La Cámara de Casación anula una “probation” y ordena realizar el juicio oral por caso del Banco General de NegociosPolítica 

La Cámara de Casación anula una “probation” y ordena realizar el juicio oral por caso del Banco General de Negocios

La Cámara Federal de Casación Penal anuló la suspensión del juicio a cambio de trabajos comunitarios y pago de multa a 15 procesados por defraudación en la quiebra del Banco General de Negocios SA (BGN) , entre ellos su extitular Carlos Rohm.

En el fallo se ordenó al Tribunal Oral Federal 3 con sede en Comodoro Py 2002 avanzar hacia el juicio oral con la “celeridad del caso” para evitar la prescripción, ya que la investigación se abrió en el 2001.

Los camaristas del máximo tribunal penal federal del país advirtieron que no puede concederse el beneficio conocido como “probation” (la suspensión del juicio oral a prueba a cambio de tareas comunitarias y pago de multa) porque uno de los delitos es el de “asociación ilícita”, que impide acceder a esta opción.

El Tribunal por mayoría hizo lugar a una apelación de las querellas del Banco Central y de damnificados y anuló el beneficio concedido por el TOF3, que había tenido el aval de la fiscalía de juicio.

“La imputación penal dirigida a Carlos Alberto Rohm impide que en caso de recaer una condena, la pena que allí se imponga sea de ejecución condicional”, una de las condiciones para conceder la “probation”, sostuvo el fallo.

Además se cuestionó el monto de la multa acordada de 10.600.000 pesos a pagar en forma conjunta por todos los imputados a cuatro querellantes particulares, ex clientes del BGN, como “reparación del daño”.

“Frente al perjuicio económico investigado, la suma ofrecida no se presenta como un intento serio de reparar a los damnificados”, sostuvo el fallo de Casación firmado por los jueces Ana María Figueroa y Diego Barroetaveña.

En el fallo ahora anulado se había establecido que la “reparación” debía distribuirse entre los cuatro querellantes en forma proporcional a las acreencias reclamadas, en 36 cuotas mensuales con un interés del 3 por ciento cada una.

Además, los acusados habían pactado realizar 312 horas de trabajo comunitario en distintas instituciones.

La fiscalía ante el Tribunal Oral accedió a la suspensión del juicio porque dijo que la prueba por el delito de asociación ilícita, que prevé hasta diez años de cárcel, reunida contra Rohm como su supuesto organizador, era “débil y escasa” para acusar en un eventual juicio.

Sin embargo, en el fallo, Casación advirtió que ese punto debía debatirse en un juicio oral.

En la causa abierta desde el 2001 a cargo de la jueza federal de instrucción María Servini se investigaron operaciones irregulares de compra venta de bonos, captación marginal y clandestina de fondos, defraudaciones a los ahorristas y asistencia financiera ilícita en el BGN.

El beneficio concedido el 21 de junio de 2019 fue anulado para todos los procesados, quienes deberán enfrentar un juicio oral.

Se trata de 15 procesados, entre ellos Carlos Rohm, Rufino Basavilbaso de Alvear, Adrián Darío Couce y Santiago Antonio Lanusse.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados