nacho-scocco,-en-newell’s-y-ante-river:-una-historia-de-amor-regida-por-la-ley-del-exDeportes 

Nacho Scocco, en Newell’s y ante River: una historia de amor regida por la ley del ex

Será el primer choque oficial de Nacho Scocco con River tras su regreso a Newell’s. Ya hubo un amistoso en septiembre de 2020 en el RiverCamp de Ezeiza y Nacho convirtió los dos goles de la victoria de su equipo por 2 a 1. Fue un deja vú de otros tiempos. Es que cada vez que el conjunto de Núñez lo tuvo enfrente, lo sufrió. Y cuando jugó para River, fue Newell’s el que lo padeció.

Esta historia de Scocco, entre River y Newell’s, es una historia no solo de goles, sino también de amor. Amor por dos camisetas. Una, la banda roja, de la que es hincha de chico y la otra, la roja y negra, la que lo cobijó desde los 14 años, cuando llegó a las Inferiores, lo hizo jugador profesional y campeón por primera vez en su carrera, en el Apertura 2004, con el equipo de Américo Gallego.

Entre sus anteriores tres pasos por Newell’s, Scocco fue un dolor de cabeza para River. En Núñez y en Rosario. Anotó un doblete para la remontada en el 3-3 en el Monumental (2012) y también hizo un golazo (con un derechazo de volea) en el triunfo 2-0 en Udaondo y Figueroa Alcorta en 2015. Y en el Coloso Marcelo Bielsa también se despachó contra la banda roja: en 2006 anotó dos (3-1), mientras que en 2013 (torneo Final) y en 2016 fue el autor de los goles de sendos triunfos 1-0. Es decir que cada vez que Scocco le anotó a River, Newell’s jamás perdió: fueron cuatro triunfos y un empate de manera oficial. Y Nacho le hizo siete goles.

Evidentemente, contra River, Nacho se motivaba. Tal vez, inconscientemente, afloraban las ganas de mostrarse y soñar con un futuro vestido de rojo y blanco. Ese sueño que tenía desde chico cuando después de 1996 cada vez que abría los ojos en la cama de la habitación de su casa de Hughes miraba colgado en la pared el póster de Enzo Francescoli besando la Copa Libertadores.

Nacho cumplió el deseo que tenía desde chico y llegó a River a mediados de 2017. Gallardo ya lo había buscado en 2014, ni bien asumió como técnico del conjunto de Núñez pero en ese momento Scocco partió al Sunderland de Inglaterra.

Entre 2017 y 2020, Nacho dejó su sello en River. Convirtió 38 goles (en 90 partidos jugados, lo que le da un promedio de gol por encuentro de 0,42) y está en el podio de los goleadores del ciclo del Muñeco, detrás de Rafael Borré y Lucas Alario. Además, ganó cinco títulos: las Copa Argentina 2017 y 2019, la Supercopa Argentina en 2018, la Copa Libertadores 2018 y la Recopa Sudamericana 2019.

Scocco fue decisivo en las definiciones de las Copa Argentina 2017 y 2019 al convertir el primer gol de los triunfos 2-1 y 3-0 sobre Atlético Tucumán y Central Córdoba, respectivamente, y de la Supercopa ante Boca, al hacer el segundo y sellar la victoria por 2-0. A Boca, además de ese gol, le hizo el segundo (un bombazo que se clavó en el ángulo del arco defendido por Agustín Rossi) del 2-0 de la Bombonera en septiembre de 2018 por la Superliga 2018/19.

Y dejó golazos de antología dejando varios rivales en el camino ante Olimpo y Central Córdoba en el Monumental. Y fue record al hacer cinco tantos en un partido, en el histórico 8-0 e la vuelta de los cuartos de final de la Libertadores 2017 en Núñez contra Jorge Wilstermann.

La particularidad es que jugando para River, Scocco le hizo goles a Newell’s. Le convirtió de penal en el 4-2 de marzo de 2019 en el Monumental y en el 3-2 en Rosario casi nueve meses después para decretar la remontada del equipo de Gallardo que caía 2-0 y terminó dando vuelta el partido.

¿Volverá a cumplir con la ley del ex ahora con la camiseta de Newell’s? Es el deseo del entrenador Fernando Gamboa y compañía. En River, Gallardo y los suyos esperan que Nacho tenga la pólvora mojada, claro. Con 36 años, Scocco tendrá una noche especial. Desde que regresó a su casa futbolística, Newell´s, será la primera vez que enfrente a River, el club de sus sueños y en el que se llenó de gloria.

Suárez sigue en duda

River viajó a Rosario con la intención de conseguir un triunfo que le permita volver a la zona de clasificación a la Copa Libertadores, de seguir en los puestos de arriba. No la tendrá. Si bien Newell’s no pasa un gran momento, en la última década el conjunto rosarino ha sido un rival complicado para el conjunto Millonario. De hecho, de los últimos 10 partidos, cinco (la mitad) fueron para los rojinegros, mientras que los de Núñez ganaron 4 y uno fue empate.

Durante la práctica de este martes, previo a viajar en micro rumbo a Rosario, el Muñeco le dio los últimos retoques al equipo. Todo indica que cuatro de los cinco seleccionados volverán al once inicial. Franco Armani (ya recuperado de una sinovitis en la rodilla izquierda), en el arco, Paulo Díaz y David Martínez en la zaga central y Julián Álvarez en el ataque.

El otro seleccionado, Robert Rojas, iría al banco de suplentes si es que el Muñeco no juega con cinco defensores. Si se decide por la línea de cinco en defensa, el paraguayo ingresaría al equipo y saldría un volante (Bruno Zuculini o Jorge Carrascal). En tanto, Alex Vigo jugará en el lateral derecho ya que Milton Casco padece una pequeña ruptura fibrilar en los isquiotibiales de la pierna izquierda, mientras que Fabrizio Angileri –ya recuperado de un desgarro- volverá a ocupar el lateral izquierdo.

Mientras tanto, la duda pasa por Matías Suárez. El delantero ya tiene el alta de la sinovitis en la rodilla derecha pero no juega desde hace tres semanas (su último partido fue con Aldosivi, en el Monumental, el 26 de agosto). Viajó a Rosario pero no está confirmado que sea titular.

Posibles formaciones

Newell’s: Alan Aguerre; Gabriel Compagnucci, Cristian Lema, Facundo Mansilla, Mariano Bíttolo; Pablo Pérez, Julián Fernández; Maximiliano Comba, Nicolás Castro, Ramiro Sordo; Ignacio Scocco. DT: Fernando Gamboa.

River: Franco Armani; Alex Vigo, Paulo Díaz, David Martínez, Fabrizio Angileri; Enzo Pérez; Bruno Zuculini, Nicolás De La Cruz; Julián Álvarez, Braian Romero, Carrascal o Suárez. DT: Marcelo Gallardo.

Cancha: Newell’s.

Árbitro: Pablo Echavarría.

Hora: 21.

TV: TNT Sports.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados