La jugada maradoniana a la que Messi no pudo ponerle el moñoDeportes 

La jugada maradoniana a la que Messi no pudo ponerle el moño

Esos amagues de Leo hicieron viajar la memoria emotiva a aquel 10 de abril del 81. ¿Lugar? La Bombonera. La noche en que Diego Armando Maradona hizo revolcar al arquero, quizá al mejor de los arqueros (sí, al Pato Ubaldo Matildo Fillol) en el área chica de una cancha embarrada para tocar contra un palo y poner el tres a cero de Boca sobre River.

De esa forma amagó Leo, una y otra vez, para pasar dos veces al lateral izquierdo Fran García que nos sabía adónde estaba parado. Y también vencer al arquero hasta quedar de costado frente al arco y casi sin ángulo tocar de derecha. Y habrá que echarle la culpa a “la de palo” que no le permitió ponerle un broche al 2-1 del Barcelona sobre el Rayo Vallecano (donde Leo convirtió el empate) que le dio el pase a cuartos de final en Copa del Rey.

Es que, si existe alguien que tiene memoria maradoniana, ese es Leo. No es la primera vez que el rosarino intenta una de esas jugadas que sólo le vimos al Diez. Desde aquel gol al Villarreal tan similar al de Diego a los ingleses en México 86, hasta el que le convirtió a Osasuna (similar al de Maradona en Newell´s frente a Emelec) para homenajear a DM a días de su muerte.

Todo parece parte de un guión perfectamente escrito. Leo convierte un gol similar al de Maradona en Rosario y festeja con la casaca que usó el 10 en la Lepra. Y hablando de inspiración: el rival de Leo en esta última noche española llevaba una banda roja que le cruzaba en diagonal el pecho, similar a la clásica de River, que sufrió aquella noche el golazo de Diego. 

A esta altura, podemos creer en las casualidades o rendirnos ante la evidencia y entender que solo un genio (Messi) puede calcar las jugadas de otro genio (Maradona). Eso, aunque a veces los finales no sean del todo felices.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados