a-un-ano-de-la-muerte-de-maradona,-¿que-paso-con-los-acusados-de-filtrar-las-fotos-en-la-funeraria?Sociedad 

A un año de la muerte de Maradona, ¿qué pasó con los acusados de filtrar las fotos en la funeraria?

Diego Antonio Molina, Claudio Fernández (49) y su hijo Sebastián (19) siguen bajo la lupa de la Justicia en la causa que tramita ante el Juzgado Penal, Contravencional y de Faltas de Ciudad, a cargo de Gonzalo Viña. Están imputados como coautores responsables de la divulgación pública de las fotos que mostraban a Diego Armando Maradona en su lecho de muerte.

Diego Molina fue el encargado de amortajar el cuerpo de Maradona en el ataúd y lo acompañó dentro del coche fúnebre desde el local de sepelios hasta Casa Rosada. Sin embargo, antes de cerrar el cajón se retrató junto al féretro del ídolo argentino. Las imágenes no solo se difundieron a través de WhatsApp, sino que aparecieron otras que se tomaron Claudio Fernández y su hijo Sebastián.

En una de ellas, un hombre mira a la cámara, apoya su mano derecha en la frente de Maradona y levanta el pulgar izquierdo. En otra, dos personas sonríen ante la lente. En la funeraria, el eslabón más fino de la cadena de custodia, fue donde se produjo la filtración que se convirtió en repudio, escándalo y una causa judicial.

Los responsables de haber viralizado el registro fotográfico, fueron despedidos de la casa velatoria Pinier, ubicada en el barrio de La Paternal, cerca del lugar donde Maradona vivió cuando jugaba para Argentinos Juniors.

Diego Molina (c), el empleado de la funeraria durante el traslado del cuerpo de Diego Maradona a La Paternal. Foto Fernando de la Orden

“El próximo 7 de diciembre hay audiencia por un pedido de recusación. La abogada particular de Molina pide juicio abreviado, pero los de Fernández, que están siendo representados por un defensor público, solicitaron la nulidad de lo actuado. El Juez se lo rechazó y ellos apelaron a la Cámara. Estamos esperando a que resuelva”, le confirmaron a Clarín fuentes judiciales.

El caso de la imputación de Diego Molina y Claudio y Sebastián Fernández en las contravenciones de profanación de cadáver (Art. 70 CC) y afectación de servicios de emergencia o seguridad (Art.74 CC) están en la etapa de audiencia de requerimiento a juicio sobre la que el juez decidirá si efectivamente se llegará a esa instancia. Es decir, la fiscalía N° 25 de la Ciudad, a cargo Roberto Maragliano, presentará los alegatos sobre por qué los considera culpables y el juez decidirá si están o no en condiciones de ir a juicio.

Todo indica que van a juicio abreviado. En ese caso, los imputados se declaran culpables y se les aplica una multa y probation”, le dicen a este medio allegados a la causa.

“Ante la viralización de una imagen de Diego en su lecho de muerte, me voy a ocupar personalmente de encontrar al canalla que tomó esa fotografía. Van a pagar todos los responsables de semejante acto de cobardía”, expresó Matías Morla, el abogado de Maradona, quien luego se transformó en querellante de la causa junto a Rita “Kity” Maradona, una de las hermanas del 10.

Diego Molina, acusado de difundir las imágenes con el cuerpo de Maradona.

Desde las fiscalías de San Isidro donde se investigan las circunstancias de la muerte aclararon que, desde el inicio de las actuaciones, se tuvo especial cuidado en que nadie sacara fotografías al cuerpo de Maradona, por lo que se retuvo los celulares de todos los funcionarios que participaron de las diligencias, tanto en la escena del deceso como en la autopsia.

“Es una lástima que se haya filtrado este tipo de fotografías cuando tuvimos tanto cuidado. Pero el eventual delito ocurrió en otra jurisdicción y cuando el cadáver ya había sido entregado”, aclaró una fuente del Ministerio Público Fiscal de San Isidro.

MG

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados