Los nuevos documentos que aportó el contador Manzanares ya están en manos del juez BonadioPolítica 

Los nuevos documentos que aportó el contador Manzanares ya están en manos del juez Bonadio

Desde Río Gallegos, y en el marco de la causa de los cuadernos de las coimas, el ex contador de los Kirchner Víctor Manzanares envió a la fiscalía de Carlos Stornelli una importante cantidad de documentación que fue calificada de “respaldatoria de sus dichos” como imputado colaborador en la causa de los cuadernos de las coimas. En la información aportada -que ya está en manos del juez Claudio Bonadio- hay documentos sobre los hoteles familiares, adquisición de propiedades y actuaciones notariales. En los próximos días, Manzanares incluso ampliará su confesión.

Hace dos meses el ex contador de Cristina Kirchner regresó a su ciudad natal. Con tobillera electrónica y custodia permanente, se dedicó estas semanas a recabar información, documentos y papeles que den veracidad a sus dichos volcados en la indagatoria que brindó ante la fiscalía en carácter de imputado colaborador.

Mirá también

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

Tal como anticipó Clarín esta semana, y tras analizar los documentos aportados por Manzanares, Stornelli los incorporó como válidos a la causa y consideró que eran “respaldatorios de la información proporcionada en su declaración”. Estos papeles fueron remitidos al juzgado de Bonadio, quien procesó por lavado de dinero a Manzanares como parte de las operaciones comerciales realizadas por Daniel Muñoz-ex secretario privado de Néstor Kirchner-, por 70 millones de dólares.

El contador entregó papeles oficiales, privados, escrituras de compras de más de 44 propiedades, de empresas, contratos, mails que intercambió con sus ex jefes y socios. La documentación incluye actuaciones notariales y confirma las operaciones que admitió realizar como testaferro de Muñoz mayoritariamente en la capital santacruceña.

Mirá también

Entre decenas de negocios, el contador dijo que en 2009 Muñoz “tenía intenciones de desarrollar una usina para lavar dinero aprovechando la legislación de Tierra del Fuego (…) No recuerdo con precisión cuánto dinero se llegó a lavar, aproximadamente entre 5 y 7 millones de pesos durante el período en el que se desarrollaron estas operaciones”, contó. Se refirió a un restaurante y al rol de Carlos Cortez, con quien adquirió una cadena de farmacias con el mismo fin: blanquear el dinero que el secretario de Néstor Kirchner llevaba a Santa Cruz proveniente de las coimas recaudadas.

Manzanares también entregó contratos que demuestran cómo uno de los hoteles preferidos de Cristina Kirchner, llamado “Los Sauces-Casa Patagónica” fue alquilado a un contratista del Estado por un precio exorbitante para el mercado. El hotel no alcanzaba a llenarse de huéspedes jamás.

Esto había sido explicado en su confesión. “Los principales factores de apalancamiento financiero en el incremento patrimonial de la familia Kirchner durante la década en la que desarrollaron su actividad económica.

Mirá también

La documentación se encuentra en el juzgado de Bonadio, y en no será la única que aporte el contador. Los abogados defensores de Manzanares se encuentran en Río Gallegos y la próxima semana traerían más documentos a Buenos Aires.

Según pudo saber Clarin de fuentes judiciales, Manzanares solicitará ampliar su declaración como imputado colaborador en la causa de los cuadernos, algo que podría concretarse la próxima semana.

Articulos relacionados