billie-eilish:-menos-dark,-mas-sexy,-igual-de-activistaEspectáculos 

Billie Eilish: menos dark, más sexy, igual de activista

Nadie le discute a Billie Eilish su talento. Recién en diciembre cumplirá 20 años y ya ganó 7 premios Grammy. Elton John dice que nunca hubo otra artista tan joven capaz de expresar en canciones sus sentimientos más personales. Pero es la desnudez física, al menos el dejar de usar ropas grandotas que ocultaban sus curvas, lo que algunos seguidores no le perdonan.

Billie se queja de haber perdido 100 mil después de postear en su Instagram unas selfies donde se la ve con un corset, como los que usó en julio cuando mostró su faceta más glamorosa en la tapa de la revista Vogue.

Billie Eilish en los recientes MTV Video Music Awards, en Nueva York. Foto AP

Fue su idea revertir una imagen más alternativa para acompañar un nuevo disco, en el que habla de lo rápido que le llegó la fama, y los horrores que a veces acompañan el ascenso (paparazzi, mirones, parejas que tienen que firmar acuerdos de no divulgar intimidades).

Madonna versus los odiadores

“La gente se queda con el recuerdo de cómo eras. Pero es muy deshumanizante, no te permiten crecer”, se queja ahora de los que esperan que siga usando ropas que la cubran toda. Cree que hay muchos que le tienen miedo a las “big boobs”, habla de sus pechos grandes, y que por eso prefieren convertirse en odiadores. La revista Elle la puso en la tapa de este mes para hablar justamente de ese tema y consultó a Madonna al respecto.

Madame X fue muy clara: “Las mujeres deberían ser capaces de retratarse a sí mismas como quieran. Si Billie fuera un hombre nadie estaría escribiendo acerca de esto”. No hay mucho para discutir ahí.

Billie Eilish apareció en la tapa de “TIme” de las 100 personas más influyentes del mundo. Foto Reuters

El cambio de look, que la convirtió en atracción en la gala en el Museo Metropolitano de Nueva York, cuando subió la escalera con un vestido color durazno, mezcla de Marilyn Monroe y Grace Kelly, no cambia sus valores sino su apariencia física. Ahora se permite jugar con imágenes del viejo glam de Hollywood.

Uno de los presentadores de E! Entertainment la veía parecida incluso a a la actriz Charlize Theron. Billie Eilish decía que se sentía como en una nube, que era un sueño, que le recordaba cuando era chica y usaba vestidos. Una faceta anterior a toda la etapa dark que registró en las canciones de su primer disco, grabadas en la casa familiar en Los Angeles, en la habitación de su hermano Finneas, protegida por sus padres progres, como se ve en el documental de Apple TV+, The World’s A Little Blurry.

Activismo a favor del planeta

Pero atención, nada de su look en esa gala el MET fue gratuito. Al aceptar usar ese vestido de Oscar de la Renta, la casa de alta costura tuvo que comprometerse ante ella a no hacer más diseños que usen piel. Vegana, la cantante está feliz de haber podido lograr con ese acto un cambio bueno para los animales. “Me sentí honrada de haber podido hacer algo positivo”.

No es de callarse, en estos días su activismo la hizo embarcar en una campaña nacional impulsada por Camila Cabello, a la que también se unió Lady Gaga, para presionar al Congreso a través de los ejecutivos de las grandes empresas para que los legisladores aprueben el plan del presidente Joe Biden para ayudar a combatir el cambio climático.

En “Happier Than Ever: A Love Letter to Los Angeles”, un concierto especial de Disney+. Foto Archivo Clarín

Con 18 años supo ser némesis del expresidente Donald Trump, cuando le agradeció a sus seguidores por haber votado por el candidato demócrata. “Trump está destruyendo al país, nos va la vida en esta elección” apuntaba refiriéndose al manejo del tema del coronavirus.

Volviendo a su nueva era glam, al menos para las ocasiones especiales, es curioso que asegura raque cambió el color de pelo de verde a platinado para poder pasar desapercibida, ya que su cabello anterior la convertía en fácil target.

Sobre su vulnerabilidad da cuenta también el documental donde se la ve llorando en el backstage del festival de Coachella, abrazada tímida a su ídolo de adolescencia, Justin Bieber, también emocionado y preocupado por lo rápido que le está pasando todo a una chica tan sensible como Billie.

POS

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados