Asesorado por Dick Morris, Espert ahora busca polarizar con LavagnaPolítica 

Asesorado por Dick Morris, Espert ahora busca polarizar con Lavagna

Dick Morris, el ideólogo de la campaña que llevó a Bill Clinton a la Casa Blanca, trabaja en la campaña de José Luis Espert y le sugirió que polarice con Roberto Lavagna para conseguir el tercer lugar en las primarias de agosto.

Morris estuvo anoche en Recoleta en la casa de Luis Rosales, el candidato a vicepresidente de Espert. El norteamericano es amigo del mendocino desde hace más de veinte años. Se conocieron por medio de Fernando y Antonio de la Rúa. El ex presidente había quedado fascinado con la idea de “marca país” que Rosales desarrolló en su maestría en la Fletcher School de Boston, una de las escuelas de diplomacia más prestigiosas del mundo. Y se lo presentó a Morris, que trabajó en la campaña del radical.

Entre vino y empanadas, Morris analizó que en la Argentina se da una polarización muy forzada entre Macri y Cristina porque los dos candidatos tienen una altísima imagen negativa, que ronda el 50 por ciento. Esos niveles, en cualquier otro contexto sin una anomalía como la llamada “grieta” que afecta a la política argentina, les impedirían ser candidatos a ambos. Pero por conveniencia mutua generaron un sistema cerrado que el norteamericano denomina como “globo” en el que no entra el oxígeno.

Dick Morris considera que la polarización argentina es una “anomalía” porque tanto Macri como Cristina tienen niveles de rechazo que rondan el 50 por ciento y sólo subsisten competitivos porque se complementan en un sistema “cerrado”. Cree que si un candidato nuevo como Espert “pincha” ese globo, se abriría una dinámica impensada.

Para pinchar el globo, según Morris, se necesita la irrupción de una fuerza nueva. El estadounidense le dijo a Espert que él puede ser el líder de esa fuerza nueva pero para eso tiene que superar a Lavagna en las PASO. Si Alberto Fernández y Cristina ganan por amplio margen en agosto, Morris le vaticinó a Espert que sus chances se acrecentarán en octubre ya que podría acaparar buena parte del voto antikirchnerista que está desencantado con Macri pero todavía no encontró una alternativa. En ese contexto encaja la percepción de Morris de que la recuperación de la competitividad de Macri es más que nada un fenómeno artificial.

Morris estuvo con encuestadores que le acreditan eso y que además le dicen que Espert no está lejos de Lavagna. Por eso el ex ministro de Economía será el blanco principal del candidato de Despertar en sus próximas apariciones.

También detectó que el fuerte de Espert se encuentra en sectores de la juventud que ven en el economista una figura de rebeldía y ruptura con el sistema. El hijo de Rodolfo Urtubey, por caso, no votará a su tío, que acompaña a Lavagna en la fórmula. Votará a Espert. Como tienen poco espacio en la televisión, buscarán explotar ese perfil de outsider de Espert en las redes sociales.

Bajan la candidatura de Castello y pierde fuerza el armado bonaerense de Espert

En la cena en Recoleta, en la que había periodistas, además de Carlos “El Doc” Rodríguez, del CEMA, estaba Guillermo Castelo, el candidato que Espert eligió para la provincia de Buenos Aires y que la Justicia electoral le volteó la semana pasada. Lo de Castello es el golpe más duro que recibió el equipo de Espert: es que si bien el economista es la figura del Frente Despertar, Castello les recorría la provincia y ahora todos los candidatos seccionales de la provincia están desilusionados.

En un último intento por mantener la candidatura de Castello, el Frente Despertar apelará este lunes el fallo del juez federal Adolfo Zuliu ante la Corte Suprema. Sin embargo, estiman pocas chances de éxito porque ven al Gobierno nacional y al de María Eugenia Vidal muy metido detrás de los fallos en contra.

“No tengo pruebas para acusar a la gobernadora Vidal pero si puedo decir que hay una gran movida para dejarnos afuera”, aseguró Castello este domingo al programa No va más por Radio Cultura.

Pese a trabajar en la estrategia de campaña de Clinton, Morris no es demócrata, sino más bien conservador. Tiene diálogo frecuente con Donald Trump: su padre era abogado del padre del presidente de Estados Unidos. Los dos hijos compartieron momentos en el Upper East Side de Manhattan.

El año pasado, Morris se ganó la ovación de los republicanos tras llevar al texano Ted Cruz a la victoria contra la promesa de los demócratas, Beto O’Rourke. El Kennedy de Texas perdió las elecciones rumbo al Senado junto a sus aspiraciones presidenciales. Eso se lo agradecen a Morris en el partido de Trump.

Como es amigo de Rosales, Morris sólo cobró los pasajes y los viáticos por su estadía en Argentina, que terminó hoy. Volverá después de las Paso a corroborar si su estrategia sirvió.

Copyright La Politica Online SA 2019.

Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas.

Articulos relacionados