viernes, 19 abril, 2024
InicioSociedadBlas Correas: otra condena en el caso del chico de 17 años...

Blas Correas: otra condena en el caso del chico de 17 años al que mataron dos policías en Córdoba

Un empleado de la clínica cordobesa donde los amigos de Valentino Blas Correas lo llevaron para ser atendido después de que lo balearan policías, será condenado a dos años y seis meses de prisión por abandono de persona.

Fernando Casalino, empleado de la clínica Aconcagua, acordó un juicio abreviado en la Cámara 8ª del Crimen de Córdoba. Se espera que la semana próxima sea la audiencia, en la que se le fije esa pena ya establecida. Confesará los cargos, se mostrará arrepentido y le pediría perdón a la familia de Blas, informó La Voz.

«Tengo expectativa de escuchar a esa persona. Sobre todo, tener una explicación de por qué no atendió a mi hijo. Nadie de esa clínica se acercó para explicarnos por qué no atendieron a mi hijo cuando aún vivía. Yo quiero que sea honesto y que diga la verdad. Porque sé que hubo médicos que, esa madrugada, escucharon los gritos desgarradores de los amigos de Blas. No me pueden decir que nadie oyó. En el fondo, ese empleado es una víctima más de este sistema. Y eso no puede volver a pasar más”, dijo Soledad Laciar, la mamá del adolescente.

Blas fue baleado por policías en un retén policial la madrugada del 6 de agosto de 2020. Después de recibir el balazo, lo trasladaron en auto hasta la clínica de Nueva Córdoba donde le negaron la atención. Los amigos lo quisieron llevar entonces al Hospital de Urgencias, pero en el camino unos policías lo interceptaron y el chico de 17 años murió.

Por el caso, ya hay 11 efectivos de la Policía de Córdoba condenados. Javier Alarcón (33) y Lucas Gómez (38) fueron condenados en marzo de este año en un juicio por jurados como coautores del delito de homicidio calificado. Gómez fue señalado como el autor del disparo fatal y a ambos también les atribuyeron la tentativa de homicidio calificado de los cuatro amigos que iban con Blas, que en el momento del crimen tenían entre 13 y 22 años.

Soledad Laciar, la mamá de Blas Correas, pide que el empleado de la clínica dé explicaciones. Foto Lucía Merle / ArchivoSoledad Laciar, la mamá de Blas Correas, pide que el empleado de la clínica dé explicaciones. Foto Lucía Merle / ArchivoAdemás, otros policías fueron condenados por encubrimiento y delitos conexos, con penas que van de un año hasta 5 años y 4 meses de prisión. Entre otras acciones, se los acusó por plantar un arma trucha en la escena del crimen y por otras maniobras de encubrimiento. En tanto, otros dos policías resultaron absueltos.

El mes pasado sobreseyeron a dos empleadas de la clínica Acongarua acusadas por omisión de auxilio, quienes debieron pagar una multa.

La Justicia pidió además que se investigue a funcionarios policiales y ex funcionarios políticos para determinar si cometieron delitos en torno a este caso, lo que se conoce como «causa Blas III». La causa I es la que tramitó el expediente por gatillo fácil y la II, la que se está resolviendo ahora respecto a las responsabilidades del personal de la clínica.

Más Noticias