todos-contra-todos-en-la-formula-1:-la-guerra-entre-max-verstappen-y-lewis-hamilton-le-puso-punto-final-a-la-era-de-la-diplomaciaDeportes 

Todos contra todos en la Fórmula 1: la guerra entre Max Verstappen y Lewis Hamilton le puso punto final a la era de la diplomacia

Todos contra todos. La Fórmula 1 es un cambalache. Pasa una mosca cerca de los boxes de Mercedes y Red Bull y la ponen a hacer abdominales y flexiones de brazos para que deje de molestar. Al demonio con la diplomacia. Acá hay que ganar como sea. En la pista, en la dialéctica, en el escritorio… Las reglas y los códigos se estiran y se manosean tanto que Toto Wolff, Christian Horner, los comisarios deportivos y la FIA tomaron tanto protagonismo como los auténticos cracks en esta definición atrapante: Max Verstappen y Lewis Hamilton. Y los fanáticos están de parabienes, aunque todo se haya desmadrado incluso con maniobras peligrosas para la salud de los pilotos.

Los récords existen para batirse. Bienvenido entonces el número mágico de 369,5 que comparten el neerlandés y el inglés. El puntaje igualado con el que saldrán el domingo, desde las 10 de la Argentina, al circuito de Yas Marina en Abu Dhabi, en la última carrera del año.

Un escenario que sólo se vivió en 1974, cuando el brasileño Emerson Fittipaldi (McLaren) y el suizo Clay Regazzoni (Ferrari) llegaron con 52 puntos a la fecha final del 6 de octubre. En el Gran Premio de Estados Unidos, el sudamericano fue cuarto y logró su segundo título.

Si esta temporada de la Fórmula 1 es inolvidable, principalmente es por Max y Lewis: el joven soberbio y talentoso al que no le importa nada con tal de ser campeón versus el experimentado que va por una inigualable octava consagración. Sí, también soberbio y talentoso. Pero la tensión poco a poco mutó en guerra de “autazos”, toques peligrosos y cruces bélicos de palabras entre ellos, sus jefes y todo el que ose estar en el medio.

Hamilton versus Verstappen

v1.7 0421

El mano a mano entre Verstappen y Hamilton en la Fórmula 1



Fuente: STATSF1 Infografía: Clarín

Hamilton le apuntó a Verstappen por su manejo en Jeddah, donde al neerlandés lo penalizaron con 5 segundos por saltarse una chicana y con 10 por provocar el choque a poco del final, cuando le debía ceder el paso al inglés y desaceleró al menos provocativamente.

“Me enfrenté a muchos pilotos en mis 28 años de carrera, me crucé con muchos personajes, pero algunos sobrepasan los límites, no aplican las reglas. Él ha sobrepasado los límites, seguro. Tuve que evitar accidentes muchas veces con este tipo”, dijo con cierta corrección, después de haberlo llamado “fucking crazy” tras el toque.

“A veces en caliente decís cosas y en frío te sentís diferente, pero en el momento así es como se sentía. A él no le importaba si no terminábamos la carrera, pero a mí sí”, agregó.

Verstappen contraatacó: “Pasaron cosas con las que no estoy de acuerdo, pero es lo que es. Yo lo quería dejar pasar y él no me quería adelantar. Y nos tocamos. Me dijeron que debía devolver la posición y cuando escuché eso por la radio me tiré a la derecha, mostrándole que me iba a mover. Frené, bajé cambios y se quedó detrás mío y me pegó”.

Para Hamilton, el escenario de ese choque que afortunadamente dejó a ambos en la pista fue bastante diferente en su análisis. “Intenté ser sensato. Gracias a mi experiencia logré mantenerme en la pista e intenté ser limpio hasta el final. No entendí por qué de repente pisó el freno con fuerza. Le di por detrás y luego él volvió a acelerar. Traté realmente de mantener la calma, algo que era realmente difícil”.

