un-historico-delfin-de-ricardo-lorenzetti-controlara-la-obra-social-del-poder-judicialEconomía 

Un histórico delfín de Ricardo Lorenzetti controlará la obra social del Poder Judicial

En un fallo unánime, la Corte Suprema de Justicia dispuso este martes que la obra social del Poder Judicial quede bajo el control de la Secretaría General de Administración, a cargo de Héctor Daniel Marchi, un histórico funcionario del máximo tribunal que llegó en 2004, cuando asumió el juez Ricardo Lorenzetti.

En medio del recambio de presidente de la Corte, la decisión le da más poder a Marchi, quien desde años maneja la caja del tribunal, en especial el estratégico fondo anticíclico, que supera los $ 30.000 millones.

La decisión se da también luego de que la Policía Federal decidiera el lunes el allanamiento en el servicio médico a raíz de una denuncia por presunta malversación de fondos que investigan el fiscal Carlos Rívolo y la jueza María Servini.

El aval para que Marchi sea el responsable de controlar la obra social del Poder Judicial de la Na fue total, con las firmas del actual presidente Carlos Rosenkrantz, de quien lo será desde el viernes, Horacio Rosatti, de Juan Carlos Maqueda, Elena Highton y de su mentor Lorenzetti.

Ricardo Lorenzetti fue quien trajo a Marchi a la Corte, en 2004. La relación entre ambos se debilitó en el tiempo. Foto: Rolando Andrade Stracuzzi.

En el acuerdo los jueces citaron cuatro puntos en los que resaltaron que “para un mejor cumplimiento de los propósitos, misiones y finalidades de la Obra Social resulta conveniente modificar el artículo 1 del Estatuto a fin de establecer que actuará en la órbita de la Secretaría General de Administración”.

El mismo destaca que el sector a cargo de Marchi “ejercerá la supervisión de las funciones administrativas” y estará “facultada para formular directamente a la Obra Social las observaciones y recomendaciones que estime convenientes”.

Marchi llegó a la Corte desde Rafaela, Santa Fe, junto con Lorenzetti cuando asumió como juez del tribunal en 2004. Durante la gestión de Lorenzetti como presidente, de 2007 a 2018, fue sumando poder internamente y controló los fondos de la Corte.

Sin embargo, su influencia trascendió la presidencia de Lorenzetti, con quien en los últimos años habría debilitado su relación. Con la llegada de Rosenkrantz, hubo consenso interno para que siguiera al frente de la administración del máximo tribunal y ahora, con el arribo de Rosatti, surge el fallo unánime que lo habilita a tener peso en el manejo de la obra social del Poder Judicial.

“Trabaja para todo el tribunal”, dicen en un despacho de Tribunales sobre Marchi, marcando que más allá de haber llegado a la Corte de la mano del juez santafesino en la actualidad cumple funciones para todo el cuerpo.

En sus años gestionando, Marchi recibió una denuncia de Elisa Carrió contra él y Lorenzetti en 2016, por presunto enriquecimiento ilícito. La misma fue desestimada por la Justicia por “inexistencia de delito”. A raíz de ello, surgió una contradenuncia de Marchi contra Carrió por daños y perjuicios a su persona.

Mirá también

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados