el-papa-del-chico-electrocutado-por-tocar-un-poste-en-cordoba:-“¿quien-me-devuelve-ahora-la-vida-de-mi-hijo?”Sociedad 

El papá del chico electrocutado por tocar un poste en Córdoba: “¿Quién me devuelve ahora la vida de mi hijo?”

Faltan pocos minutos para que sea el sepelio de Luciano Aranda (14). La escena es desgarradora. El barrio Alto Alberdi, de la ciudad de Córdoba, despide con profundo dolor al adolescente que perdió la vida tras recibir una descarga eléctrica al apoyarse en un poste de alumbrado público el martes a la noche.

Luciano (14) y su hermano Juan, de 12 años, salieron de su casa el martes por la tarde con la idea de pelotear en una plaza del barrio. Jugaron al fútbol un rato hasta que, en determinado momento, el mayor de los hermanos se apoyó en un poste. La escena siguiente fue de terror: Luciano en el piso, inconsciente, Juan llorando y pidiendo ayuda, vecinos desesperados tratando de reanimar al chico.

“Cuando llegué al lugar, mi hijo ya estaba muerto”, contó a Clarín entre lágrimas Vladimir Aranda, padre del adolescente. Con la voz quebrada y una tristeza que atraviesa la línea telefónica, el hombre pidió justicia y que “a ningún otro chico le pase lo que le pasó a Luciano”.

¿Quién me devuelve ahora la vida de mi hijo? ¿Cómo hago para aceptar que no va a estar más en mi mesa, todos los días? ¿Qué hago con todos los proyectos y sueños que teníamos? Esta tragedia se podría haber evitado”, se lamentó Vladimir, quien enviudó hace dos años y medio. “Antes éramos cuatro en la mesa junto a mi señora y mis dos hijos más chicos. Cuando ella murió quedamos nosotros tres, y ahora somos sólo dos. No puedo aceptarlo”, agregó.

El papá de Luciano y otras familiares. El chico murió electrocutado al tocar un poste de luz. Fotos: Gentileza La Voz.

El hombre contó que Juan, su hijo menor, recibe asistencia psicológica permanente por todo lo que vivió. “Él perdió primero a su mamá y ahora vio morir a su hermano. Fue un momento muy terrible el que pasó. No está bien”, indicó.

Un sueño esfumado

Luciano soñaba con dedicarse a jugar al fútbol de forma profesional. La pelota era su pasión. La semana que viene comenzaban sus clases en la escuela de fútbol de Las Palmas.

“Él estaba abocado al estudio y al deporte. Yo estaba muy orgulloso de mi hijo, él cumplía con todas las expectativas que yo tenía como padre. Sin su mamá, lo único que le quedaba era yo. Desde mi lugar hacía todo para que sea una buena persona y sí que lo era. Estudioso, compañero, bueno con todos, no sé cómo voy a seguir adelante”, dijo Vladimir.

El joven, según precisaron sus familiares, era muy talentoso con la pelota. Además, estaba muy comprometido con sus estudios. “La nota más baja que tenía era una 8”, contó su papá.

“La escena fue de terror”

Juan Martínez, vecino de Alto Alberdi, fue el primero en llegar al lugar del hecho. En comunicación con Clarín, aseguró que la escena con la que se topó fue “de terror”. “Todos gritaban desesperados pidiendo ayuda. Inmediatamente empecé a hacerle maniobras de reanimación hasta que llegara el servicio de emergencias”, contó.

Durante una hora estuvieron intentando reanimar a Luciano, sin éxito. Su padre agradeció tanto a los vecinos como al servicio de emergencias, por todo el esfuerzo que hicieron por su hijo.

El poste electrificado que le causó la muerte a Luciano Aranda. Fotos: Gentileza La Voz.

Martínez contó también que otro vecino que se acercó a ayudar se apoyó sin querer en el mismo poste que el adolescente y que una descarga eléctrica lo sacudió a un metro. El hombre aseguró que desde 2017 vienen haciendo reclamos por el mal estado de las columnas y que nunca hubo una solución.

“¿Cómo puede ser que la plaza, que se supone que es un lugar para la familia, para que los chicos se diviertan, sea tan peligrosa?”, disparó Martínez, y agregó: “Yo, como padre que soy, ahora tengo terror de dejar que mis hijos salgan a jugar a la pelota. Estamos más alertas que nunca”.

“Se podría haber evitado”

Sandra Meyer, titular de la fundación Relevando Peligros, que se dedica a detectar situaciones de riesgo eléctrico en Córdoba, opinó que la muerte de Luciano “se podría haber evitado”. La mujer es referente en la lucha contra este tipo de tragedias ya que su propio hijo murió electrocutado en circunstancias similares en 2009.

“Esta muerte, como otras, incluso la de mi hijo Juan, podrían haberse evitado si se hubiese actuado conforme a las normativas vigentes”, precisó. La Ley de Seguridad Eléctrica, que exige la revisión por parte de personal competente de todas las instalaciones de la Provincia, actualmente está en plena vigencia. “Si bien la ley ya debería estar implementada, lo cierto es que entre la letra y la acción hay un abismo”, se quejó la mujer.

“Cuando vos ves un pozo en la calle podés avisar que lo arreglen, para que no ocurra un accidente. En cambio, la electricidad no te da un previo aviso, no te dice ‘Acá estoy y soy peligrosa’. A la electricidad te la topás, te electrocutás y te morís”, explicó.

En el último año, según un relevamiento hecho por Relevando Peligros, un total de 18 personas murieron electrocutadas a causa de instalaciones en malas condiciones, y hubo 32 incendios de origen eléctrico en toda la provincia de Córdoba.

“Sabemos que la implementación de la Ley de Seguridad Eléctrica es un largo camino, pero queremos que aunque sea empiecen por las plazas, las escuelas, lugares de circulación continua. Que empiecen por algo. Esto no es de un año para el otro, pero al menos deben comenzar a invertir. El problema es que no hay una decisión política de invertir en seguridad eléctrica”, cerró Meyer.

Maestría Clarín – Universidad de San Andrés

AS

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados