Las semifinalistas del Mundial: cómo es el fútbol femenino en Estados Unidos, Inglaterra, Holanda y SueciaDeportes 

Las semifinalistas del Mundial: cómo es el fútbol femenino en Estados Unidos, Inglaterra, Holanda y Suecia

El Mundial de Francia entró en su recta final. Atrás quedó el empate agónico de Argentina con Escocia y aquel grito de Florencia Bonsegundo que llevó el rating de la TV Pública al histórico 7,7 para el fútbol femenino argentino. Los cuatro equipos que llegaron a las semifinales, en mayor o en menor medida, tienen un recorrido internacional distinto al de la Selección Nacional.

Frente a frente. Presentación de la semifinal del Mundial femenino de fútbol Francia 2019 entre Inglaterra y Estados Unidos. (AFP)

Newsletters Clarín

Mundo Messi | No le pierdas pisada al mejor jugador del planeta

Todas las semanas.

Recibir newsletter

Estados Unidos es el gran dominador, aunque Inglaterra, su rival de este martes a las 16, apoyó la liga local en los últimos años hasta llevarla a la profesionalización.

Suecia, en tanto, apostó por el fútbol hace tres décadas y por su torneo pasaron algunas de las mejores jugadoras del mundo, mientras que Holanda, su rival de mañana, tiene menor desarrollo, pero cuenta entre sus pergaminos el de haber sido el último campeón de Europa.

Frente a frente. Presentación de la semifinal del Mundial femenino de fútbol Francia 2019 entre Suecia y Holanda. (AFP)

Estados Unidos: desarrollo y poder

Las número 1 del ranking. Estados Unidos es el vigente campeón y la mejor Selección, según la FIFA. (Foto: EFE/EPA/CHRISTOPHE PETIT TESSON)

Aquel título logrado en China hace 28 años, en la primera edición del Mundial de la FIFA, impulsó al fútbol en Estados Unidos. Las chicas comenzaron a practicarlo en la calle, en las escuelas y en las universidades: querían ser como aquellas campeonas del mundo que habían visto por TV

El envión fue también apoyado por las instituciones gracias a una ley federal (Title IX), sancionada en 1972, que obliga a las universidades a dar las mismas condiciones al deporte masculino y al femenino, impidiendo la discriminación por cuestiones de género. Además, implica que las disciplinas femeninas cuenten con igual presupuesto, instalaciones, medios y número de becas deportivas que las ramas masculinas.

La Selección estadounidense dio rápidamente sus frutos (repitieron el título en 1999 y 2015, fueron subcampeonas en 2011 y terceras en 1995, 2003 y 2007), pero el desarrollo del torneo femenino en ese país no fue tan sencillo. La falta de patrocinadores provocó que la Women’s Professional Soccer comenzara a jugarse en 2009 y se disolviera en 2011.

El retorno del torneo se produjo recién en 2013, cuando surgió la National Women’s Soccer League (NWSL), una liga de referencia en el mundo, que ahora nuclea a grandes figuras de todo el planeta, como la goleadora australiana Sam Kerr, además de a las 23 convocadas por la entrenadora Jill Ellis a la cita en Francia. 

Mirá también

Inglaterra: una liga ordenada

Número 3 del ranking de la FIFA. Inglaterra dominó el grupo de Argentina y superó a Noruega para acceder a semifinales. (Foto: EFE/ Srdjan Suki)

Si bien la Football League -en la temporada 1888/89- fue la primera liga nacional de fútbol que se jugó en el mundo, a las mujeres les costó más de 100 años establecer su primer torneo. En 1991, se fundó la FA Women’s Premier League, un campeonato amateur, y no fue hasta 2011 cuando la Asociación Inglesa de Fútbol instauró una liga semiprofesional cerrada de ocho equipos.

En la temporada pasada se reestructuró y se profesionalizó complementamente. Entonces, se aumentó a 11 el número de clubes, que aplican a una licencia profesional que los obliga, entre otras cosas, a contar con un equipo juvenil y patrocinios, y a demostrar su sustentabilidad económica para saldar salarios. Desde este año, Barclays auspicia tanto a la Women’s Super League como a la Premier League masculina.

Ese avance en la liga se debió en gran parte a las actuaciones de la Selección, que en Francia, tras superar 3-0 a Noruega, avanzó por tercera vez consecutiva a las semifinales de un torneo internacional. Repitió lo logrado en el Mundial 2015, cuando venció a Alemania y quedó tercera, su mejor posición histórica. Y el otro campeonato en el que quedó entre las mejores fue la Eurocopa de 2017, cuando perdió en semis con Holanda, luego campeón.

Mirá también

Holanda: la fortaleza de una generación

Holanda llegó a semifinales tras eliminar a Italia. (Foto: REUTERS/Yves Herman)

El seleccionado holandés tiene la liga menos desarrollada de los cuatro semifinalistas. Sin embargo, reúne a muy buenas futbolistas, entre las que se destaca Lieke Martens. Hace dos años, Holanda se convirtió por primera vez en campeón de una Eurocopa y de aquel equipo sólo hubo dos nombres diferentes en la alineación de su partido mundialista más reciente, con Dominique Bloodworth y Merel van Dongen jugando en lugar de Stefanie Van der Gragt y Kika Van Es.

En el ámbito local, el torneo femenino tuvo varias interrupciones. La primera edición de la Eredivisie Vrouwen fue en 2007, pero sólo duró cinco temporadas. Fue entonces cuando se intentó una liga mixta con equipos de Bélgica, llamada Liga BeNe. Pero el proyecto no funcionó, se disolvió y en 2015 fue reestablecida la liga holandesa, que cuenta con nueve equipos: PSV, FC Twente, Ajax, ADO La Haya, PEC Zwolle, vv Alkmaar, SC Heerenveen, Excelsior Barendrecht y Achilles ’29.

La Eredivisie Vrouwen fue la base de aquel primer título europeo: 22 de las 23 campeonas habían jugado o jugaban en la liga holandesa en 2017. Además, según informa la federación holandesa en su web, el torneo “ha asegurado que haya mejores instalaciones y oportunidades de desarrollo para las jugadores en el nivel más alto de clubes en Holanda”. 

Mirá también

Suecia: experiencia y profesionalismo

Suecia tuvo una de las ligas más desarrolladas a finales del siglo XX. (Foto: EFE/EPA/EDDY LEMAISTRE)

Históricamente, Suecia contó con una de las mejores ligas del mundo, esa que las mujeres que sentían la opresión del machismo en sus países elegían para desarrollarse como futbolistas. Así, por ejemplo, llegó la brasileña Marta en 2004 al Umeå IK y luego estuvo en Tyreso y Rosengard.

La primera liga femenina se creó en 1973, aunque fue en 1988 cuando se fundó la actual Damallsvenskan. Creció en paralelo con la Bundesliga femenina, por lo que rápidamente Alemania y Suecia desarrollaron los mejores torneos de fútbol para las mujeres.

Eso quedó evidenciado en el inicio de la Champions League femenina, en 2001: Umea I. K. fue segundo en la primera edición y ganó las siguientes dos. Claro que el dominio de alemanes y suecos lo terminó el Olympique de Lyon la década pasada, cuando inyectó euros en la disciplina.

A nivel Selección, Suecia es la de menor ranking de las semifinalistas (9°, según la FIFA) pero tiene una nutrida experiencia en Mundiales. El equipo escandinavo fue semifinalista en 1991 (3°), 2003 (2°) y 2011 (3°), pero nunca pudo levantar la Copa del Mundo, racha que sueña con terminar en Francia.

Mirá también

HS

Articulos relacionados