Víctimas y victimarios en el tenisDeportes 

Víctimas y victimarios en el tenis

A un año de pensar seriamente en su retiro, Renzo Olivo ganó el domingo el challenger de San Benedetto, su primer título en tres años. No tuvo tiempo para festejar tras batallar casi tres horas con el italiano Giannessi y de inmediato viajó más de 2.200 kilómetros a Tampere, donde debutó con un triunfo en dos horas y 45 minutos ante el ruso Gakhov y donde el miércoles perdió en apenas dos minutos más frente a Federico Coria. Es decir, enhebró ocho triunfos seguidos en diez días. Una muy buena cosecha. Pero tremendamente extenuante.

Mirá también

Sin embargo el rosarino -de la camada 92, la última importante para el tenis argentino- recibió desde el anonimato de las redes sociales un sinnúmero de amenazas tras su lógica eliminación en el challenger finlandés a manos de un jugador ubicado 87 puestos por arriba suyo en el ranking. Entonces, Olivo explotó. “Viernes, domingo (interclubes), lunes, miércoles, jueves, viernes, sábado, domingo, martes y hoy miércoles. Esos son todos los partidos que jugué estas 2 últimas semanas + viajes y partidos en 3 sets, para los que me están criticando… No saben el sobre esfuerzo inhumano que hice para competir hoy… Es muy fácil criticar y acusarme de apostador desde afuera”, escribió en un hilo de su cuenta de Twitter.

Mirá también

Su caso es el de muchos en el circuito. Hay decenas de jugadores sospechados de arreglar partidos. Y muchas varias decenas más que deben pagar por ellos. Mientras tanto, sólo unos pocos tenistas son multimillonarios. En el resto de la lista están los que viven del tenis. Y los que no. A estos les sobran las tentaciones.

Mirá también

JCh.

Articulos relacionados