioeconómicos medios y altos, donde es más fuerte el voto opositor y menor el apoyo al oficialismo.

Más Noticias