scaloni-y-un-laboratorio-que-ensaya-alternativas-para-la-seleccion-argentina-con-la-mira-en-qatar-2022Deportes 

Scaloni y un laboratorio que ensaya alternativas para la Selección Argentina con la mira en Qatar 2022

Afuera del hotel Le Meridien, en la zona de Dania Beach de Fort Lauderdale, las nubes negras desfilan y dejan chaparrones intensos entre algún paréntesis de cielo celeste. La humedad supera el 90 por ciento. La temperatura no baja de los 30 grados. Y todo Miami se mantiene en alerta por el anuncio para este lunes de la tormenta tropical Ian, que podría convertirse en un huracán… La gente superpobló las tiendas mayoristas para stockearse de alimentos y, sobre todo, de agua. Pero en el corazón del búnker que eligió la Selección argentina para su última gira antes del Mundial de Qatar 2022 el clima es de concentración absoluta, principalmente en el cuerpo técnico que comanda Lionel Scaloni.

No pierden tiempo los componentes del grupo de trabajo del entrenador nacido en Pujato. Buscan sacarle el jugo a estos días de reunión con el plantel, a más no poder. Es que luego de esta gira, que tras el 3-0 sobre Honduras en el Hard Rock Stadium se completará con el partido contra Jamaica de este martes en el Red Bull Arena de Nueva Jersey, solo quedará definir los últimos asteriscos de la lista definitiva de 26 nombres y esperar a noviembre para la gran cita en medio oriente.

Por eso, en los momentos en los que no hay práctica, Scaloni y sus hombres (Walter Samuel, Pablo Aimar, Roberto Ayala, Luis Martin, Martín Tocalli y Matías Manna) aprovechan para juntarse en alguna de las salas del hotel y volcar sobre la mesa conclusiones, preguntas, apuntes, información de rivales, evaluaciones de los rendimientos de sus dirigidos…

Cada uno con su mate y siempre con algo para maridar, como la pastafrola que se luce en el centro de la foto que el propio técnico publicó en su flamante cuenta de Instagram, avanzan en la búsqueda del status perfecto de cara al debut en la Copa del Mundo, el 22 de noviembre ante Arabia Saudita.

¿Les sirve esta gira ante rivales de poca jerarquía para despejar las últimas dudas que puedan tener en cuanto al rendimiento del equipo? ¿Son útiles estos amistosos que para esta Selección no resultan ser piedras en el zapato para ensayar soluciones a posibles problemas que puedan presentarse en Qatar? ¿Cuáles son esas variantes que trabajan Scaloni y compañía para resolver los contratiempos que podrían aparecer en el Mundial?

Messi tuvo marca personal en el último partido. Foto: Juano Tesone

La Scaloneta lleva 34 encuentros invicta. Tiene un grupo humano ensamblado y más fuerte que nunca. Sobre el terreno, su juego encontró una regularidad notable: los cambios de nombre no modifican su fútbol. Presión, posesión, sociedades y pases verticales para llegar al gol lo más rápido posible en cada partido. Eso se viene demostrando desde la Copa América ganada el año pasado hasta acá. Lo macro, está; hay que detenerse en los detalles, en reducir el margen de falla que en una Copa del Mundo puede valer la eliminación.

Thiago Almada y una apuesta ¿a futuro? de Scaloni. Foto: AFP

Ensayar alternativas para gambetear a los eventuales inconvenientes de un Mundial es uno de los focos de estos últimos días de trabajo conjunto en los que tienen a todo el plantel a disposición. Desde lo más improbable, como puede ser la baja de dos arqueros para que salte al campo el tercero (difícil, pero quién sabe lo que puede pasar) hasta cuestiones más posibles como la lesión o expulsión de algún titular o tener variantes en caso de que Lionel Messi se vea sofocado por marcas escalonadas o personales, como le hizo Honduras.

La presencia de Gerónimo Rulli en el arco ante el conjunto hondureño no fue casual. Se está jugando el puesto de tercer arquero y ante la operación de Juan Musso (tiene para más de un mes), se va perfilando para sacar pasaje. Emiliano Martínez hoy tiene la titularidad asegurada y Franco Armani, que sería el primer suplente, llegó tocado a Estados Unidos. Rulli está en un gran presente en Villarreal y Scaloni pretendía verlo atajar nuevamente, aunque mucha intervención no tuvo por las casi nulas llegadas de Honduras.

Geronimo Rulli fue probado ante Honduras por Scaloni. El de Villarreal se juega el puesto del tercer arqueroi para el Mundial. Foto: Juano Tesone (enviado especial)

El DT aceptó que usaría esta gira para probar cosas diferentes que desea observar para que lo ayuden a escribir las conclusiones finales. No solo los partidos; a su vez, los entrenamientos son parte de este tubo de ensayos previo a aterrizar en Doha. El día previo al duelo del viernes, por caso, probó con un esquema de cinco defensores. ¿Tendrá pensado implementarlo ante alguno de los rivales de la fase de grupos o simplemente es una posibilidad por si lo requiere en medio de algún compromiso?

La persecución que el técnico argentino Diego Vazquez dispuso sobre Messi le vino como anillo al dedo a Scaloni para ver de qué manera puede sortearlo si es que algo similar pasa en la península arábiga. Más allá de que Leo se las rebuscó para hacer su juego habitual (¡y vaya que lo hizo!), el capitán confesó luego del triunfo que decidió no bajar tanto como de costumbre para quedar en la zona de fuego. Así, se vio cómo Giovani Lo Celso, que había comenzado por la izquierda del mediocampo, de a poco se fue soltando al medio para ocupar esa función de armador que el 10 esta vez dejó vacante y que también por momentos puede cumplir Rodrigo De Paul.

Enzo Fernández en una acción de juego. Detrás, Nehuén Pérez. Foto: Juano Tesone (enviado especial)

Darle minutos a Enzo Fernández fue algo planificado teniendo en cuenta las lesiones de Exequiel Palacios, uno de los predilectos del entrenador que no termina de afianzarse con la albiceleste por reiteradas ausencias por cuestiones físicas. Los otros estrenos, de Nehuén Pérez y de Thiago Almada, van por una línea similar: ver cómo responden en acción, además de las prácticas, ya que nunca habían tenido esta chance hasta acá.

Scaloni montó su laboratorio en Miami. Para el segundo y último compromiso, ya en el estado de Nueva York y lejos de la psicosis en Florida por la llegada del huracán, prepara más pruebas para concluir con una puesta a punto hasta acá satisfactoria que, espera, le entregue las pocas respuestas que le faltan para minimizar los riesgos que un Mundial puede ponerle enfrente.

Miami. Estados Unidos. Enviado especial.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados