Rogelio Frigerio y un mensaje a oficialistas y opositores: “Son tiempos para llevar calma y apostar al diálogo”Política 

Rogelio Frigerio y un mensaje a oficialistas y opositores: “Son tiempos para llevar calma y apostar al diálogo”

Después de otra semana muy agitada, en la que el dólar llegó a los $62 y el riesgo país superó los 2.500 puntos, el Gobierno se encolumnó detrás del presidente Mauricio Macri para pedirle prudencia al Frente de Todos. “Se viven tiempos difíciles. Son tiempos para llevar calma a los hogares, apostar al diálogo, construir acuerdos y para que los que tenemos responsabilidades como dirigentes políticos o funcionarios estemos a la altura de las circunstancias“, le dijo el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, a Clarín.

En sintonía con el pedido de Macri de responsabilidad y prudencia que tuvo como principal destinatario a Alberto Fernández, Frigerio sostuvo desde Mendoza que “no son momentos para repartir culpas ni para discursos altisonantes o agraviantes“.

Camino a las elecciones

Lo que tenés que saber hoy del oficialismo y la oposición.

De lunes a viernes

Recibir newsletter

El ministro viajó el viernes a Luján de Cuyo, para inaugurar obras de cloacas junto al gobernador y candidato a diputado nacional Alfredo Cornejo.

Mirá también

“La gente no quiere vernos pelear ni acusarnos mutuamente; nos quiere ver trabajando juntos y resolviendo los problemas que les quitan el sueño hoy por hoy a los argentinos”, remarcó en declaraciones a Clarín.

Después de una nueva reunión con los enviados del Fondo Monetario Internacional, y del anuncio del ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, de medidas económicas con el objetivo de “aliviar la carga financiera”, el dólar siguió subiendo y cerró la semana a $ 62,03.

Además, dos reconocidas calificadoras de riesgo declararon al país en default. Primero Standard & Poor’s, que sólo durante un día le asignó la categoría de “default selectivo”, y después Fitch, que la calificó en “default restrictivo”.

Mirá también

Antes, el Gobierno había dado a conocer otras medidas económicas con la premisa de intentar amortiguar el impacto de la devaluación, entre ellas quitarle el IVA a los alimentos de la canasta básica y el reintegro de Ganancias.

Alberto Fernández fue uno de los primeros en pronunciarse en contra y con él muchos gobernadores, 13 de los cuales presentaron una demanda ante la Corte. Frigerio justificó las decisiones del Gobierno al señalar que fueron “medidas de emergencia y por razones de urgencia no tuvieron tiempo de ser consensuadas con todo el arco opositor”.

“Si estas medidas que se tomaron para aliviar a la gente tienen finalmente un impacto tal en las finanzas que pongan en riesgo el cumplimiento de las obligaciones indelegables de las provincias y municipios, nos vamos a sentar con todos, como lo hemos hecho siempre, a tratar de encontrar una solución”, explicó el ministro.

Mirá también

Enfatizó además que las diferencias que puedan presentarse deben resolverse “siempre a través del diálogo y en una mesa de políticas de encuentro y de consenso”, pero insistió que las medidas “no tendrán un impacto fiscal importante”.

“Nosotros estamos siembre abiertos al diálogo. Lo mismo pasó con la devolución del 15% en materia de coparticipación que antes retenía la Anses: la mayoría de las provincias no hizo juicio cuando en el pasado les sacaron decenas de miles de millones de pesos, pero igualmente este Gobierno les devolvió esos fondos ni bien arrancó su mandato”, precisó.

También consideró que “este va a ser recordado como el gobierno que reconstruyó el federalismo. Fue el período en donde las provincias tuvieron más participación sobre el total de recursos federales, donde hubo más diálogo entre Nación, provincias y municipios. Y donde se terminó, esperemos que para siempre, el vínculo del látigo y la chequera”.

Mirá también

“Hoy las obras públicas y los programas de gobierno se hacen donde más se necesitan. No sólo donde gobierna alguien que forma parte de nuestro espacio político”, agregó.

Y destacó: “Ese diálogo, que existió siempre, esa responsabilidad y colaboración para lograr construir gobernabilidad y aprobar leyes vitales que encontramos casi siempre en la mayoría de los gobernadores, hoy hace más falta que nunca. Eso esperan de nosotros los argentinos, que trabajemos juntos, oficialismo y oposición, para llevarle tranquilidad a la gente, más allá de la campaña electoral y dejando de lado ambiciones personales o partidarias“.

Articulos relacionados