Prebendarios y lloronesEconomía 

Prebendarios y llorones

“Se condena al exitoso. Necesitamos renovar la sangre de nuestro empresariado. Que generen valor social sin formar carteles, vivir de subsidios o prebendas.” La frase fue pronunciada por Mario Quintana, ex CEO de Farmacity, y data de la época en que era vicejefe de Gabinete. El entonces funcionario reflejaba una línea conductora en el macrismo. Es la concepción de reducción de subsidios, libre competencia, apertura y que se arreglen como puedan. Esa visión tuvo una variante en quien era el ministro de Producción, Francisco Cabrera, con la canchereada de llamar “llorones” a los industriales que reclamaban políticas de fomento a la producción. La empresa Arcor acusó este fin de semana las consecuencias del combo de caída del consumo, aumento de costos e importaciones sin límites y cerró dos plantas de producción. La empresa señaló que lleva tres años de balances negativos, cuando fue un modelo de empresa nacional. Ni llorones, ni prebendarios.

Articulos relacionados