el-congreso-quedo-congelado-y-los-legisladores-oficialistas-esperan-que-se-defina-la-crisis-del-gobiernoEconomía 

El Congreso quedó congelado y los legisladores oficialistas esperan que se defina la crisis del Gobierno

Entre atónitos y preocupados, el grueso de los diputados y senadores del Frente de Todos observan la crisis política abierta entre el presidente Alberto Fernández y su vice Cristina Kirchner masticando bronca pero en silencio. Se niegan a tomar partido públicamente mientras no haya definiciones y la actividad parlamentaria permanece frenada hasta que pase la tormenta.

El mismo miércoles que estalló el escándalo el ministro de Economía Martín Guzmán mandó al Congreso la Ley de Presupuesto -la hoja de ruta de la gestión- y la Ley de Promoción de Hidrocarburos. Todo quedó en stand by.

Mientras los chats de los legisladores arden, pocos se animan a hacer declaraciones o tuits. “Estamos al limite de seguridad. Si se pasa ese punto es guerra y nadie quiere eso”, coinciden voces oficiales de ambas cámaras, que piden prudencia.

La escena es como la de los hijos que en plena crisis matrimonial de sus padres deben elegir con quién irse a vivir. “No nos pongan en el medio, si todos sabemos a dónde vamos: a perder como perros”, se queja un senador oficialista.

Algunos con línea directa al Presidente habían llegado a expresarse. “Quiero manifestar mi total apoyo al Presidente Alberto Fernández, a quien considero el único dirigente que puede garantizar el equilibrio en la coalición de gobierno y conducir el país hacia la reconstrucción”, tuiteó Edgardo Kueider de Entre Ríos, una de las tantas provincias gobernadas por el oficialismo que cayó en manos de Juntos por el Cambio en las urnas.

El salteño Sergio “Oso” Leavy y el correntino Carlos “Camau” Espínola también salieron a bancar al Presidente. Pero rápido hubo llamados de compañeros pidiendo no echar más leña al fuego. 

El jefe del bloque del Frente de Todos en el Senado, José Mayans, viajó desde Formosa y desde su despachó recibió a varios compañeros de bloque para una charla de catarsis y estrategia de cara a lo que viene.

Estaba en tratativas con su par de Juntos por el Cambio, Luis Naidenoff, para una sesión por temas acordados la semana que viene. Ambos quedaron en esperar al lunes para resolver la agenda.

En Diputados, el jefe de bloque es Máximo Kirchner, aseguran, no bajó órdenes ni mensajes de tranquilidad: “Cada uno se guía por lo que le dice su sentido común”. se comenta.

Todos coinciden en que no hay chances de que los bloques puedan partirse. “Todavía falta noviembre y son todas listas unificadas”, recuerdan algunos.

El audio que publicó Clarín sobre la diputada Fernanda Vallejos cayó pésimo entre sus compañeros, aunque algunos se solidarizaron por ser una conversación privada.

“Si formás parte de un espacio del cual pensás todas esas cosas ¿Qué hacés ahí?. Yo no me quedaría ni dos minutos. No podés decir en privado lo que no podés sostener en forma pública“, la cruzó sin embargo su compañera de banca Gabriela Cerruti en declaraciones a Radio Con Vos.

“Se equivocan en la lectura de que es de Cristina. Si fuera así, ¿se hubiera quedado afuera de las listas?”, agregan otros.

En la Cámara alta, donde el oficialismo corre el riesgo concreto de perder quórum, los senadores que responden a gobernadores llevan mensajes de descontento y muchos ya se imaginan una segunda etapa de campaña más volcados a un discurso 100 % provincial. La Pampa es una de las provincias que el FdT cree poder dar vuelta.

“Perdimos, tenemos que salir ya a recuperar votos y no podemos porque estalló esto públicamente. Estamos perdiendo tiempo que en estas condiciones es preciado”, advierte un diputado.

Sergio Massa, presidente de la Cámara de Diputados -tercera pata de la coalición- se mantiene en silencio, mientras se lo ve saliendo o entrando del Congreso, del Ministerio de Economía, del de Transporte e insistieron en que “trabaja por la unidad”.

“Sergio no piensa en dejar la Cámara , menos ahora que se necesita más diálogo que nunca”, señalan cerca suyo, mientras otras versiones lo ubican como futuro “superministro”.

Las autoridades de la Cámara baja aseguran que se quiere activar la discusión del Presupuesto, y que Massa estuvo en el Congreso resolviendo las “citaciones” de los ministros, mientras en la Casa Rosada, el Presidente está en pleno reacomodamiento del Gabinete y no se sabe quién se queda y quién se va.

Mirá también

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados