El embajador en París presentó credenciales ante Macron y le dejó un regalo particularPolítica 

El embajador en París presentó credenciales ante Macron y le dejó un regalo particular

El nuevo embajador argentino en Francia, Leonardo Costantino, presentó sus cartas credenciales ante el presidente Emmanuel Macron, en una ceremonia en la sala de fiestas del palacio del Eliseo. Un protocolo estricto por el Covid-19 no permitió la asistencia de la prensa y se respetó la distancia social. El jefe de Estado estaba acompañado por su canciller, Jean Yves Le Drian y el consejero diplomático Emmanuel Bonne.

La pandemia postergó la ceremonia varios meses. Se reunieron más de 20 embajadores para un acto grupal en el re decorado salón, ahora en color gris y dorado. Algunos de ellos presentaron sus credenciales como concurrentes porque Macron es el co príncipe de Andorra.

El embajador argentino ofreció al jefe de estado francés un regalo de parte de Alberto Fernández, su colega argentino. Un manuscrito dictado por Jorge Luis Borges a su madre, Leonor Acevedo de Borges, para una antología en francés de las obras de su amiga y escritora Silvina Ocampo, publicada por la editorial Gallimard en 1970. Un texto de dos páginas, que Borges obsequió a Haydée Santillán, su secretaria cuando era director de la Biblioteca Nacional. Ella lo pasó a manos de su sobrina en Coronel Pringles, María Laura Santillán, que vendió el ejemplar a la librería Alberto Casares, en el 2019, donde Borges presentaba sus libros. La historia del manuscrito también fue entregada y explicada al presidente.

En el breve intercambio de palabras entre el embajador y el mandatario francés, Macron le pidió felicitar al presidente argentino por el acuerdo de deuda con los acreedores privados. Le contó que seguía “de cerca “la situación en la Argentina. El embajador le dijo que Argentina quiere tener el apoyo francés para el acuerdo con el FMI y una amplia colaboración e intercambio por la epidemia.

Embajador argentino con Macron. Foto: Noel Smart

Macron abandonó la corbata y prefirió una polera negra cuello alto, que le daba un aire existencialista, para recibir a los embajadores . Es la segunda vez que elige ese tipo de atuendo para esta clase de ceremonia.

Leo Costantino es un politólogo formado en la Universidad Católica Argentina, nacido el 1 de junio de 1970 , que cursó el posgrado en relaciones internacionales en Flacso, antes de entrar a la carrera diplomática. Con fluido dominio del francés e inglés, fue nominado personalmente por el presidente Alberto Fernández para ser el reemplazante de Mario Verón Guerra, otro embajador de carrera y ex representante ante la Unión Europea, en la capital francesa.

Embajador argentino con Macron. Foto: Noel Smart

El actual jefe de estado lo conoció cuando era el jefe de gabinete de Néstor Kirchner y Costantino llegaba a la Casa Rosada, acompañando al ministro Lavagna, y como secretario privado organizaba los viajes del ministro junto al presidente.

Después de casi siete años en Paris, Costantino participa en el Círculo Carpeaux, que auspicia los talentos en la Opera de Paris en el Louvre y es socio del Cercle de L´Únion Interrallie, que nació como un lugar de entendimiento tras la primera guerra mundial, donde hoy se reúnen políticos, economistas y diplomáticos en sus salones y espléndidos jardines en el Faubourg St Honoré, al lado del palacio del Eliseo.

“La embajada argentina estará en el centro de la vida política, social, económica y cultural del país, vinculando a Argentina con Francia, con quien tenemos relaciones históricas y amistosas. La embajada debe ser la vidriera argentina en Francia” dijo el embajador Costantino a Clarín.

Embajador argentino con Macron. Foto: Noel Smart

El trabajo ya ha comenzado. Los principales artistas argentinos prestaron sus obras para una manifestación de arte permanente en su residencia de la Avenue Foch. También han cedido sus obras para el nuevo Patio en la embajada de la rue Cimarosa y los interiores de la embajada.

Leo Costantino tiene a su favor que el presidente Emmanuel Macron y su colega, Alberto Fernández han construido en sus pocos encuentros y llamadas por teléfonos “una relación de confianza mutua y excelente sintonía”. El jefe de estado francés considera a Fernández un moderado frente a la extravagancia y los incidentes con el presidente brasileño Jair Bolsonaro.

Costantino continuará con “el tándem cultural cruzado” entre ambos países en la temporada 2022-2023, tras superar los problemas que ha traído el Covid-19 y sus consecuencias. El nuevo embajador tendrá a su cargo 35 empleados y 8 diplomáticos.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados