La vuelta a las prácticas del fútbol argentino dejó unas cuantas curiosidadesDeportes 

La vuelta a las prácticas del fútbol argentino dejó unas cuantas curiosidades

Jugadores distribuidos en una cancha dividida en seis, cada uno ocupando un espacio separado por cintas. Técnicos con barbijo o monitoreando los trabajos de campo desde una oficina. Vestuarios cerrados y triple turno. Imágenes, a fin de cuentas, del primer paso para la vuelta del fútbol argentino. Después de 145 días, 13 de los 24 equipos de la Liga Profesional más Tigre, representante de la Primera Nacional que participa de la Copa Libertadores, pudieron comenzar con las prácticas presenciales. En pleno pico del coronavirus en el país, es cierto. Aunque ya no había margen: la Conmebol estableció el arranque del calendario de la Copa para el 15 de septiembre, la TV también presiona esperando el torneo doméstico para después de la primavera y los cuerpos de los futbolistas, deteriorados por la cuarentena, pedían césped.

Cuatro de los cincos grandes fueron la punta de lanza. River, Boca, San Lorenzo –todos por la mañana- y Racing –por la tarde- largaron con los entrenamientos. Independiente recién lo hará este martes en Villa Domínico. También dieron el puntapié inicial Lanús, Banfield, Atlético Tucumán, Talleres, Defensa y Justicia, Godoy Cruz, Colón, Unión y Vélez. Argentinos tenía previsto comenzar este lunes, pero se demoraron los resultados de los test y decidió postergar la reanudación de las tareas presenciales por 24 horas. Este martes también arrancarán Huracán, Gimnasia, Estudiantes, Rosario Central, Newell’s y Central Córdoba. Patronato y Arsenal empezarán el jueves. Aldosivi volvería la semana próxima.

Mirá también

Ezeiza fue el epicentro del fútbol. Ahí mismo se entrenaron River, Boca y San Lorenzo. El Ciclón no pudo utilizar la Ciudad Deportiva porque está preparada como un hospital de campaña para asistir a los habitantes de la villa 1-11-14. Por eso la AFA le prestó el predio donde trabaja la Selección. Racing, en cambio, no madrugó. Por la tarde se desempeñó en el predio Tita Mattiussi de Avellaneda. El día dejó muchas particularidades.

El Muñeco, en acción

Pasadas las 8, a medida que los jugadores del primer turno de entrenamiento iban llegando al River Camp, fueron sometidos a tests rápidos y PCR. No estuvieron el arquero juvenil Ezequiel Centurión, quien el viernes fue hisopado y dio positivo de Covid-19; Juan Fernando Quintero y Robert Rojas, que llegaron de Colombia y Paraguay y están haciendo la cuarentena; y Matías Suárez, aislado en Córdoba porque en el Country donde vive hubo casos de coronavirus. La primera noticia fuerte de la mañana fue que Gonzalo Montiel ​dio positivo (aunque por la noche llegó la tranquilidad: el hisopado dio negativo y podrá integrarse a los entrenamientos desde este martes).

Mirá también

Gallardo fue el primero en llegar y dividió al plantel en seis grupos y en tres turnos. Se utilizaron dos de las siete canchas del predio. Se hicieron “estaciones” y el trabajo fue individual en un cubículo del campo. Con una botella de agua, una colchoneta y una pelota para cada uno. Se realizaron ejercicios físico-técnicos. El único que se entrenó diferenciado fue Benjamín Rolheiser porque continúa con la recuperación de la rotura de ligamentos cruzados de la rodilla izquierda que sufrió en febrero.

Mirá también

Tato Montes, entrenador de arqueros, y el profe Marcelo Tulvobitz no participaron de la práctica por estar en una franja etaria de riesgo. Igual pasó con los utileros Pichi Quiroga, Colo Scarpelli y Manuel Tula, reemplazados por colegas de la Reserva.

Gallardo estuvo activo. Caminó por el predio. Dio vueltas. Miró. Pero no entró a las canchas ni participó de los entrenamientos. Fue un observador.

Russo lo siguió desde el comedor

Frank Fabra, en la vuelta a los entrenamientos. (Foto: Prensa Boca)

Boca también se dividió en seis grupos. El entrenador siguió todas las acciones con una vista panorámica desde comedor del predio, situado en un primer piso del módulo 3 del predio de Ezeiza. A los 64 años, y habiendo superado un cáncer, debe cuidarse al extremo y supervisar de lejos.

El cuerpo técnico, una vez completadas las primeras dos semanas, quiere llevar a cabo una concentración en algún hotel cercano al complejo deportivo para trabajar en formato de “burbuja”, como los equipos de la MLS y la NBA en EE.UU.

Hasta ahora el único caso positivo que se registró en el plantel fue el del juvenil Agustín Almendra. Por la tarde se conoció la noticia de que también se había contagiado de Covid-19 el exdirigente César Martucci.

Con Soso y la presencia de Tinelli

Marcelo Tinelli, junto a Soso en la vuelta de las prácticas de San Lorenzo.

Mariano Soso llegó casi en el amanecer. Y hubo una visita especial: el presidente Marcelo Tinelli.

El flamante técnico tuvo a disposición a 30 futbolistas divididos en siete burbujas dispersadas en tres canchas y en horarios escalonados.

Los ausentes fueron Jonathan Herrera, que está en cuarentena ya que su mujer dio positivo de Covid-19; Franco Di Santo​ y Diego Rodríguez, dos que volvieron del exterior; y los hermanos Ángel y Oscar Romero, quienes todavía permanecerán en Paraguay practicando por su cuenta mientras se decide cuándo pegarán la vuelta. Además, Alexis Castro retornará de México en los próximos días y también se sumará.

Racing, a todo ritmo

A las 15 se entrenó en Tita y aunque los trabajos estaban planificados, no pudo ser de la partida Martín Bressan. El preparador físico dio positivo de Covid-19 y tuvo que ser aislado con otros tres jugadores. Por la noche también se conoció el contagio del kinesiólogo Rosendo Regueiro.

Sebastián Beccacece distribuyó los grupos y cada uno de sus colaboradores ocupó una estación.

Otras perlitas

Luis Zubeldía dirigió la práctica de Lanús sobre un mangrullo y con un megáfono. Sand llegó de Corrientes.

Juan Manuel Azconzábal no pudo asistir a su primer entrenamiento en Unión porque está haciendo ¡su tercer aislamiento! Primero en Chile (dirigió a Antofagasta), después en La Plata (donde reside) y ahora en Santa Fe.

En Banfield los jugadores atravesaron una cabina sanitizante antes de ingresar a las canchas.

En Godoy Cruz dirigió su primera práctica Diego Martínez.

Mauricio Pellegrino hizo lo propio en Vélez y con Fernando Gago, quien se recupera de otra dura lesión.

Mirá también

FK

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados