River juega bien y viene de golear, pero a Gallardo le van a faltar delanterosDeportes 

River juega bien y viene de golear, pero a Gallardo le van a faltar delanteros

River pasa un enorme momento futbolístico. Muestra un gran funcionamiento adentro de la cancha. Y es muy contundente. Basta con repasar de nuevo el encuentro ante Aldosivi. Pero en lo inmediato, Marcelo Gallardo deberá sortear un nuevo obstáculo. El plantel viene teniendo bajas en el ataque y luego del encuentro contra Inter de Porto Alegre, mañana en el Monumental, se quedará con dos delanteros disponibles para jugar de los cinco que tiene.

Mirá también

Esos dos atacantes son Lucas Pratto y Rafael Santos Borré. Mientras, Ignacio Scocco fue a Barcelona para hacer una interconsulta médica con el doctor Carles Pedret, especialista en músculos y tendones. Si bien la lesión de Nacho en el gemelo derecho no es grave, recién volvería a jugar luego del receso.

Mirá también

Por su parte, Matías Suárez padece un esguince acromio-clavicular izquierdo y está trabajando para intentar llegar a las finales de la Recopa Sudamericana, el 22 y 29 de este mes. Y, por último, Julián Alvarez se irá a jugar con la Selección Sub-20 el Mundial de la categoría en Polonia.

Mirá también

Si el juvenil ya hubiese tenido que ir al predio de Ezeiza, River se hubiera quedado solo con Pratto para el encuentro ante Inter. Es que Borré está suspendido, dado que fue expulsado frente a Palestino de Chile la jornada anterior de la fase de grupos de la Copa Libertadores. Pero Alvarez se sumará definitivamente al Sub-20 (junto a Santiago Sosa y Cristian Ferreira, los otros dos convocados de River) entre el miércoles y el jueves. Entonces, es muy posible que sea titular mañana ante los brasileños.

Mirá también

Esta situación, de todos modos, Gallardo ya la vivió. Y nada menos que en la decisiva final de la Copa Libertadores ante Boca. Es que Borré estaba suspendido, Scocco lesionado y Alvarez tenía un puñadito de partidos en Primera. El Muñeco no se desesperó y se las arregló. Armó un mediocampo con cinco volantes, con Nacho Fernández y Gonzalo Martínez más adelantados. Es cierto que River no tuvo un buen funcionamiento en el primer tiempo en el Santiago Bernabéu y que todo cambió a partir del ingreso de Juan Fernando Quintero. Y luego sumó a Alvarez en el tiempo suplementario para acompañar a Pratto. En síntesis, Gallardo se las arregló y River festejó.

Articulos relacionados