Alerta por la presencia de otras dos mangas de langostas en el norteEconomía 

Alerta por la presencia de otras dos mangas de langostas en el norte


El Senasa confirmó la presencia de una manga en Chaco y otra en Formosa, mientras destacó los trabajos realizados para controlar la manga en Entre Ríos Crédito: Senasa

Mientras el trabajo conjunto entre el Senasa y los productores de la zona lograban controlar la manga de langostas en Entre Ríos, otras dos mangas fueron detectadas al norte del país, cerca de la triple frontera entre Argentina, Paraguay y Bolivia.

La primera de esas dos mangas había sido detectada el 20 de julio, gracias a los controles permanentes realizados por el Senasa. Según el último informe de este ente, esta manga se encuentra en el departamento chaqueño de General Güemes, cerca del Río Bermejo. La segunda fue avistada el lunes por un productor en la localidad formoseña de Ingeniero Juárez, a unos 60 kilómetros del límite con la provincia de Salta.

“Todas las versiones que tenemos, públicas y privadas, dicen que son mangas de arriba de 10, 15 kilómetros cuadrados”, dice Pablo Karnatz, especialista en langostas de las Confederaciones Rurales Argentinas (CRA). “Cuando yo vi una de 15, se me cayeron las medias. Más grande que eso es mucho”, asegura.

Los preparativos para la llegada de la plaga ya están en marcha en Santiago del Estero, donde está Karnatz, porque se espera que la langosta pase por ahí. “Entendemos que si el clima lo permite las langostas van a recorrer ciertos caminos, como vienen haciendo desde 2014”, explica Karnatz.

Según cuenta, antes de 2014 la langosta argentina estaba confinada en Catamarca y La Rioja. “Había un programa financiado por Senasa que, cada vez que la langosta se despertaba, le pegaba un palo. Se la mantenía a raya con controles terrestres. Cuando se decidió desfinanciar ese programa, empezamos con mangas más importantes en esa región”, comenta Karnatz.

Todas las versiones que tenemos, públicas y privadas, dicen que son mangas de arriba de 10, 15 kilómetros cuadrados

Pablo Karnatz, especialista en langostas

“Hoy la langosta está en todos lados, tiene triple nacionalidad y pasaporte de la Comunidad Europea”, bromea el especialista. Su tono jocoso es señal de un cambio en la actitud tensa que caracterizaba las conversaciones en torno a la plaga hace solo unas semanas, cuando la manga que bajaba por el litoral argentino se movía impredeciblemente.

En general, las mangas se mueven hasta 130 kilómetros por día y su trayecto natural, cuando ingresan desde la frontera con Paraguay, suele ser de norte a sur. Pero esta vez, cuando la manga llegó a esa última provincia, su comportamiento no fue el esperado.

“En Santa Fe, hizo 150 kilómetros en un día. Todos esperaban que esa manga se quedara en Santa Fe, pero cuando se aquietó un poco el viento norte, cruzó el Paraná en dirección noreste y fue a parar a Goya.Esa movida no la esperaba nadie, fue inédita“, cuenta Karnatz, que forma parte del Global Locust Initiative, una red internacional de especialistas con sede en la Universidad Estatal de Arizona (Estados Unidos) que se ocupa de investigar a la langosta y generar soluciones para su control.

Un respiro para Entre Ríos

Ese control parece haberse logrado en Entre Ríos, luego de varios días de fumigación y trabajo conjunto entre el sector público -representado por el Senasa y el gobierno provincial- y el privado, es decir, los productores. “Ahí se hizo un muy buen laburo. Si no trabajan todos ellos juntos, todo lo que vimos en los últimos cinco años fracasa”, comentó Karnatz al respecto.

“El objetivo principal era poder ‘romper’ la manga y que no se vuelva a formar, lo cual no ha ocurrido hasta el momento”, explicó el coordinador del Programa de Langostas y Tucuras del Senasa, Héctor Medina. “La plaga tiende a reagruparse por eso es fundamental continuar con las acciones de monitoreo y control”, agregó.

“Lo que queda es un residual muy chiquito: la manga está disgregada”, aseguró Martín Rapetti, consejero de la Federación de Asociaciones Rurales de Entre Ríos (Farer). “Los muchachos están enceguecidos, a garrotazos la quieren matar”, se río el referente y agregó que, hasta ayer, seguían las pulverizaciones con mochila.

ADEMÁS

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Articulos relacionados

Leave a Comment