el-gobierno-volvio-a-reunir-a-la-mesa-de-campana-con-el-debut-de-juan-manzur-y-sin-alberto-fernandezEconomía 

El Gobierno volvió a reunir a la mesa de campaña con el debut de Juan Manzur y sin Alberto Fernández

A la hiperactividad que el Gobierno busca implementarle a la gestión y frente a la urgencia de mostrar cohesión en medio de la crisis, la coalición volvió a reunir este martes a sus principales socios sin la presencia de Alberto Fernández y con el debut de Juan Manzur como virtual jefe de campaña.

En medio de un martes plagado de reuniones -el Presidente encabezaba a la misma hora una cumbre para analizar la situación comercial del Mercosur con Santiago Cafiero, Martín Guzmán y un puñado de colaboradores- Eduardo “Wado” de Pedro ofició de anfitrión en un encuentro que aglutinó a Máximo Kirchner, Aníbal Fernández, Axel Kicillof, Sergio Massa, Martín Insaurralde y el jefe de Gabinete.

Fue el primero de ese estilo tras la derrota del domingo 12, la debacle interna y el recambio de gabinete. Y después de que Manzur se ofreciera para ponerse el traje que Cafiero dejó vacante como -en los papeles- jefe de la campaña del oficialismo por su mudanza a la Cancillería.

“Se ajustaron detalles de la campaña”, explicaron a este diario fuentes al tanto del cónclave en la planta baja de la Casa Rosada, que se extendió durante un buen rato y que no contó con ningún representante directo del jefe de Estado: era el rol que antes de la crisis ocupaba el ex jefe de Gabinete.

A última hora del día, Fernández difundió en su cuenta de Twitter una reunión de trabajo con De Pedro, a solas, en el despacho presidencial. La primera tras la crisis y la renuncia que no fue del ministro.

Es que el viernes es el inicio formal del segundo tramo de la campaña de cara a las elecciones generales. Y al Gobierno lo urge la necesidad de descontarle puntos a la oposición, en especial en la provincia de Buenos Aires, que incide más que cualquier otro distrito en el termómetro electoral.

En el Frente de Todos son conscientes, de todos modos, de que el paquete de anuncios desplegado en los últimos días y en las semanas siguientes difícilmente surta efecto en noviembre.

Lo blanqueó, sin eufemismos, el intendente Ariel Sujarchuk: “No hay manera de revertir en noviembre la derrota de las PASO”.

De todos modos, se intensificaron en estos días las presiones públicas y privadas de diferentes referentes del kirchnerismo sobre el ministro de Economía, para dinamizar el consumo. Volvió a insistir Andrés Larroque en las últimas horas, en declaraciones radiales: “Los números de la economía tienen que cerrar con la gente adentro”.

Se especuló incluso con que la intensa actividad de este martes en Gobierno estaba vinculada a la discusión del Presupuesto en el Congreso. Pero voceros presidenciales aclararon que Guzmán no se cruzó, al menos en los pasillos de Casa Rosada, ni con Kirchner, ni con Massa ni con el gobernador bonaerense

Según pudo reconstruir este diario, el oficialismo está decidido a ahondar la estrategia de provincialización de la campaña. Es decir, que cada distrito se adapte como mejor le convenga a los anuncios.

La oficialización de este martes de envío de agentes federales a Rosario y las conversaciones que el ministro Julián Domínguez mantiene desde hace días con la mesa de enlace y referentes de la agroindustria impactan, por ejemplo, en la campaña santafesina. Es un distrito que preocupa particularmente a Cristina Kirchner porque no solo renueva bancas del Senado, si no la reelección de María de los Angeles Sacnún, que se referencia en ella, como segunda en la boleta pende de un hilo.

Mientras tanto, el Presidente se acomoda a su nuevo rol.

Corrido de la campaña, Fernández cumplirá este miércoles una semana sin hablar en un acto público: su última aparición en un escenario -sí encabezó reuniones y participó de eventos de la agenda internacional- fue el pasado miércoles en José C. Paz.

Después de esa puesta en escena, que marcó además la vuelta de la liturgia peronista al Gran Buenos Aires, el mandatario se abocó a la estrategia que inauguró primero en Pilar, en una charla con jubilados; después en Avellaneda, en una recorrida por comercios, y este lunes en el comedor de Aeroparque junto a trabajadores aeronáuticos. Y que sus colaboradores idearon para tratar de recomponer la imagen presidencial, seriamente dañada por el quiebre del vínculo con Cristina Kirchner que la propia ex Presidenta se encargó de ventilar públicamente, y por la filtración de las fotos de los festejos del cumpleaños de Fabiola Yañez en Olivos, en pleno aislamiento.

En esa línea, el Presidente visitó este martes, ya entrada la tarde, a trabajadores de la construcción en la localidad bonaerense de Lanús.

Es, según fuentes oficiales, el esquema que puertas adentro del Frente de Todos se craneó hasta las elecciones de noviembre es con Fernández con un perfil muchísimo más bajo que el que tenía hasta ahora.

De hecho, su última entrevista a un medio -Página12- fue el jueves 16, hace casi quince días, un par de horas antes de la carta de Cristina Kirchner. Todo un récord.

Mirá también

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados