kate-winslet-conto-cual-es-su-mayor-temor-y-como-influyo-la-pandemia-en-la-industriaSin categoría 

Kate Winslet contó cuál es su mayor temor y cómo influyó la pandemia en la industria

Al otro lado de la pantalla Kate Winslet come un caramelo para tomar fuerzas entre las entrevistas que tiene que dar. La actriz de 45 años presenta su nueva serie, Mare of Easttown, y está volcada en su promoción. Pasaron diez años desde que la británica protagonizó Mildred Pierce: ahora no se enfrenta a un drama de época como entonces, sino a un thriller contemporáneo en el que interpreta a Mare Sheehan, una detective que dirige una investigación de desapariciones de chicas jóvenes y el asesinato de una de ellas en una ciudad costera de Pensilvania.

// La China Suárez confirmó que ya no tiene coronavirus: “Chau bicho, ojalá sea hasta nunca”

“No elijo el medio por razones estratégicas, sino por cómo coincide en mi vida. Tengo tres hijos, una película se hace en 10 u 11 semanas, pero una serie son 25 o 26. El papel llegó en el momento adecuado, pude darle clases a mi hijo más chico mientras rodábamos. Para mí todo esto es un trabajo mucho mayor que hacer un proyecto porque termina siendo una verdadera decisión familiar y todos tenemos que poder opinar al respecto. Siempre les planteo a mis hijos: ‘¿Creen que podremos arreglárnoslas si mamá acepta este trabajo?’”, recordó.

El menor, Bear Blaze, tiene siete años y es fruto de su relación con Ned Rocknroll, sobrino del millonario Richard Branson, a quien conoció en 2011, cuando salieron ilesos de un incendio en la isla privada de Necker. Mia Honey (20) y Joe Alfie (18) nacieron de sus matrimonios con Jim Threapleton y el director Sam Mendes, respectivamente. Winslet, la protagonista de Titanic, la inolvidable Clementine de Eterno resplandor de una mente sin recuerdos, vive con ellos en su casa, en el campo, “dos horas al sur de Londres, cerca del mar”, precisó.

-Su película Contagio, de 2011, se convirtió en una de las más vistas al principio de la pandemia. ¿La vieron en familia o prefirió olvidar lo aprendido y no recordarla?

-No, no la vimos. Mis hijos no la vieron nunca. Para mí fue muy extraño comprobar que en el inicio del COVID-19, de esta pandemia terrorífica, la gente buscaba estar más aterrorizada aún viendo Contagio. Asusta lo precisa que fue, lo predijo todo.

-¿Cómo transformó la pandemia su trabajo?

El rodaje de Mare of Easttown se interrumpió en marzo y no volvimos hasta septiembre, fue mucho tiempo alejada del personaje, y yo no puedo simplemente “apagar”. Volver fue muy extraño, porque nos hacían pruebas todos los días, hubo miembros del equipo a los que no volví a ver sin barbijo. Y no poder abrazar a la gente… Eso, para mí, es muy difícil, extremadamente triste.

-También los premios son distintos, ¿extraña las galas o fue una liberación? Jodie Foster recibió un Globo de Oro en pijama…

-¡Yo llevo años fantaseando con pasearme por una alfombra roja en medias y pijama! No extraño las alfombras rojas, en absoluto. Sí añoro la conexión con los espectadores que sentís cuando vas a una proyección y luego hay un encuentro con el público. Pero nunca fui una gran fanática de llevar vestidos elegantes y parecer glamorosa. Para mí esa es la parte extraña de esta industria. Estoy segura de que volverá, pero no estoy tan segura de que yo vuelva a usar taco. No me gusta nada.

