Lionel Messi no fue a recibir la medalla del tercer puestoDeportes 

Lionel Messi no fue a recibir la medalla del tercer puesto

Luego del triunfo 2-1 ante Chile en un choque caliente y polémico, los jugadores de la Selección Argentina fueron volviendo uno a uno, ya con camperas puestas, al centro de la cancha.

Mirá también

Allí estaba armado el escenario para la premiación con medallas por haber obtenido el tercer puesto en la Copa América. Pero algo llamó la atención: Lionel Messi no estaba.

Sin Messi; el plantel posa con la medalla del tercer puesto. (Juano Tesone / enviado especial)

El delantero argentino, expulsado en el primer tiempo por una discutida decisión del juez paraguayo Mario Díaz de Vivar tras un cruce con Gary Medel, no apareció. No volvió a pisar el césped del Arena Corinthians de San Pablo. 

Mirá también

Newsletters Clarín

Mundo Messi | No le pierdas pisada al mejor jugador del planeta

Todas las semanas.

Recibir newsletter

Un detalle: Medel, el otro expulsado, sí estuvo en la fila de futbolistas chilenos que recibió la condecoración por haber finalizado en el cuarto puesto. 

La señal de Messi fue fuerte. Ya había quedado claro después de la discutida derrota ante Brasil: el capitán argentino cargó contra los árbitros, contra la ambigua utilización del VAR y también contra la Conmebol.

Después de esa dura eliminación, la AFA inició una serie de reclamos formales a la entidad sudamericana para chequear cómo manejaron la comunicación entre los árbitros y verificar si el VAR funcionó correctamente durante los 90 minutos. 

La bronca de Messi encontró en el duro partido ante Chile el episodio que echó más leña al fuego. Porque cuando el juez Díaz de Vivar le mostró la tarjeta roja a los 39 minutos del primer tiempo el rosarino no podía creerlo. Y nadie pudo comprender la decisión del juez, que optó por lo más sencillo y expulsó a ambos tras los empujones con Medel. 

Así llegó Messi al vestuario argentino Enojado, fastidioso. Razones suficientes para no volver al campo de juego ni siquiera para la premiación. Una señal que quedará latente para lo que viene.

Mirá también

Ahora el argentino recibirá una sanción por la roja, posiblemente de dos partidos, por lo que se perderá el arranque de las Eliminatorias en marzo. Más allá de eso, otra vez dejó sentada su postura.

Y en los vestuarios fue contundente: “Con una amarilla se solucionaba. No era roja para ninguno de los dos. La premiación me importaba poco. No tenemos que ser parte de esta corrupción, por eso no fui. Hicimos los dos mejores partidos del campeonato y no nos dejaron estar en la final. La corrupción, los árbitros y todo eso no permite que la gente disfrute del fútbol y del show”, disparó Leo. 

Articulos relacionados