debuta-el-nuevo-dolar-soja,-en-medio-de-un-rechazo-general-del-campoPolítica 

Debuta el nuevo dólar soja, en medio de un rechazo general del campo

Con un tipo de cambio a $230, Sergio Massa espera reunir US$3.000 millones hasta fin de año. Los productores lo critican, pero venderían su cosecha los que puedan invertir esos pesos generados por el mayor precio.

El campo critica al nuevo “dólar soja” que empezará a regir este lunes, aunque el tipo de cambio especial a $230 implicaría una mejora de más de $10.000 en el precio de cada tonelada de la oleaginosa.

“No nos engañemos, el Gobierno no lo hace para favorecer al campo, sino porque es la única manera que tiene de juntar dólares”, disparó Jorge Chemes, presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), una de las 4 entidades de la Mesa de Enlace, que no asistió al acto de anuncio que el viernes encabezó el ministro de Economía, Sergio Massa.

“El Gobierno sigue tomando medidas para beneficio propio y no van en línea con lo queremos los productores, que es un tipo de cambio único y recibir el precio internacional del producto”, evaluó Nicolás Pino, titular de la Sociedad Rural.

Esta es la tercera versión de este régimen especial: la primera fue el intento fallido de Batakis-Pesce en julio, y la segunda, la de Massa en septiembre. Esta vez, el tigrense espera reunir menos de la mitad que los US$ 8.100 millones de la vez anterior, pero busca cerrar el año con un ingreso de divisas del campo por US$3.000 millones. Es lo que estiman aportar los exportadores de cereales y oleaginosas que negociaron el nuevo valor con el Gobierno.

Desde Federación Agraria reiteraron su disconformidad, igual que meses atrás. En la entidad liderada por Carlos Achetoni lo interpretan como “un parche, que implica beneficio para unos pocos y complica a la mayoría”.

Desde las entidades de la Mesa de Enlace advierten que “al ser una medida por un mes genera desfasajes que no ayudan, complican y entorpecen más la dinámica comercial”.

Coinciden que el anterior dólar soja “impactó muy fuerte y negativamente sobre los insumos de las economías regionales, como también de la actividad avícola, la ganadería vacuna y porcina y la lechería”.

Al reclamo se suman entidades locales y provinciales, como Carbap y la Asociación Argentina de Productores Agropecuarios (AAPA), que plantean un escenario de “cacería en el zoológico”, por lo cual acusan a los exportadores de quedarse con parte del diferencial de precio que, entienden, debería ir directamente a los productores.

En ese marco, nueve entidades ruralistas del norte bonaerense interpretan que “es una trampa, que nos envuelve y nos pone unos contra otros. La pagaremos todos los argentinos”. Desde Carbap subrayaron que “es una medida macroeconómica de suma cero, porque lo que se recauda este mes no se recaudará el próximo trimestre.

¿Es un rechazo ideológico, más propio de una oposición política que de un sector de la economía? Más allá de los argumentos, incluso económicos, el mercado de granos expresará la efectividad o no de la medida en función de su adhesión operativa “El bolsillo mata ideología”, asumen los ruralistas. Y, aunque prefieren no estimar cuánto se liquidará de la cosecha pendiente, creen probable que se alcancen los 3.000 millones estimados por Massa y los exportadores.

“Quienes tienen compromisos los deben honrar, y al mismo tiempo quedarán estigmatizados; los privilegiados harán su gran negocio, traje a medida para la prebenda”, reconocieron los ruralistas del norte bonaerense.

El que tenga granos y pueda invertir los pesos que recibirá, seguramente venderá, coinciden Chemes y la analista de mercado Lorena D’Angelo, quien consideró que la mejora no alcanza a cubrir ni la devaluación oficial pero puede servirle a quien tenga oportunidades de ubicar los pesos.

Respecto de la perspectiva de precios, D’Angelo advirtió que al cierre de esta edición se esperaba la resolución oficial de la medida, pero en el mercado se espera que la soja valga el lunes alrededor de $85.000 la tonelada.

El viernes el precio de pizarra de la Cámara Arbitral de Rosario estuvo en $72.000, pero se hicieron negocios particulares que superaron los $80.000, como anticipo de la etapa que empezará este lunes.

Articulos relacionados