El ginecólogo pro vida condenado por no realizar un aborto va como diputado nacional por Buenos AiresPolítica 

El ginecólogo pro vida condenado por no realizar un aborto va como diputado nacional por Buenos Aires

El ginecólogo Leandro Rodríguez Lastra, condenado por la Justicia de Río Negro por negarse a practicar un aborto no punible en un hospital de Cipolletti, forma parte de la lista de candidatos a diputado del partido Demócrata Cristiano en la ciudad de Buenos Aires.

El médico figura en la tercera posición precedido por Carlos Gabriel Ballerini y María de los Angeles Mainardi. El partido anunció la participación del ginecólogo en su cuenta de Twitter. “#CiudadCelesteXLaVidaYLaFlia Lista De Candidatos de la lista CELESTE en CABA”, publicaron en la red social.

Mirá también

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

El 21 de mayo pasado el juez Alvaro Meynet encontró responsable a Rodríguez Lastra de incumplimiento de los deberes de funcionario público al haberse rehusado en 2017 a realizar un aborto no punible de una joven que había sido violada por un familiar. La sentencia no tiene antecedentes en la Justicia argentina.

“Los contactos con la Democracia Cristiana comenzaron mucho antes que el juicio. Fue cuando ellos vinieron a Neuquén a difundir su posición, en ese momento se acercaron a mí y comenzamos un diálogo”, explica a Clarín el médico.

“Postularme me brinda una oportunidad. Una situación adversa me dio la posibilidad de ayudar desde otro lugar. Confío en que si llego al Congreso podré trabajar en nuevas leyes que ayuden en esta temática y que tomen en cuenta a otros médicos que han estado en situaciones similares”, agregó.

“La gente que integra la lista está identificada con la consigna pro vida por lo que me interesó”, señaló.

Mirá también

El 11 y 12 de julio se llevará a cabo el juicio de cesura en Cipolletti donde el juez Meynet le comunicará la pena que le corresponde al médico. Existe la probabilidad de que Rodríguez Lastra sea condenado a dos años de prisión -por lo que no cumplirá reclusión efectiva- y reciba una inhabilitación para ejercer sus funciones durante 4 años.

Sin embargo, esto no afectará su postulación a diputado nacional puesto que para afectar su iniciativa la sentencia debe estar firme. De inmediato se iniciará el proceso de impugnaciones por parte de la defensa, según adelantaron sus abogados a este diario.

“En principio no sabemos cuál pueda ser el alcance de una inhabilitación, puede ser para cargos en hospitales públicos pero que no afecte su actividad privada. En segundo término la sentencia tiene que estar firme y este es un caso que va a llegar a la Corte Suprema de Justicia. Todo esto va a llevar dos o tres años o más, tal vez él ya haya terminado su período para entonces”, detalla el abogado Damian Torres a cargo de la defensa del médico. “Nosotros vamos a luchar por la sentencia de culpabilidad más allá de la pena, vamos a seguir trabajando para que se reconozca que mi cliente es inocente”, recalcó el profesional.

En el caso de que la pena quede finalmente establecida durante su actividad como diputado, Rodríguez Lastra, estará protegido ante la ley por sus fueros como legislador.

El médico cuenta que ha recibido numerosas muestras de adhesión en los últimos tiempos y que la campaña política propiamente dicha comenzará la semana próxima. El ginecólogo se encuentra bajo licencia en el hospital de Cipolletti. Algunos grupos pro aborto lo han criticado porque ha aparecido en medios y reuniones en distintos puntos del país desde que fue declarado culpable en Río Negro y tomó permiso médico en la institución.

Mirá también

El 2 de abril de 2017 una joven fue derivada al hospital de Pedro Moguillansky de Cipolletti desde Fernández Oro con un cuadro de fiebre, dolor abdominal, taquicardia y señales de infección. Al ser atendida por Rodríguez Lastra, jefe del servicio de Ginecología, la paciente le explicó que estaba embarazada y había ingerido un fármaco para provocarse un aborto.

A pesar de que la mujer demandó que le interrumpieran el embarazo, el médico determinó que con 22 semanas de gestación podía resultar peligroso para la paciente y el prematuro. Rodríguez Lastra ordenó que fuera internada y el parto fue inducido al término de las 35 semanas. 

Articulos relacionados