alfredo-casero-mas-renegado-que-nuncaSociedad 

Alfredo Casero más renegado que nunca

Alfredo Casero “mandó a cagar” a Joaquín Nahuel Núñez, el nene de 10 años que sueña con ser pastelero y que se volvió un furor en redes cuando contó que hace tortas para poder pagar una costosa operación. El humorista aprovecha cada espacio para despotricar su enojo. En el último tiempo, visitó el programa de Viviana Canosa y cruzó al periodismo, asistió a una manifestación frente a la embajada cubana y le gritó “tarado” al canciller, salió a la calle en plena campaña y le dibujó un pene a un afiche de Daniel Santoro. Para él, cualquier oportunidad es buena para generar polémica. Sin embargo, el mensaje agresivo y sin sentido a un niño confirmó que está más renegado que nunca.

Joaquín explotó en redes hace poco más de una semana. En un accidente doméstico en 2019, el pequeño sufrió una quemadura del 25% de su cuerpo y, aunque ningún órgano se vio afectado, perdió la piel de su brazo derecho, de sus dos piernas, de su entrepierna, del cuello, oídos, de parte del pecho y la cara. Para la reconstrucción, necesita injertos de piel y cuatro expansores de 500 dólares cada uno. Su historia se volvió viral de inmediato, no solamente por sus lesiones sino porque el pequeño aprovechó la exposición para mostrar las tortas que hace para vender.

Joaquín fue invitado a programas de televisión y los cocineros más conocidos lo contactaron para ayudarlo. Por unos días, fue una especie de niño mimado de Twitter hasta que apareció Casero. El 24 de noviembre el actor reuiteó una foto que había subido el nene con una torta que había preparado para C5N y escribió: “Andá a cagar”.

El repudiable mensaje fue levantado por todos los medios y si bien es falso que perdió sus trabajos como consecuencia del exabrupto -algo que se publicódio en la mayoría de los portales-, el rechazo a su tuit resultó generalizado. Casero, unos días después, intentó bajar el tono de su agresión: “El pibe es un emprendedor. Lo que menos necesita es ser usado por la tele. Ni por los que lo tratan de pobrecito. Un emprendedor es la base de la dignidad”, escribió en la misma red.

Reconvertido en una especie de personaje mediático libertario, Casero viene teniendo todo tipo de excesos. En septiembre vandalizó un afiche del candidato oficialista Leandro Santoro y luego filmó un mensaje irónico: “No le pueden dibujar porongas a este muchacho”, dijo. Semanas después, en una entrevista con Viviana Canosa y a pesar del buen clima entre los dos, cruzó a la conductora: “Por ustedes, la gente tiene miedo”. Unos días más tarde se viralizó un video de su participación en la marcha frente a la Embajada de Cuba. Desaforado y con un parlante en el hombro, gritaba todo tipo de insultos.

Galería de imágenes

Articulos relacionados