elisa-carrio-volvio-a-la-carga-con-la-interna:-hablo-de-“imbecilidad”-y-aseguro-que-“lo-que-causa-escandalo-es-la-verdad”Economía 

Elisa Carrió volvió a la carga con la interna: habló de “imbecilidad” y aseguró que “lo que causa escándalo es la verdad”

Lejos de bajarle el tono a la nueva interna desatada entre Elisa Carrió y varios dirigentes de peso de Juntos por el Cambio, la líder de la Coalición Cívica volvió a hacer referencia a las críticas y reproches que realizó a lo largo de toda la semana a sus socios políticos. En su cuenta de Twitter sostuvo que “lo que causa escándalo es la verdad”.

En una suerte de reaparición pública, Carrió dio dos entrevistas en los últimos días en las que aseguró que la asunción de Sergio Massa como ministro de Economía “salvó” a Juntos por el Cambio al “transparentar” las posiciones en la discusión entre “ir al panperonismo o al panrepublicanismo”.

Además, apuntó a una serie de dirigentes: “En el gobierno de María Eugenia Vidal la connivencia, la amistad y eventualmente los negocios entre Ritondo y Massa son absolutos. Lo que vi en la Cámara con Monzó, que además son íntimos amigos, es escandaloso. Lo de Frigerio apoyando a todos los candidatos massistas y denigrando a los nuestros también lo vi yo. Y se lo dije a Macri”.

Carrió también disparó contra Patricia Bullrich por los que consideró sus “armadores”, Gerardo Milman y Monzó, contra Facundo Manes, Margarita Stolbizer y en menor medida Morales. En una nota con LN+, el martes, incluso hizo un comentario sobre una supuesta relación entre Frigerio y Joanna Picetti, una ex candidata a diputada que la bajaron de la lista por presunto maltrato infantil, lo que potenció el impacto de sus declaraciones.

Este domingo Carrió no quiso ponerle paños fríos al asunto y utilizó las redes sociales para retomar su embestida. “La imbecilidad según la Real Academia es la absoluta falta de entendimiento. Lo que causa escándalo no es el mensajero ni su tono, es su estilo ‘poco patriarcal’. Lo que causa escándalo es la verdad. Besos”, afirmó la líder de la Coalición Cívica.

La imbecilidad según la Real Academia es la absoluta falta de entendimiento. Lo que causa escándalo no es el mensajero ni su tono, es su estilo “poco patriarcal”. Lo que causa escándalo es la verdad. Besos.

— Elisa Lilita Carrió (@elisacarrio) August 14, 2022

La reacción a la reacción

Según especificaron en el entorno de la fundadora del PRO, fue una suerte de reacción a la reacción que tuvieron sus críticas. Incluyeron allí a “algunos dirigentes, pero también a periodistas y editorialistas”. Ante la consulta de Clarín, no especificaron nombres.

“Ahora todo el mundo está maravillado con el juicio de Vialidad contra Cristina, pero cuando Lilita lo denunciaba en 2008 decían lo mismo que ahora: que estaba loca, que buscaba lugares en las listas. Eso es lo que a ella le molesta”, ampliaron cerca de la ex diputada.

Y completaron: “Estas advertencias sobre los vínculos y negocios de dirigentes de Juntos por el Cambio como Ritondo o Monzó con Massa, Lilita ya los dijo en público varias veces. E internamente también. Pero como ahora Massa asumió en Economía, ella cree que hay que volver a alertarlo”.

Algunos de los dirigentes aludidos hicieron trascender que podrían querellar por calumnias e injurias a Carrió, pero hasta ahora no se conoció ninguna denuncia en concreto. Frigerio, Ritondo y Gerardo Milman (muy cercano a Bullrich) serían tres de los que podrían avanzar en la Justicia.

El macrismo, en particular, intentó bajarle el tono al frente abierto por Carrió, incluso darlo por finalizado. El mismo Mauricio Macri aseguró el viernes tras mantener un almuerzo con la cúpula del PRO que están “más fuertes que nunca” y “trabajando para el 2023”.

En dicha comida, que se llevó a cabo en la Costanera, se consensuó, tal como publicó Clarín, “moderar y bajar la intensidad de las discusiones públicas que hubo esta semana, concentrando toda la energía en los principales problemas que aquejan a la gente”. Y se agregó, como mensaje a la interna: “La unidad está consolidada y todos estuvieron de acuerdo en que es el valor más importante de Juntos por el Cambio”.

En tanto, Clarín adelantó este domingo que al menos tres de los aludidos por Carrió dicen que irán a la Justicia y que iniciarán una querella por calumnias e injurias.

El almuerzo de la cúpula del PRO

La primera en llegar había sido Patricia Bullrich, a las 11:56, a cuatro minutos de la hora pactada de un almuerzo que primero estaba previsto en San Telmo, luego se evaluó hacer en Puerto Madero y finalmente se terminó concretando en Happening Costanera, frente al Río de la Plata, en la otra punta de la Capital.

La presidenta del PRO evitó hacer declaraciones a su ingreso, pero también deslizó que las referencias que tenía que hacer sobre las declaraciones críticas de Carrió hacia dirigentes del partido ya las había hecho en Twitter.

“Como presidenta del PRO no puedo ver con buenos ojos el espectáculo degradante de Elisa Carrió, al golpear a dirigentes de Juntos por el Cambio objetando sus conductas éticas. Y esto sin mirar la propia y la de sus aliados. Basta, Carrió”, había tuiteado Bullrich el miércoles, después de que la líder de la Coalición Cívica apuntara con dureza contra dirigentes como Rogelio Frigerio, Emilio Monzó y Cristian Ritondo. Ya adentro de la reunión, Macri la defendió públicamente a la ex ministra de Seguridad por cómo había reaccionado.

Como presidenta del PRO no puedo ver con buenos ojos el espectáculo degradante de Elisa Carrió, al golpear a dirigentes de Juntos por el Cambio objetando sus conductas éticas. Y esto sin mirar la propia y la de sus aliados. Basta, Carrió. 🧵

— Patricia Bullrich (@PatoBullrich) August 10, 2022

Poco después de ella llegó, caminando, Diego Santilli, diputado nacional y uno de los principales aspirantes del PRO a competir por la gobernación de la provincia de Buenos Aires. “Hablamos después”, se limitó a decir, también, aunque dejó una declaración sobre el dato de inflación, del 7,4% de julio. “Es muy doloroso”, opinó. Y, de habitual bien diálogo con Carrió, evitó referirse a sus dichos.

El otro que tiene aspiraciones de gobernar la Provincia es Ritondo, que entró al almuerzo pasadas las 12.10. Acusado por Carrió de mantener una “amistad” con Sergio Massa y entablar negocios con él, el actual diputado ingresó al restaurant también diciendo que “lo que tenía que decir ya lo dije”. “Carrió nuevamente sale a jugar su interna de la peor manera. Ensuciar sin sustento a quienes dimos batallas enormes contra el kirchnerismo y las mafias genera un daño innecesario, mucho más en este delicado momento que viven los argentinos”, había tuiteado quien fuera ministro de Seguridad en la gestión como gobernadora de María Eugenia Vidal.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados