avion-venezolano-irani:-funcionarios-de-estados-unidos-intercambiaron-informacion-con-anibal-fernandezEconomía 

Avión venezolano-iraní: funcionarios de Estados Unidos intercambiaron información con Aníbal Fernández

Un enviado especial del gobierno de Joe Biden, el embajador Marc Stanley y el representante del FBI en el país intercambiaron información con el ministro Aníbal Fernández sobre el avión venezolano-iraní retenido en Ezeiza desde el 8 de junio y sujeto a una investigación.

La justicia argentina investiga posibles lícitos y vínculos con actividades terroristas por parte de sus tripulantes: catorce ciudadanos venezolanos y cinco iraníes que no pueden salir del país.

La reunión tuvo lugar el martes a la noche y fue difundida a través de un escueto comunicado. Sin embargo, fuentes oficiales reconocieron que hablaron del Boeing 747 de Conviasa supuestamente transferido a Venezuela por la aerolínea Qeshm Fars Air. Ambas empresas están sancionadas por las leyes estadounidenses. 

En el comunicado de Seguridad se informó que la reunión de Fernández la pidió Stanley, a quien el ministro había visto hace menos de tres meses.

“Durante el encuentro, ambos repasaron las líneas de trabajo en materia de cooperación bilateral que se vienen desarrollando para el “combate del crimen organizado, delitos complejos y transnacionales”, dijo el Ministerio de Seguridad.

Se informó además que Stanley llegó acompañado por el subsecretario adjunto, Marc Wells, un funcionario del Departamento de Estado que está de viaje por la región tras la realización de la Cumbre de las Américas, en Los Angeles. Y se dijo que ambos ratificaron además la “necesidad de seguir profundizando el intercambio de información y la colaboración entre las agencias de seguridad estadounidenses y argentinas”.

Aunque no aparece en la comunicación, en la reunión estuvo Ricardo Fernández, hombre del FBI en el país. El Buró Federal de Investigaciones​, que es la agencia de investigación criminal del Departamento de Justicia estadounidense, fue involucrado directamente en las investigaciones sobre el verdadero origen del avión venezolano iraní y los fines de su viaje aquí y a Paraguay, adonde estuvo en mayo y terminó en el aeropuerto de Ezeiza cuando ninguna petrolera lo quiso abastecer de combustible y Uruguay rechazó recibirlo. Argentina lo retuvo luego de las varias alertas internacionales que recibió de la agencia paraguaya que actuó con Estados Unidos e Israel.

También en Chile, la oposición a Gabriel Boric busca abrir una investigación sobre otros vuelos de Conviasa con otra aeronave iraní -un Airbus 340-. que también pasó por Ezeiza al menos cuatro veces entre abril y mayo. Los chilenos buscan ampliar la investigación con datos del FBI.

El ministro Aníbal Fernández ha ido cambiando su posición. Primero señaló que el piloto de la aeronave, Gholamreza Ghasemi, era un “homónimo” del iraní al que fuentes de inteligencia señalan como un veterano militante del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irá-Al Quds, y también abonó la tesis de que los persas son “instructores” de vuelo para los venezolanos. Pero ahora viene reconociendo que hay irregularidades que “hay que investigar”.  

En el intercambio de información de Aníbal Fernández y los funcionarios estadounidenses se habló de este y de otros episodios que inquietan a la dirigencia judía, especialmente a la DAIA, que en la querella ante el juez de Lomas de Zamora que investiga el caso del avión pidió la conformación de una mesa de trabajo con todas las areas que participan en la investigación. Desde la oposición se debe a que se flexibilizaron controles en el último tiempo que permiten la aparición de extranjeros con pasaportes o documentación falsa. Es de mínima un hecho alarmante.

El juez Federico Villena autorizó el pedido que a través de la abogada Marta Nercellas hizo el presidente de la DAIA, Jorge Knoblovits. En esa mesa van a participar precisamente tanto el juez, la fiscal, los querellantes, el Departamento Unidad de Investigación Antiterrorista (D.U.I.A.) como agentes internacionales del FBI, o el Mossad de Israel. 

Además de buscar interconexión entre los hechos que se investigan sobre el Boeing 747 incautado, en la DAIA quieren saber si hay relación entre el joven detenido en Concepción del Uruguay, Entre Ríos, que se identificó como iraní pero cuya identidad real todavía no puede establecerse. Y también quieren avanzar con datos que expliquen la aparición de dos paquistaníes con pasaporte estadounidense en Viedma. Ambos fueron demorados pero no detenidos hace unas semanas, según informó la policia local.

Mirá también

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados