el-grupo-macri-acelera-en-la-justicia-una-causa-contra-carlos-zannini-por-el-correo-argentinoEconomía 

El grupo Macri acelera en la Justicia una causa contra Carlos Zannini por el Correo Argentino

El grupo Macri, ex controlador del Correo Argentino, acelera un expediente en la Justicia en el que denunciaron por abuso de autoridad al dirigente K y Procurador del Tesoro, Carlos Zannini, por abuso de autoridad y connivencia para sacarles la empresa.

La semana pasada los abogados de Socma SA se presentaron ante el juzgado del juez Sebastián Casanello -que tiene a cargo la investigación- y pidieron una batería de pruebas para que reactive la causa. La decisión se dio luego de que la Sala III de la Cámara de Casación ordenara reabrir el expediente que el propio Casanello había desestimado.

En la causa por presunto de abuso de autoridad, falsedad ideológica de documento público y alteración de un sistema informático también fueron denunciados el titular de la Inspección General de Justicia, Ricardo Nissen y la fiscal del caso de la quiebra contra el Correo Alejandra Boquín. Nissen tiene fuertes vínculos con la familia Kirchner. Fue apoderado de Máximo y Florencia en Hotesur, la empresa familiar investigada por lavado.

En la presentación ante Casanello piden que se realice un entrecruzamiento de llamadas entre Zannini, la fiscal Boquín, Nissen y la ex Procuradora General, Alejandra Gils Carbó. “Especialmente en los períodos próximos a los dictámenes y resoluciones persecutorios hacia Correo Argentino SA”, sostienen en el escrito.

Tambien pidieron una pericia informática que analice los mensaje de texto, mails y chats de Whatsapp entre los denunciados. También piden otro peritaje para determinar si ha existió algún tipo de manipulación o adulteración del sistema informático Lex 100 al momento de la elección de la contadora Flor Inés Farber que intervino en el expediente del Correo.

La fiscal Gabriela Boquín jura antela ex Procurador Alejandra Gils Carbó, ambas denunciadas en la causa del Correo.

La causa contra Zannini, Nissen y Boquín arrancó en 2020 con una denuncia de SOCMA, la empresa de la familia Macri. En primera instancia, el juez federal Casanello archivó la denuncia por “inexistencia de delito”.

Luego, ese fallo fue confirmado el año pasado por la Sala II de la Cámara Federal, con el voto de los jueces Roberto Boico y Eduardo Farah y la disidencia de Martín Irurzun.

Pero Socma apeló y el caso llegó a la Camara de Casación que hace diez días en un fallo unánime ordenó reabrir el expediente y cuestionó a los jueces porque no habían tenido en cuenta ninguna de las medidas de prueba que estaban pendientes para determinar si hubo o no delito.

Ricardo Nissen, titular de la IGJ, y ex apoderado de Máximo y FLorencia Kirchner.

En ese fallo, el juez Juan carlos Geminiani sostuvo que era “prematuro” hablar de inexistencia de delito ya que “se verifican medidas de prueba pendientes que podrían arrojar elementos conducentes a la investigación, ya sea para confirmar la decisión que se impugna como para la continuación de la pesquisa”.

Para Socma Zannini encabeza una estrategia judicial para perjudicar al grupo y a la familia Macri en la causa de la quiebra del Correo Argentino.

El Procurador del Tesoro, que responde a la vicepresidenta Cristina Kirchner, fue quien declinó la oferta de $1.000 millones que ofreció Socma al Estado en el expediente de la quiebra para resolver la situación. Incluso, a pesar de que la quiebra aún no está firme, pidió que se extienda a todo el conglomerado de empresas de la familia del ex presidente.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados