Rodolfo Mederos volvió con “Generación Cero”: la traición como forma de compromiso musicalEspectáculos 

Rodolfo Mederos volvió con “Generación Cero”: la traición como forma de compromiso musical

El bandoneonista Rodolfo Mederos afirmó alguna vez que el músico, como un imperativo de su oficio, debe traicionar a público con la ofrenda de aquello que no espera, quizá por eso, a los 79 años, recuperó anoche el concepto de “Generación cero”, la formación que lideró en los ’70- para presentar nuevos temas que interpelan un tiempo estético diferente de aquel que desafió con la idea primigenia.

El comienzo fue de algún modo exasperante. Durante los veinte minutos previos al inicio del concierto se irradió en la sala una secuencia de sonidos diversos: clusters, un tren en movimiento, el sonido de un grillo, el repiqueteo de una máquina de escribir… una construcción que no era agradable al oído pero que advertía al público que lo que estaba por ocurrir respondía a un código de escucha inusual. Nadie más equivocado que quien esperaba las convenciones musicales de cuando Mederos sube al escenario con su trío o con el formato de la Orquesta Típica.

Sonido electrónico, música escrita (sin improvisación) y composiciones construidas sobre un leit motiv (melódico y rítmico), pero sin un despliegue horizontal en la partitura sino con patrones que eran atacados, sucesiva o simultáneamente, por los diferentes instrumentos para edificar un sonido de formas no establecidas.

Para el final irrumpió en escena una fila de bandoneones pero con el ánimo de volver al lenguaje inicial del concierto, que se prolongó durante una hora y media.

Si se trataba de traicionar la comodidad del público, habrá que señalar que la mayoría de la sala respondió con un cerrado aplauso, aunque una minoría –no significativa- abandonó la sala con las asperezas de una música que puede no ser fácil de digerir para el oyente desprevenido.

Luego, la interrogante sobre el impacto y la perseverancia de estas músicas en una época en donde las ofensas que esta novedad provocó en los ’70 desaparecieron, quedará en manos del tiempo.

Articulos relacionados