Empresas tecnológicas de EE.UU. planean retirar su producción de ChinaEconomía 

Empresas tecnológicas de EE.UU. planean retirar su producción de China

A pesar del freno a la guerra comercial que acordado este fin de semana durante la cumbre del G-20, empresas tecnológicas de Estados Unidos decidieron retirar su producción de China y llevarla a otros territorios. Entre ellas se encuentran Apple, Microsoft y Amazon.

Hace unos días, el presidente estadounidense, Donald Trump, se reunió con su par chino, Xi Jinping, para negociar una serie de medidas que apuntan a establecer una tregua a la guerra comercial. Entre otras cosas, China se comprometió a aliviar o retirar las restricciones a las inversiones extranjeras en nuevos sectores, mientras que Estados Unidos acordó no aplicar nuevos aranceles a productos de ese país, aunque no levantó la prohibición para que sus empresas le vendan a la empresa Huawei. Sólo permitió el ingreso de chips de la compañía china al país.

Sin embargo, importantes compañías de tecnología de los Estados Unidos planean cambiar la producción de productos sustanciales fuera de China, según informó el diario japonés Nikkei.

HP Inc y Dell Technollogies, dedicadas a la fabricación de computadoras, planean reasignar hasta el 30% de su producción de portátiles fuera del territorio chino, mientras que Microsoft Corp, Alphabet Inc (de Google), Amazon.com Inc, Sony Corp y Nintendo Co Ltd también están tratando de cambiar la fabricación de algunos de sus productos fuera del país asiático.

Las negociaciones pusieron paños fríos a una situación de extrema tensión entre las dos potencias mundiales y reactiva un intercambio bilateral que estaba estancado, pero no parece probable que las compañías alteren sus planes de mudar parte de su producción fuera de China, plantearon analistas de negocios.

“En junio pasado, Apple Inc solicitó a sus principales proveedores que evaluaran el impacto en los costos por trasladar el 15% -30% de su capacidad de producción de China al sudeste asiático mientras se prepara para una reestructuración de su cadena de suministros”, informó el diario Nikkei.

Articulos relacionados