Axel Kicillof acusó a Mauricio Macri de liderar un “industricidio” y dijo que “ningún sector está bien”Política 

Axel Kicillof acusó a Mauricio Macri de liderar un “industricidio” y dijo que “ningún sector está bien”


Axel Kicillof en Costa Salguero Fuente: LA NACION – Crédito: Hernán Zenteno

Lo primero que dijo
Axel Kicillof fue que no hablaría “de la crisis financiera ni de la coyuntura”, pero no por eso ahorró críticas a
Mauricio Macri y a
María Eugenia Vidal.

Ante industriales bonaerenses, el candidato a gobernador de la provincia por el
Frente de Todos acusó al Presidente de liderar un “industricidio” y a la gobernadora, su rival en las elecciones de octubre, de no haber hecho nada para evitarlo o para morigerar sus consecuencias.

“Estamos ante un plan de destrucción masiva de la industria, una política que ya se aplicó antes en la Argentina y por el que la industria está condenada, una tormenta perfecta que tiene como resultado el industricidio”, aseguró Kicillof ante unos 300 industriales reunidos reunidos en el Congreso Industrial Pyme de la Unión de Industriales de la Provincia de Buenos Aires (Uipba), que se terminó hoy en Costa Salguero. Kicillof no nombró a Macri. No hizo falta.


Axel Kicillof mostró gráficos sobre la situación de la industria Fuente: LA NACION – Crédito: Hernán Zenteno

El exministro de Economía de
Cristina Kirchner trazó ese diagnóstico después de explicar que la “tormenta perfecta” se desató por la combinación entre cuatro elementos “centrales” de la política macroeconómica que Cambiemos desplegó en los últimos cuatro años: el tarifazo, la devaluación, la apertura comercial “indiscriminada” y la tasa de interés “más alta del mundo”.

Además, en la misma línea, planteó que, a diferencia de lo que ocurría durante el último gobierno kirchnerista, en el que “algún sector de la industria podía tener dificultades”, hoy la situación de crisis es “generalizada”. “No conozco ningún sector de la economía que pueda decir hoy que le está yendo bien”, cuestionó el candidato.

Tras la descripción de cómo cada uno de los ingredientes de la “tormenta perfecta” impactó en la “crisis inédita” de la actividad industrial, en particular en territorio bonaerense, Kicillof apuntó contra Vidal, aunque también evitó mencionarla con nombre propio.


Axel Kicillof durante su presentación en Costa Salguero Fuente: LA NACION – Crédito: Hernán Zenteno

“En ninguna otra provincia hubo tanta inacción de un gobierno provincial”, disparó el candidato en alusión a Buenos Aires. “No se usó el Banco Provincia para enfrentar una situación crítica, no se ofrecieron tarifas diferenciales, no se usó ninguna herramienta para hacer frente a un plan macroeconómico muy nocivo para el sector industrial”, lanzó.

En todo momento, Kicillof evitó opinar sobre las últimas medidas de Macri, y en particular sobre las restricciones a la compra de dólares. “Voy a emitir cualquier consideración sobre variables de la coyuntura porque todo puede ser usado en mi contra. Voy a guardar un prudente silencio sobre la turbulencia actual para no contribuir a que la situación siga deteriorándose”, dijo no bien pisó el escenario de uno de los salones del pabellón uno de Costa Salguero.

Sin embargo, cuando promediaba su exposición y en medio de una explicación de que el Gobierno supo “desde un principio” cuál sería su plan económico, recordó: “La política macroeconómica que ejerció este gobierno se conoció el 16 de diciembre de 2015 cuando el entonces ministro de Economía, Alfonso Prat Gay anunció cómo desarmaban el… ¿cómo le dicen ahora? ‘paraguas cambiario’ anterior”, en obvia alusión al cepo decidido por Macri. Y disparó: “La política monetaria y cambiaria del Gobierno ha sido tremendamente errática”.Enseguida, en cuanto notó que se había salido del “guión de la prudencia”, intentó un contrapeso: “Pero no quiero ponerme polémico ni tampoco chicanero en este momento”, dijo.

El mismo auditorio que ayer había recibido a Vidal con aplausos en varios momentos de su exposición, e incluso escuchó a la gobernadora prometer una moratoria para el sector, se mostró frío aunque expectante con el candidato del Frente de Todos que hace casi un mes quedó a las puertas de alzarse con la gobernación tras ganar las PASO con 17 puntos de ventaja.

ADEMÁS

Articulos relacionados