hablo-la-mama-de-uno-de-los-bebes-que-murio-en-un-hospital-de-cordoba:-“el-embarazo-fue-normal-y-mi-hijo-nacio-sano”Sociedad 

Habló la mamá de uno de los bebés que murió en un hospital de Córdoba: “El embarazo fue normal y mi hijo nació sano”

La mamá de uno de los bebés fallecidos en un hospital de Córdoba rompió el silencio tras la todavía inexplicable muerte de su hijo y aseguró que el embarazo “fue normal” y el bebé “nació sano”.

En un crudo relato, Vanesa Cáceres contó que fue a la Justicia por considerar inexplicable el desenlace fatal de su bebé después de un nacimiento que, según precisó, transcurrió sin problemas con una cesárea programada.

“El embarazo fue totalmente normal, controlado totalmente. No era embarazo de riesgo, sí una cesárea programada. Mi bebé nació totalmente normal, sano. Y a la hora y media se descompensó“, detalló Vanesa a Radio Mitre.

El de su bebé es uno de los cinco casos en los que se trata de niños que no tenían patologías previas. En total son 12 los bebés que murieron en el Hospital Neonatal “Dr. Ramón Carrillo” y, como informó Clarín, las dos hipótesis más fuertes que manejan los investigadores van de la mala praxis a una presunta intencionalidad.

El Hospital Materno Neonatal “Ministro Dr. Ramón Carrillo” en Córdoba.

Vanesa detalló que le avisaron poco después del nacimiento que su bebé tuvo “una arritmia” y poco después “entra a hacer paros”. “Empiezan a ponerle drogas para que reaccione su corazón. Después empeoran las cosas. Todo eso en el mismo día, a las horas. Al tercer paro cardíaco ya no pudo continuar”, relató.

Los casos ocurrieron entre marzo y junio de este año pero salieron a la luz este jueves. Lo curioso es que la investigación comenzó por una denuncia de una persona que, a priori, no sería familiar de ninguno de los bebés fallecidos.

Ahora la Justicia de Córdoba intenta saber si alguno de los profesionales de la salud involucrados actuó de manera negligente o, incluso, de manera intencional, según dijeron a Clarín fuentes del caso. En ese sentido hubo allanamientos en los que se secuestraron las historias clínicas de los pacientes.

El fiscal Raúl Garzón está al frente de la investigación. Foto: La Voz.

“Cinco bebés sanos murieron y esos fallecimientos son los más sospechosos porque no están vinculados a patologías. Además, las madres eran sanas”, explicó el fiscal Raúl Garzón a Clarín. “Sin embargo, se investigan 12 muertes en total y pueden haber otras. Aunque algunas de ellas pueden obedecer a causas previas”, agregó.

Hasta el momento, ningún empleado del hospital de la capital cordobesa fue imputado. En el caso de que haya habido intencionalidad de parte de una o varias personas, enfrentarían un proceso por “homicidio agravado”. A su vez, el fiscal confía en que “después de cierto tiempo van a aparecer él o los responsables”.

No obstante, el funcionario explicó que “las historias clínicas y los estudios que fueron secuestrados deben ser analizados por el Consejo de Mala Praxis, el cual indicará si realmente hubo irregularidades en torno a las muertes que se están investigando”.

“Mi hija sobrevivió, tiene una cicatriz grande en la espalda”

En medio de la conmoción por la muerte de al menos 12 bebés en un hospital cordobés, una mujer que fue mamá en ese establecimiento sumó un nuevo testimonio este viernes. Su bebé se recuperó después de haberse descompensado tras el parto.

Ella nació bien, a los minutos se empezó a poner con las manos pálidas. Me dijo el enfermero de la ronda que era normal. Sintió que se descompensó el bebé. Y bueno, esperé un rato y vienen a la habitación, la ven a Pilar que estaba fría, y me la llevan. De repente se puso mal. Siempre estuvo conmigo ella”, dijo María, la mamá, en diálogo con Arriba Córdoba.

Y agregó: “Se la llevó el enfermero. A las 11 me la llevan, y como a las 13 vuelve la doctora, me hablan, que la bebé estaba bien, que la habían estabilizado pero que tenía un hematoma en la espalda“.

María también precisó que tiene que “ir a la dermatóloga porque le ha quedado una cicatriz grande en la espalda” y 

“Cuando me la sacan no tiene nada y en la terapia le vi un moretón, me dijeron que no sabía me decían que yo había sido la que la había golpeado. Ella estuvo 22 días internada”, agregó.

El relato de la abuela de uno de los bebés

Romina Ceja contó cómo falleció su nieta y que los problemas comenzaron cuando su hija empezó el trabajo de parto.

La mujer aseguró que todo ocurrió en tres días, entre el 5 y el 7 de junio. Ceja relató al medio local que cuando su hija comenzó el trabajo de parto se acercaron al Hospital Neonatal, pero les dijeron que tenían que volver a su casa porque la madre tenía “poca dilatación”.

Romina Ceja, la abuela de uno de los bebés que murió en Córdoba. Foto: gentileza La Voz / Facundo Luque.

Horas después debieron regresar y recibieron la misma respuesta. La joven pasó dos horas sentada a la intemperie, hasta que finalmente la internaron.

Finalmente, alrededor de las tres de la mañana le informaron que su hija y su nieta estaban bien. Ceja recordó que pudo ver a las dos: “Mi hija estaba en la camilla con la bebé: noté que lloraba mucho“.

La mujer le dijo a La Voz que le explicaron que si las dos seguían bien les iban a dar el alta. “Le curaron el pupo y la vacunaron”, detalló, al tiempo que les dijo que a las 14 avisó al colegio que la recién nacida “tenía las manos frías y que no quería tomar la teta”.

Tres horas más tarde, volvieron a dar aviso y ya a la noche no podían despertar a la pequeña. “La revisaron a la bebé y se los llevaron”, comentó.

Y remató: “Cuando llegué, mi hija estaba con una crisis de nervios y mi nieta en cuidados”. “Le dieron dos paros cardíacos, según dijo la autopsia”, terminó el relato la abuela.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados