Un contrato para la Web: el pedido de su creador Tim Berners-Lee para gobiernos, empresas y ciudadanosTecnología 

Un contrato para la Web: el pedido de su creador Tim Berners-Lee para gobiernos, empresas y ciudadanos


El creador de la Web impulsa una propuesta de declaraciones universales para proteger el futuro de su creación con el compromiso de gobiernos, empresas y ciudadanos
23 de julio de 2019  • 12:36

En el aniversario de la World Wide Web
en marzo pasado,
su creador Tim Berners-Lee hizo una serie de reflexiones en una carta abierta, donde destaca tanto sobre las virtudes y los avances como de los peligros y delitos en el mundo conectado.

La iniciativa de Berners-Lee también pide una declaración universal que la proteja y defienda a los usuarios, y es por eso que anunció el contrato para la Web, una iniciativa que busca sumar el aporte de diversos actores para asegurar el futuro abierto de esta tecnología.

“Hace 30 años fue diseñada para unir a las personas y poner el conocimiento a libre disposición. Ahora, los gobiernos, las empresas y los ciudadanos de todo el mundo pueden ayudar a proteger la web abierta como un bien público y un derecho básico para todos y todas si se comprometen con los siguientes principios”, señala el sitio A contract for the Web, disponible en español.

Cuáles son los compromisos del contrato

La iniciativa está dividida en tres partes, enfocadas en los compromisos de los actores más destacados del documento: los gobiernos, las empresas y los ciudadanos. Este es el detalle, que está disponible en profundidad en
contractfortheweb.org/es/.

Los gobiernos se comprometen a:

  • Asegurarse de que todos y todas puedan conectarse a Internet: cualquier persona, sin importar quién sea o dónde viva, pueda participar activamente en línea.
  • Mantener todo Internet disponible, todo el tiempo: a nadie se le negará su derecho de acceso completo a Internet.
  • Respetar el derecho fundamental de las personas a la privacidad: todos y todas podrán usar Internet libremente, de forma segura y sin miedo.

Las empresas se comprometen a:

  • Hacer que Internet sea accesible y asequible para todos y todas: nadie quedará excluído del uso y el desarrollo de la web.
  • Respetar la privacidad y los datos personales de los consumidores: las personas deberán tener el control sobre sus vidas en línea.
  • Desarrollar tecnologías que apoyen lo mejor de la humanidad y desafíen lo peor: la web tiene que ser un bien público en donde prevalece el interés de las personas.

Los ciudadanos se comprometen a:

  • Ser creadores y colaboradores en la Web: ofrecer contenido rico y relevante para todos y todas.
  • Construir comunidades fuertes que respeten el discurso civil y la dignidad humana: los ciudadanos deberán sentirse seguros y bienvenidos en línea.
  • Luchar por la Web: para que permanezca abierta y disponible como un recurso público global, para las personas de todas partes, ahora y en el futuro.

ADEMÁS

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Articulos relacionados