El PJ alternativo suma como fuerza más que sus candidatosPolítica 

El PJ alternativo suma como fuerza más que sus candidatos


La foto fundacional de Alternativa Federal, en septiembre Fuente: Archivo

Los votos de Alternativa Federal se diluyen cuando sus dirigentes se miden por separado

Cuando faltan menos de dos meses para el crucial cierre de listas, además de la polarización creciente, las encuestas muestran otro fenómeno: la intención de voto que hoy cosecha el peronismo no kirchnerista como espacio se diluye cuando se mide a sus dirigentes y precandidatos a presidente por separado.

En las últimas mediciones difundidas por consultoras privadas, Alternativa Federal cosecha entre 20 y 30 puntos, mientras que sus precandidatos ya lanzados, Sergio Massa y Juan Manuel Urtubey, apenas superan entre los 10 y los 15. Las encuestas incluyen con una proyección similar a Roberto Lavagna, pese a que el exministro no oficializó su decisión de competir ni confirmó si pretende hacerlo como parte de Alternativa Federal. Massa, Urtubey y Lavagna fueron los primeros dirigentes opositores consultados por el Gobierno para avanzar en un acuerdo de estabilidad.

En el último relevamiento de Synopsis, de abril, Alternativa Federal aparece con una intención de voto agregada de 23,4 por ciento, mientras que, medidos individualmente, Lavagna cosecha 16,5 puntos; Massa, 10,7, y Urtubey, 7,9.

Para Federico González y Asociados, en un eventual escenario de primera vuelta, Alternativa Federal aparece en tercer lugar, con 28 puntos de intención de voto. ¿Y sus candidatos? Massa retiene el 19%, y Lavagna, el 16% de ese total.

¿Cómo se explica el fenómeno? ¿Por qué ni Lavagna ni Massa ni Urtubey logran retener ese caudal? La primera razón es adjudicable a cualquier frente que reúna a más de un precandidato. Es esperable y lógico que antes de una elección o después de una primaria el ganador no logre retener todos y cada uno de los votos de sus adversarios internos. De hecho, la medida en que pueda hacerlo es el principal desafío que enfrentan quienes recurren a una interna para ordenar su oferta electoral.

Sirve como ejemplo lo que ocurre en Santa Fe, donde Omar Perotti ganó la primaria del peronismo y ahora debe hacer campaña para conquistar los votos, o buena parte de ellos al menos, que obtuvo su rival interna, María Eugenia Bielsa.

Hay otros motivos, vinculados más específicamente a Alternativa Federal y a su historia. “El principal problema [del espacio] es que le falta identidad, le falta definir qué es y qué no es”, opinó Lucas Romero, director de Synopsis, ante la consulta de
LA NACION.

El consultor vinculó esa carencia con que el espacio nunca se presentó como tal ante el electorado, pero sobre todo con lo que llamó los “posicionamientos disímiles” de sus integrantes frente a temas cruciales, como el vínculo con Cristina Kirchner.

En este punto también se detuvo Federico González. “Se supone que son un espacio que no está ni con Macri ni con Cristina, pero ni siquiera eso está claro”, planteó el analista. Y avanzó: “Massa se muestra muy ambiguo respecto de Cristina, mientras que Urtubey es el único que con claridad dice ‘con Cristina no'”.

A la confusión suma el posicionamiento de Lavagna, coincidieron los consultores. El hecho de que el exministro no haya siquiera confirmado si piensa competir, aunque sus señales y últimos movimientos vayan en ese sentido, aporta a la falta de claridad e impacta en los números. “Lavagna contribuye a desdibujar el espacio; no se sabe si va a competir, no se sabe si está adentro o no. Lo único que se sabe es que no acepta unas PASO, lo que confunde todavía más”, evaluó González.

Ricardo Rouvier coincidió con la mirada general de sus colegas. “El espacio del peronismo no kirchnerista es más amplio que sus candidatos, es una oferta política que no termina de formalizarse”, consideró. Hacia adelante, el sociólogo advirtió que el potencial de crecimiento de Alternativa Federal “está bloqueado por sus indefiniciones”.

Desde su lanzamiento, sus “fundadores” se mostron juntos un puñado de veces.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Articulos relacionados