Alumni ganó eufórico el clásico, pero hay un factor que está por hacerle resignar la corona del Top 12Deportes 

Alumni ganó eufórico el clásico, pero hay un factor que está por hacerle resignar la corona del Top 12


Franco Battezzatti en acción; Alumni ganó un partidazo contra su clásico adversario Belgrano. Fuente: LA NACION – Crédito: Ricardo Pristupluk

Santiago Van der Gothe no necesita hablar para responder sobre las posibilidades de Alumni de avanzar a los playoffs. A unos metros, sus jugadores festejan exultantes con la hinchada. Un gesto cómplice es suficiente. “Matemáticamente hay chances, pero la realidad es que quedan dos partidos y los dos tienen que perder”, alude el entrenador, sonriente pero contrariado, a Newman y Pucará.

Quedan 10 puntos en juego en la etapa regular del Top 12 de la URBA. El campeón está a 7 unidades de la última plaza, que comparten aquellos dos. El épico triunfo como visitante en el clásico con Belgrano, conseguido sobre el final por 28 a 26 y jugando con un rugier menos durante medio partido, pareció un consuelo. Salvo un milagro, deberá entregar su corona.

Si hubiera que definir con una palabra la campaña de Alumni, “irregular” sería la más acertada. Sobre todo en la segunda mitad, cuando los equipos ya están asentados y se perfilan más claramente los favoritos. Lo más reciente muestra cuatro victorias y cinco derrotas. Su merma se explica principalmente en sus recursos humanos: mientras el plantel cerraba 2018 con 203 jugadores (el más numeroso de la URBA), ahora apenas supera los 160, y de ellos, unos 35 son juveniles que subieron este año.

En 2018, Alumni se consagró campeón en la primera, la intermedia y la preintermedia C y fue subcampeón en la preintermedia A. “Después de tanto, muchos se relajaron y se tomaron el año. Varios se fueron de viaje, por ejemplo”, explica Van der Gothe. A ojo, calcula unos 62 jugadores que dejaron.

También existen bajas por convocatorias, como las de Franco Sabato, Tomás Cubilla, Mariano Romanini y Santiago Montagner. “Son los menos”, responde Van der Gothe, con razón: el mayor problema de Alumni no está en los nombres visibles, sino en los que empujan detrás. Los entrenadores aseguran que el secreto para que el conjunto rojiblanco se subiera a lo más alto de la URBA estuvo en consolidar una base de 25 jugadores con nivel de primera. De esa forma, nunca se resintió el funcionamiento del equipo. Que no se sostuvo en esta temporada. “Este año empezamos con 15, nos costó el recambio y cada lesión fue terrible. En el sexto partido llevábamos 11 jugadores debutantes en la primera y habíamos usado 44. En todo 2018 usamos 40”, argumenta Van der Gothe.

Finalista en las últimas dos temporadas, Alumni se aferra a la matemática y algo más. No solo tiene que ganar, y con punto de bonus en lo posible, contra SIC (ya clasificado) y Regatas, sino también esperar que al menos dos de estos tres equipos pierdan todo lo que les queda: Pucará (jugará con CUBA y San Luis), Newman (CASI y CUBA) e Hindú (San Luis y SIC). “Vamos a luchar hasta el último segundo”, promete Máximo Provenzano. ¿Es posible? Sí. ¿Es probable? Poco.


Santiago Ambroa tomó el lugar del ausente capitán de Alumni, Tomás Passerotti. Fuente: LA NACION

Belgrano debe esperar

Fue de esos clásicos que quedan en la memoria. Tanto para el que gana como para el que pierde. La combinación de ingredientes le dio un sabor especial para Alumni: ganarle a su antiguo rival, como visitante, sobre el final y con un rugbier menos durante medio partido. Eso frente a Belgrano.

El campeón se adelantó a 17-3 gracias a un Luca Sábato endiablado, que anotó dos tries. Belgrano reaccionó con los forwards y cerró el primer tiempo abajo por la mínima diferencia. Sobre el cierre de esta etapa, Juan Pablo Federico expulsó a Guido Cambareri después de observar en la repetición por televisión que el primera línea le había dado un cachetazo a Matías Masera.

Era la oportunidad para el conjunto de la calle Virrey del Pino, pero nunca hizo valer el hombre de más. Alumni compensó con actitud y a los 37 minutos de la parte final consiguió el penal que le otorgó un triunfo inolvidable. Y que, de paso, le puso suspenso a la clasificación de Belgrano.

“Es un baño de humildad para nosotros. A veces uno quiere cenar el almuerzo. Son justos ganadores”, resumió un autocrítico Francisco Ferronato, el capitán del anfitrión.

La síntesis de Belgrano 26 vs. Alumni 28

  • Belgrano: Martín Arana; Juan Landó, Matías Masera, Fermín Martínez y Tobías Bernabé; Tomás Rosati e Ignacio Marino; Julián Rebussone, Joaquín De la Serna y Leandro Magneres; Tomás Gorrissen y Rodrigo Fernández Criado; Justo Durañona, Lisandro Dragui y Francisco Ferronato (capitán).
  • Entrenadores: Guillermo Tramezzani y Diego, Francisco y Luis Gradin.
  • Cambios: ST, 8 minutos, Adolfo Martínez por Magneres; 22, Juan Cruz Rodríguez Herrera por Marino, y 26, Pedro Bugiani por Arana.
  • Alumni: Tobías Wade; Rafael Desanto, Máximo Provenzano, Franco Battezzati (capitán) y Luca Sábato; Joaquín Díaz Luzzi y Santiago Ambroa; Mariano Romanini, Tobías Moyano e Ignacio Etchegoyen; Santiago Alduncin y Juan Patricio Anderson; Guido Cambareri
    R, Gaspar Baldunciel y Tomás Bivort.
  • Entrenadores: Nahuel Neyra y Santiago Van der Gothe.
  • Cambios: ST, 6 minutos, Sebastián Sosa por Alduncin, 11, Federico Lucca por Bivort, y 30, Ignacio Tagtachian por Anderson.
  • Primer tiempo: 3 minutos, penal de Rosati (B); 5, try de Sabato (A); 9, try de Desanto (A); 17, gol de Díaz Luzzi por try de Sabato (A); 24, try de J. Rebussone (B); 33, try de Ferronato (B), y 40m, penal de Rosati (B).
    Expulsados: 40, Cambareri (A), por agresión.
    Resultado parcial: Belgrano 16 vs. Alumni 17.
  • Segundo tiempo: 2 minutos, gol de Rosati por try de de la Serna (B); 3, try de Desanto (A); 9, penal de Díaz Luzzi (A); 14, penal de Rosati (B), y 37, penal de Díaz Luzzi (A). Resultado parcial: Belgrano 10 vs. Alumni 11.
  • Árbitro: Juan Pablo Federico.
  • Cancha: Belgrano.

ADEMÁS

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Articulos relacionados