Y le lanzó otro dardo a Mad Max: “Vimos varios incidentes este año, incluso en Brasil, en los que se supone que debíamos hacer nuestras carreras dentro de las líneas blancas. Pero las reglas no han sido claras por parte de los comisarios y esas cosas se han permitido, así que continúan. Sé que no puedo adelantar a alguien, salirme de la pista y luego seguir en la misma posición. Eso es bien conocido por todos los pilotos, pero supongo que no se aplica a uno de nosotros“.

Verstappen recogió el guante que era para él por cortar chicanas para evitar ser sobrepasado por Hamilton y sus bravuconadas fueron misiles hacia los comisarios deportivos. “No fue correcto que me penalizaran con cinco segundos, pero no merecen palabras que salgan de mi boca”, sostuvo.

Y recordó viejas sanciones: “Me parece interesante que soy el único que recibe penalizaciones cuando los dos nos salimos de las líneas blancas. En Brasil estuvo bien, pero de repente acá me sancionan”.

Y el neerlandés sacó pecho, entre tanto cruce, porque el público lo eligió como “piloto del día” en la habitual votación hecha por la categoría. “Me alegro que me hayan dado ese premio. Al menos los fans saben de qué va esto. Lo que pasó con las sanciones es increíble. Esto no es Fórmula 1”.

Mercedes vs Red Bull

Cuando Verstappen frenó y Hamilton lo tocó de atrás a pocas vueltas del final, Toto Wolff abandonó su pinta de austríaco impoluto e insensible: gritó furioso, se sacó los auriculares y los reventó contra su mesa en el box de Mercedes. Una imagen nunca vista. Estaba rabioso, por más que al final hasta celebró el tercer puesto de Valtteri Bottas, ganado sobre la bandera a cuadros a Esteban Ocon. No se iba a quedar callado. Y no se calló.

“Este manejo debe ser analizado. Fue más allá del límite. En Brasil dije que se sentaba un precedente al no investigar este tipo de maniobras. El campeonato lo deberían ganar el auto más rápido con el piloto más rápido”, fue conciso Wolff, director deportivo de la escudería alemana.

Y se preocupó por lo que podría pasar con la imagen de la Fórmula 1 si en Abu Dhabi se repiten estos incidentes o incluso todo termina, como él mismo imaginó hace unas semanas, con un “autazo” al estilo Senna vs. Prost.

“No queremos ver esto en Abu Dhabi. Espero que todos aprendan las lecciones de Jeddah y que en la carrera final no termine mal. Este campeonato no merece un resultado determinado por un choque”, alertó.

En la otra vereda, su colega Christian Horner, jefe del equipo Red Bull, mantiene la confianza para el cierre de la temporada: “Fue una pelea codo a codo, como en todo el año. Mercedes está mejor, pero Max peleó como un león este fin de semana y lo dio todo. Estoy relajado. Me siento como si estuviese en el ring y listo para pelear”.

Pero no tardó mucho el inglés en apuntarle a los comisarios por lo que considera una disparidad de criterios. “El deporte extrañó a Charlie Whiting (histórico director de carreras de la F1, fallecido en marzo de 2019). Es frustrante y es difícil para Michael (Masi, quien ocupa el cardo de Whiting) y los comisarios porque esta carrera fue difícil de manejar. Las lecciones deben aprenderse”.

Claro que Helmut Marko, principal asesor de Red Bull y hombre de pocas pulgas, fue de frente contra los comisarios: “Sentimos que no nos tratan con igualdad”. Básicamente, no está de acuerdo con que la responsabilidad del choque de Hamilton haya sido de Verstappen, por lo que recibió 20 segundos de penalización.

“Nuestros ingenieros pueden probar que Max no frenó brusco como dijo Hamilton. Él chocó nuestro auto y nos dejó dos cortes en la rueda trasera. Fue tan severo que no pudimos atacar más. Además, en la segunda largada, Hamilton estuvo a una distancia mayor a 10 autos y preparó mejor sus neumáticos. A Vettel lo sancionaron por esto en Budapest”, agregó.