Kate Winslet en un evento durante abril de 2018, en Nueva York. (Foto: Kena Betancur/AFP)Por: KENA BETANCUR | AFP

A su espalda se ve una estantería con un par de piezas de cerámica, flores, algún libro. Winslet desprende confianza en sí misma y quiere ayudar a las actrices jóvenes a tenerla, algo que, reconoció, le costó en sus inicios, cuando todo el mundo opinaba sobre su físico. Dice que está en un momento muy bueno de su vida, lo reafirma con una sonrisa. Volvió a rodar con James Cameron 24 años después de Titanic (va a estar en la nueva entrega de Avatar) y tiene una carrera envidiable –un Oscar en 2009 por El lector y siete nominaciones a la estatuilla, cuatro Globos de Oro, un Emmy–, aunque el año pasado reconoció que lamenta haber trabajado con Woody Allen y Roman Polanski. Porque el MeToo, defendió, está transformando su industria.

En esta serie debuta como productora ejecutiva. Y va a producir sus próximas películas, Lee, sobre la vida de la fotógrafa Lee Miller, y Fake! ¿Qué la lleva a dar este paso, quiere tener más control?

En parte se trata de eso, ahora me siento más fuerte para poder hacer un trabajo completo y exhaustivo. Estar completamente inmersa en el proceso, del principio al final, fue increíblemente gratificante cuando descubrí esta faceta con Mare of Easttown. No era solo una productora ejecutiva por el cargo, estaba involucrada en la escritura de guiones, en la selección de los actores. Era un poco la madre de todo el mundo, quería cuidarlos y asegurarme de que estaban bien y se sentían respetados. Me gusta asumir ese rol, siento que siempre lo hice, al menos en los últimos 15 años. Producir exige mucho tiempo extra. Me parece maravilloso poder colaborar creativamente con los guionistas y asegurarme de que estos personajes hablan de ciertos asuntos. Tener una voz, contribuir, ser escuchada e incluida. Eso es fantástico.

Ayudó a Angourie Rice, la actriz que interpreta a su hija en la serie, en su primera escena sexual. ¿A usted le faltó este apoyo en sus inicios?

Yo no tuve, en realidad, ningún apoyo cuando se trataba de escenas de intimidad. Tuve que aprender por mí misma. Y eso es bastante incómodo para una actriz joven, te podés sentir extremadamente vulnerable. Se espera que sepas lo que tenés que hacer, cómo enfrentarte a eso y a manejar tus emociones. Y en realidad no tenés por qué saber cómo gestionar tus emociones, cómo enfrentarte a eso ni debés sentir que estás sola. Me di cuenta de que Angourie estaba nerviosa, y le dije: ‘Me voy a quedar con vos, voy a ser tu persona de confianza, si hay algo que te haga sentir incómoda me lo decís y te voy a ayudar’. Y creo que quería hacer eso por ella porque reconocí que es algo que no tuve cuando era joven. Pero todo eso está cambiando mucho ahora.

¿Cree que es a causa del movimiento MeToo? ¿La industria se convirtió ahora en un lugar más seguro para las actrices?

Sí, está cambiando. Y lo está haciendo a bastante velocidad. Todo está mejorando en términos de apoyar a las jóvenes actrices y asegurarse de que ellas se sientan al cien por cien a salvo y seguras, escuchadas y respetadas.

Mare es una detective que investiga un caso de violencia hacia las mujeres. ¿Por qué considera que es necesario hablar de este asunto ahora?

Es muy importante. A mí me da miedo caminar sola por las calles de noche. Nos ocurre a muchas mujeres. Nos pasamos la vida preguntándonos cuáles son las calles mejor iluminadas para ir del teatro a la estación, del restaurante al metro, o para ir andando a casa. Yo nunca paseo sola de noche porque me da miedo hacerlo. Y me preocupo mucho por mi hija.

// La reacción de los famosos luego de que se habilitaran las clases presenciales en la Ciudad

Ella va a dedicarse ahora a la interpretación. ¿Le dio algún consejo para su futura carrera?

Trabaja, trabaja y trabaja más de lo que creés que necesitás. Aférrate a tus instintos. Prepárate bien, pero sé tú misma, porque gran parte de la interpretación cuando sos joven tiene que ver con la confianza, con saber que cuando llegás al set por primera vez todo el mundo está contento de tenerte ahí, porque sos la persona que eligieron para ese papel. Repasamos diálogos juntas. Pero ella no me necesita para hacerlo. No necesita mi ayuda, se vale por sí misma.

Articulos relacionados