“el-beso-de-la-mujer-arana”:-la-lucha-por-la-liberacion-sexual-que-conquisto-broadwayEspectáculos 

“El Beso de la Mujer Araña”: la lucha por la liberación sexual que conquistó Broadway

Desde el exilio, a mediados de los 70, el escritor Manuel Puig escribió esta novela. Su historia conmovió a millones de lectores y no tardó en llegar al cine y el teatro.

La novela de Manuel Puig (Foto: Archivo).

Hace 45 años, Manuel Puig puso a la política y a la sexualidad en una misma prisión. Por primera vez en la literatura argentina estos mundos presuntamente antagónicos se cruzaban de una forma tan explícita y sensible. Para lograr este debate pendiente en las organizaciones de izquierda, El beso de la mujer araña se centraba en dos personajes encerrados en la cárcel de Villa Devoto durante el gobierno de María Estela Martínez de Perón. Molina, un prisionero gay romántico, y Valentín, preso político, que trata de intelectualizar cada relato de una película clase b que hace su compañero de celda.

// “Vera”, la detective que con un humor filoso resuelve los crímenes más complejos

Puig, que fue uno de los miembros fundadores de Frente de Liberación Homosexual -antes de tener que exiliarse tras recibir una amenaza telefónica de la Triple A-, cruzó ambas subjetividades para concebir una visión superadora de lo que debía ser la liberación de los pueblos. No creía que la homosexualidad se debiera reunir en guetos, creía que había que luchar contra la segregación. Y hacia el final de la novela, entiende que ese también tiene que ser su propósito como activista. “Prometeme que vas a hacer que te respeten, que no vas a permitir que nadie te trate mal ni te explote”, le ruega Valentín a Molina en su momento más amoroso.

// DC vetó una escena de sexo oral de Batman a Gatúbela: “Los héroes no hacen eso”

La novela se convirtió en el mayor éxito del nacido en General Villegas. Su publicación fue un fenómeno en México España, Brasil y los Estados Unidos, mientras que en la Argentina estuvo prohibida hasta que terminó la dictadura. Aquellas páginas motivaron a muchas organizaciones a replantearse sus dogmas. “Vamos a defender una posición de minoría atacada, unirnos para defenderla mejor, pero no por eso pensemos que ese es el punto final. Así los heterosexuales también estarían en lo cierto al defender sus posiciones cerradas”, reconoció Puig en una entrevista concedida a O Lampião da Esquina y rescatada por revista Transas.

Pese a la gran recepción que tuvo la novela en las comunidades gay, algunos miembros de estos movimientos cuestionaron que Molina no fuera un “homosexual fuerte”. Una crítica que no era válida para Puig, que estaba convencido de que la dimensión femenina que yace en el protagonista sirve para reflejar que las mujeres también son víctimas del autoritarismo machista.

// Reese Witherspoon contó que se sometió a hipnosis para superar los ataques de pánico que tuvo en un rodaje

Los diálogos que contenía la novela no tardaron en llegar al escenario. Y, tras varias versiones, el director Héctor Babenco concibió una adaptación cinematográfica coproducida por Brasil y los Estados Unidos en 1985. El Beso de la Mujer Araña fue nominada a cuatro premios Oscar de los cuales solo ganó uno: el de Mejor Actor para William Hurt, que interpretó a Molina. Pero más allá de los galardones, el film fue un suceso en varios países y logró que la homosexualidad fuera un tema central en un fenómeno de masas. Algo que la convirtió como una producción bisagra de ese cine independiente que empezaba a ser una alternativa al mainstream.

William Hurt y Raúl Julia, le dieron vida a Molina y Valentín en la versión cinematográfica de 1985. (Foto: HB FIlmes)

Luego de la versión cinematográfica llegaría una versión musical escrita por el dramaturgo Terrence McNally y dirigida por Harold Prince. Su estreno fue el 20 de octubre de 1992 en el West End en el Shaftesbury Theatre, donde tuvo 390 funciones y un año más tarde llegaría al Broadhurst Theatre, donde superó las 900 funciones. “Presenta la tortura policial en otro elemento kitsch del mundo del espectáculo. Es tan vacío como los clichés de la películas parodiadas en sus fantasías de celuloide”, apuntó una reseña de The New York Times. Pese a las críticas negativas, la adaptación se llevó el Premio Tony al Mejor Musical.

La introducción de “Kiss of the Spiderwoman”, protagonizada por Chita Rivera. (Foto: Archivo)

Este musical llegó al Teatro Lola Membrives de Buenos Aires (Argentina), el 2 de Mayo de 1995, en una adaptación al castellano de Pedro Orgambide y Alberto Favero. La protagonista fue Valeria Lynch, que se encargó de conducir la trama con sus canciones, mientras que Juan Darthés interpretó a Valentín y Anibal Silveyra a Molina. Esta versión fue un fenómeno por el que sus actores se llevaron varios premios ACE. También se encuentra disponible un disco con todas las composiciones que conformaron la obra. “Si en una celda ahora está, tu fantasía te salvará”, cantaba la protagonista en el tema central.

Valeria Brilló cómo la Mujer Araña en la adaptación del musical de Broadway que se hizo en Argentina. (Foto: Archivo)

Una de las adaptaciones locales más logradas corrió a cargo de Rubén Szuchmacher en 2009. Los personajes centrales estuvieron interpretados por Martín Urbaneja y Humberto Tortonese. Minimalista y opresiva, esta versión removió las entrañas de la novela: la certeza de que la lucha tiene que incluir a las minorías y la convicción de que el amor es una herramienta transformadora. Algo que puede parecer un cliché hasta que nos metemos tras las rejas con Valentín y Molina: lo personal es político. Porque ese es el viaje que emprenden sin moverse de un calabozo. Ellos sientan sus diferencias, pero sobre todo se preocupan por cómo superarlas.

Articulos relacionados