pacto-con-iran:-en-medio-de-una-interna,-la-dirigencia-judia-debate-que-hacer-con-su-querella-a-cristina-kirchnerEconomía 

Pacto con Irán: en medio de una interna, la dirigencia judía debate qué hacer con su querella a Cristina Kirchner

La decisión del Tribunal Oral Federal N°8  de sobreseer a Cristina Kirchner y a otros 10 acusados en la causa por la firma del pacto con Irán para dar vuelta de página la causa AMIA, causó euforia entre los beneficiados.

En cambio, la dirigencia judía vive horas decisivas sobre lo que hará ante la justicia. Y lo vive bajo con una fuerte interna entre los distintos sectores de la colectividad y también entre denuncias de presuntas presiones del gobierno K para que la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentina (la DAIA) no apele ante la justicia.

Esa apelación haría rever en Casación la decisión del TOF 8 que, el viernes pasado, consideró que no hubo delito en la firma de ese memorándum de entendimiento, de 2013, entre la ex presidenta Fernández de Kirchner y el iraní Mahmud Ahmadinejad.

El tema genera tantas divisiones que la DAIA, que nuclea a todas las instituciones de la colectividad judía del país, convocó a un encuentro nacional para este martes 19.

Este busca a su vez fijar una fecha para que una asamblea nacional decida si van a apelar o no al fallo judicial. “Si la DAIA no presenta un recurso de Casación contra el sobreseimiento del TOF 8, los familiares de víctimas de la AMIA quedarán solos como acusadores en la causa del memorándum de entendimiento con Irán”, advirtió Tomás Farini Duggan, uno de los abogados más conocidos de las familias que son querellantes, y viven con nerviosismo el futuro del fallo.

El tema dividió siempre a la colectividad judía, también agrietada por quienes son de la colectividad y tienen afinidad con el kirchnerismo -y le apoyan sus decisiones- y quienes son oposición.

En su momento, fue el ex presidente de la DAIA, Ariel Cohen Sabban quien decidió que la entidad querellara a Cristina Kirchner, a su ex canciller Héctor Timerman y a otras diez figuras de la política. Esta querella es la que se había originado en la denuncia del fiscal Alberto Nisman, que apareció muerto cuatro días después de presentar su denuncia por encubrimiento en el Pacto con Irán, en enero de 2015.

Entonces, la AMIA no quiso acompañar la querella, y hasta su ex presidente Agustín Zbar, debió renunciar por reclamarle a la DAIA que desistiera de la misma. Consultadas por Clarín las autoridades de la mutual judía sobre si apoyan la apelación a la querella evitaron pronunciarse en función de que no fueron parte de quienes la promovieron.

Las razones de apoyarla o no son difusas, se cruzan en algunos casos con la grieta política y en otros no. Lo cierto es que ahora hay versiones de que también los sectores ortodoxos que apoyan al actual presidente de la entidad Jorge Knoblovits -y que son muy cercanos también al jefe del Gabinete nacional, Juan Manzur- buscan dar una vuelta de página y montarse en la decisión del TOF 8, no apelar y terminar con este largo conflicto jurídico. 

La situación es muy compleja porque en su momento, Cohen Sabban -obligado a renunciar por una denuncia de acercamiento sexual por parte de la actriz Esmeralda Mitre- fue cuestionado por politizar la decisión de querellar cuando, le señalaban, que el memorándum de entendimiento había sido aprobado por ley y que otros sectores de la sociedad lo habían avalado.

Pero del otro lado están las familias de las víctimas que sí quieren permanecer en la querella como una de las vías para tener justicia.  

La alarma cundió ante varios otros hechos.  Por un lado, el senador cristinista Oscar Parrilli, ex jefe de los espías del gobierno de Cristina F.  y uno de los acusados en la causa por el pacto con Irán amenazó con denunciar a funcionarios y querellantes ahora que fue sobreseído.

Este miércoles a la mañana, Miguel Steuermann, director de la emisora judía Radio Jai le preguntó al diputado de Juntos por el Cambio, Waldo Wolff, sobre las crecientes versiones de que existen presiones y llamados para que la DAIA no apele al fallo. Wolff, que fue vicepresidente de la Delegación antes de saltar a la política, dio por hecho que eso ocurre pero no dio nombres. Knoblovits negó rotundamente haber recibido presiones.

Pero esas versiones afirman que habría habido mensajes desde el oficialismo para que, si no apelan al fallo, no habría denuncias judiciales como las que pidió Parrilli contra los querellantes. Y también que no le cobrarían los costos del proceso judicial que terminó en el sobreseimiento del TOF 8.

Lo cierto, es que muchas entidades judías, como DAIA y AMIA, dependen de los dineros del Estado no sólo para sus gastos en Seguridad sino que también reciben otro tipo de subsidios sociales, como los que recibe la emblemática mutual de Pasteur al 600.

El mismo ministro de Seguridad, Aníbal Fernández introdujo el tema en su polémica con el dibujante Nik. Porque en su tuit amenazante dijo que la escuela ORT recibía un subsidio del ministerio de Educación, aunque esta vez no era el caso, ya que estaba errado.

Mirá también

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados