Exposición Rural. Tras 25 años, volvieron las palomas mensajeras a la muestraEconomía 

Exposición Rural. Tras 25 años, volvieron las palomas mensajeras a la muestra


Hay 120 palomas mensajeras en la muestra

Luego de 25 años sin participar, este año la Federación Colombófila Argentina (FCA) volvió a
la Exposición Rural de Palermo.

Las 120 palomas llegaron ayer a la mañana al predio de La Rural y estarán en exposición hasta el cierre de la muestra. “Este año la Federación cambió de dirigencia y la nueva estaba interesada en fomentar más el deporte e hicieron el contacto con la Rural para exponer”, contó a
LA NACION Fabián Protsman, representante de la FCA.

El deporte con palomas mensajeras consiste en estimular a las aves y llevarlas cada vez a distancias más lejanas hasta que ellas aprenden a volver. El aprendizaje comienza a los tres meses de vida. “Nunca las mandamos a otro lado, ellas solo vuelven adonde nacen”, aclaró Protsman.

Sobre la exposición y el público, Protstam afirmó: “La verdad que nos sorprendió el interés de la gente por saber en qué consiste la paloma mensajera y cómo regresa a su casa. Estamos todos muy contentos de volver después de tantos años”.

En todo el país hay entre 2700 y 3000 palomares, y los aficionados de este deporte transportan a las palomas a determinadas distancias y cuando las sueltan ellas vuelven. Esa es la forma de competir. Las distancias van desde los 250 kilómetros hasta los 1000 o 1200 kilómetros. Las carreras más largas son desde Zapala, Neuquén, o desde Resistencia, Chaco, a Capital Federal.


Las palomas en la Rural. En todo el país hay entre 2700 y 3000 palomares

La suelta de palomas se realiza en un determinado horario, lo más temprano posible para que puedan volver antes del anochecer, aunque en las carreras largas los animales retornan al día siguiente. La primera paloma que llega es constatada por un reloj electrónico que tiene en el cuerpo.

Protsman aprovechó para explicar que las palomas mensajeras son diferentes a las comunes que se ven en los parques y plazas. “Antes había un mal concepto porque cuando veían a las mensajeras pensaban que eran como las palomas que están en la calle, que comen cualquier cosa”, dijo. El aficionado contó que la paloma mensajera tiene comida estricta, duerme adentro y están vacunadas. El tipo de semilla para alimentarlas varía de acuerdo a la época del año y depende de la distancia que corren si necesitan proteínas o grasas.

“Necesitamos difundir el deporte porque hay mucha gente mayor y el recambio generacional es muy lento”, concluyó Protsman.

ADEMÁS

Articulos relacionados