Red Bull y Mercedes transformaron la rivalidad deportiva en cuestión de Estado. Y ya es un vale todo sin pruebas con tal de sembrar dudas. El último episodio fue cuando la escudería austríaca cuestionó la legalidad reglamentaria del ala trasera del W12. Tanto que Verstappen tocó una de ellas de un Mercedes en San Pablo y lo multaron en 50 mil euros. Básicamente, alegan que es más flexible. Sin embargo, no se ha descubierto infracción alguna.

Hamilton lo toma como algo personal, porque sobre el tapete se lanza la trampa como argumento de combate. “Cuando pelean los egos, hay defensa y hay respeto, pero lo peor es cuando alguien habla de hacer trampa. Hicimos todas las pruebas y no me gusta cuando cierta gente saca este tema”, le dijo el inglés a The Guardian.

Todos contra la “oferta” de Masi

Christian Horner y Max Verstappen, en el box de Red Bull. Foto AFP

Antes de la última de las tres largadas, el mundo escuchó por televisión un historico diálogo entre Michael Masi, director de carreras de la F1, y Jonathan Wheatley, director deportivo de Red Bull.

“Mi oferta es que Verstappen le devuelva el puesto a Hamilton, porque si no podía existir una sanción posterior”, dijo Masi. La escudería austríaca aceptó y Max pasó a Ocon y Hamilton en la primera curva con una maniobra monumental. Pero pos carrera llovieron las críticas para la F1.

“Fue muy inusual. Jamás había vivido algo así”, comentó Christian Horner. Y Marcin Budkowski, director ejecutivo de Alpine, fue más duro aún: “Fue una discusión surrealista entre Michael y Jonathan, como si estuvieran en un mercado cambiando posiciones por penalidad. Nos quedamos con la pole, pero fue surrealista”.

Toto Wolff no se quedó afuera de la crítica a Masi: “Fue una nueva situación para nosotros. Creo que Masi tenía las manos llenas en la carrera con los accidentes y los pedazos de autos en la pista. Debemos aprender de esto”.

Viendo el escenario inesperado que se le presentó, más aún porque su “oferta” fue teletransmitida en directo y fue atacada en las redes sociales, Masi le bajó los decibeles a la historia y dio su opinión: “No lo llamaría trato, porque el director de carreras no tiene autoridad para instruir a los equipos. Fue un intercambio normal como otros”.

Abu Dhabi, en la mira

El circuito de Yas Marina, donde los pilotos posaron a fines de 2020. Foto AFP

El Gran Circo de la Fórmula 1 se mudará esta semana de Arabia Saudita a Emiratos Árabes Unidos. Yas Marina será el escenario de una definición atrapante. ¿Qué debería pasar para que cada uno de los pilotos protagonistas se consagre?

Max Verstappen será campeón si termina delante de Lewis Hamilton, si ninguno de los dos suma o y si logra la vuelta rápida si llega décimo y Hamilton termina noveno.

Hamilton será campeón si termina delante de Max en los puestos que otorgan puntos y si es décimo o mejor en caso de que Verstappen abandone o no sume puntos.

Si hay un accidente o un doble abandono por algún motivo mecánico, el que se llevará el título será Verstappen porque ganó una carrera más (9 contra 8) que Hamilton. En este caso, sería la primera vez que dos pilotos terminen la temporada con la misma cantidad de unidades y que haya que recurrir a un desempate para determinar el campeón.

“Estamos empatados y está claro que el Mundial se decidirá allí. Esperamos tener un buen fin de semana en Abu Dhabi”, se esperanza el neerlandés de 24 años. “Hicimos un trabajo increíble y el campeonato se definirá en la última carrera”, resumió con optimismo el inglés de 36 años, quien confesó que en la previa al GP de Arabia Saudita estuvo siete horas un dia y cuatro en otro arriba del simulador del circuito de Jeddah. Mal no le fue.

HS

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados