Coronavirus. Tras los dichos de Ginés González García, sigue el enojo del tenis y el golf: “No leyó el protocolo”Deportes 

Coronavirus. Tras los dichos de Ginés González García, sigue el enojo del tenis y el golf: “No leyó el protocolo”


El ministro de Salud, Ginés González García, justificó que aún no se hayan reactivado ciertos deportes con poco riesgo de contagio, simplemente porque “no lo pidieron”; el enojo del golf y el tenis Fuente: LA NACION – Crédito: Hernán Zenteno
13 de agosto de 2020  • 22:16

El ministro de Salud, Ginés González García, habló acerca de la situación del deporte y su parate durante la cuarentena. Sus dichos encendieron la indignación de algunos referentes de estas actividades, que desde el comienzo del aislamiento decretado para prevenir el avance del coronavirus, en marzo, sueñan con volver.

“El único pedido que hay en el ministerio es del rugby”, señaló el funcionario en diálogo con TN. En ese sentido, al hablar específicamente de la situación del golf y el tenis justificó su inactividad con un sencillo: “No lo pidieron”.

El golfista Vicente “chino” Fernández y Agustín Calleri, presidente de la Asociación Argentina de Tenis, hablaron con LN+ entre la desesperación, la angustia y el enojo. “No leyó el protocolo”, consideró el tenista.

“El golf siempre fue discriminado como deporte de elite”

Si bien, el “chino” Fernández se definió como “un futbolista frustrado” y celebró que vuelva a practicarse porque “atrae multitudes”, al contrastar esta situación con la que vive él y su comunidad deportiva, dijo: “Lógicamente, el golf siempre fue discriminado como deporte de elite”.

Para él, el golf tiene algunas cuestiones que, naturalmente, son favorables para reducir los riesgos de contagio, como el hecho de que la distancia entre personas siempre es de al menos dos metros y de que se practica en espacios abiertos. Pese a esto, sigue sin poder realizarse. Según el ministro, porque no lo pidieron.

De todos modos, el foco de sus palabras no estuvo en los dichos de Ginés, sino en lo importante que es este deporte para la economía de muchos hogares. Con la voz entrecortada por la angustia, dijo: “Esta situación me duele en el alma, porque realmente sé y veo el hambre y el frío que está pasando mucha gente”.


El golfista Vicente “chino” Fernández Crédito: Vicente Chino Fernández

Lejos del clasismo con los que se suele prejuzgar a este deporte, explicó: “La mayoría de los profesionales, salvo muy raras excepciones, venimos de familias muy humildes y trabajadoras. En el golf profesional trabajan muchas familias en el país. Debe haber, sin exagerar, unas mil familias que viven del golf y que dependen de su reapertura en el país”. De esta manera, aclaró que esa cifra no incluye a personas que trabajan alrededor del deporte, como puede ser desde la gastronomía, sino solo las que atañen a la actividad directamente.

“Lo jugamos mucha gente, no es un deporte para ricos; aunque, gracias a Dios, hay gente de poder adquisitivo. Esto nos da la posibilidad de darles clases para llevar el pan de cada día a la casa”, señaló. Este golfista explicó que, ante el parate, juntaron donaciones para aquellas familias de esta comunidad deportiva que estaban más complicadas. “No fue mucho porque realmente cinco meses para una familia es gasto es enorme y nos pudimos suplirlo, pero algo aportamos”.

Para el “chino”, el golf lo salvó. “Me siento un afortunado. Tuve unos padres y hermanos maravillosos, que me dieron una educación y luego en el golpe encontré ese seguimiento”, dijo, y frenó un momento. “Me emocioné y me cuesta seguir, pero en el golf encontré la continuidad de esa educación que yo traía de mi casa”.

Fernández cuestionó -entonces- a aquellos que sostienen que es “banal” pretender que vuelva esta actividad. “Lo pedimos porque queremos trabajar y volver a dar clases. Hace más de 50 años que hago torneos de golf benéficos, enfocado en la salud y la educación”. Según dijo, el golf le enseñó acerca de la solidaridad y, por eso, junto a otros profesionales de este deporte acompañan algunos torneos con acciones de esta índole, como la recaudación de alimentos no perecederos que luego llevan a colegios o comedores.

Agustín Calleri, contra Ginés González García

Pese a que el ministro argumentó que la dificultad en el caso del tenis radica en los vestuarios, Agustín Calleri contó que presentaron un protocolo ante el ministerio el 25 de abril, el cual fue aprobado. Una vez que ocurrió eso, la Asociación Argentina de Tenis -entidad que el preside- lo difundió a todas las federaciones del interior para que lo pudieran presentar ante las autoridades provinciales.

Como consecuencia de esto, hoy en 20 provincias se está jugando al tenis y solo queda pendiente: Formosa Santiago del Estero y la provincia de Buenos Aires, con excepciones de algunos municipios. Tampoco regresó en la ciudad de Buenos Aires.

Sumado a esto, el deportista recordó que, para habilitar a los tenistas olímpicos -quienes sí pueden realizar el deporte-, el funcionario volvió a aprobar el protocolo. Entonces, sobre los dichos de Ginés, añadió: “Aparte manifestó que solamente hubo un pedido del rugby y habilitaron también al fútbol, ¿no pidió nada el fútbol?”.

Calleri consideró que pareciera “que Ginés no leyó el protocolo”. “El ministro dijo que el problema es el vestuario, cuando está bien especificado que no hay uso de vestuario, solo toilette normal, pero nada más. Tampoco hay uso de bares o cantinas, donde solía haber reuniones sociales”, comenzó diciendo. Y contó que está pautado que el jugador debe entrar a la cancha con barbijo e irse a su casa cuando termine el entrenamiento o el partido.

“Está muy claro el protocolo, por eso no entendemos la nota del ministro, donde manifiesta que la problemática es el vestuario y dice que no hay un pedido. Hace rato que lo venimos haciendo y los profesores ya le han hecho dos marchas, que nosotros hemos acompañado”, explicó. Y específicó que hay más de 10 mil familias, solo en el AMBA, que viven alrededor del tenis. “Es imperiosa la necesidad de trabajar de la gente, como más del 80% del país lo está haciendo”.


Agustin Calleri, presidente de la Asociación Argentina del Tenis Fuente: Archivo – Crédito: Mauro Alfieri / archivo

“La primera provincia donde se habilitó, que fue el 10 de mayo, fue Corriente. Ahí se empezaron a habilitar otras provincias y sabemos que no hubo nunca un caso registrado por el deporte en sí”, dijo. Y lanzó: “A nivel mundial, es una de las actividades donde menos riesgo de contagio hay”.

Calleri explicó que le da “tristeza” ver imágenes como la de Facundo Díaz Acosta, una de las principales esperanzas del tenis argentino. “Verlo tratando de mantenerse un poquito en actividad y que, para no perder el contacto con la pelota, usa un colchón es triste, teniendo la posibilidad de hacerlo en una cancha de tenis, con todos los recaudos pertinentes y sabiendo que un jugador está a más de 10 metros del otro, que no tienen contacto físico y que, si quieren, no se cruzan ni en el cambio de lado. El riesgo el riesgo de contagio es mínimo, por eso estamos trabajando y estamos abiertos al diálogo con todo el mundo”.

ADEMÁS

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Articulos relacionados